El Índice de Precios de los alimentos básicos de la FAO cortó en junio su racha alcista

El índice de precios de los alimentos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) registró un promedio de 173 puntos en junio de 2019, un ligero 0,3 % por debajo de su nivel de mayo y muy cerca de su nivel en junio de 2018.

La caída de los precios de los productos lácteos y los aceites vegetales contrarrestó con creces los aumentos de los precios de los cereales, el azúcar y la carne, poniendo fin a casi cinco meses de incremento ininterrumpido del valor total del índice de precios de los alimentos de la FAO.

Cereales

El índice de precios de los cereales se situó en un promedio de 173,2 puntos en junio, un 6,7 % (casi 11 puntos) más que en mayo y un 3,8 % más que en junio de 2018.

El aumento más reciente se debió a una fuerte subida de las cotizaciones del maíz para la exportación, por tercer mes consecutivo, principalmente a causa de las expectativas en torno a una oferta de exportación mucho más escasa en Estados Unidos, el mayor productor y exportador de maíz del mundo.

Por su parte, los precios internacionales del trigo repuntaron, tras dos meses consecutivos de descenso, debido, por un lado, a la incertidumbre sobre la producción, al tiempo que los efectos derivados de los valores más elevados del maíz también contribuyeron al incremento.

Por el contrario, los precios internacionales del arroz se mantuvieron estables de nuevo en junio, ya que el escaso interés de compra de arroz de las variedades Índica  (largo) y Japónica (redondo) contrarrestó la presión al alza ejercida por una nueva apreciación del Baht tailandés y la fuerte demanda de arroz Basmati.

Aceite vegetales

El índice de precios de los aceites vegetales registró un promedio de 125,5 puntos en junio, lo que supone un descenso intermensual de 2 puntos (o el 1,6 %) y constituye su valor más bajo desde diciembre de 2018.

La disminución más reciente obedece principalmente al debilitamiento de los precios de los aceites de palma y de soja, mientras que los valores de los aceites de girasol y de colza experimentaron un aumento marginal.

Las cotizaciones internacionales del aceite de palma siguieron bajando, debido tanto a la atonía de la demanda mundial de importaciones, como a las perspectivas de crecimiento estacional de la producción en los principales países exportadores.

Los precios del aceite de soja cayeron ligeramente, a causa de las flojas perspectivas para las exportaciones, unidas a las expectativas de amplios suministros a nivel mundial.

Por el contrario, las cotizaciones de los aceites de girasol y de colza aumentaron, debido a la prolongada solidez de la demanda de importación y a la renovada inquietud por las condiciones de cultivo desfavorables en los principales países productores, respectivamente.

Productos lácteos

El índice de precios de los productos lácteos  se situó en junio en un promedio de 199,2 puntos, es decir, 26,9 puntos (o un 11,9 %) menos que en mayo, lo que representa el primer descenso en cinco meses. Pese a  todo está todavía un 9,4 % por encima de su nivel al comienzo del año.

En junio, disminuyeron las cotizaciones en las cuatro categorías de productos lácteos que constituyen el índice; los quesos y la mantequilla fueron las categorías que registraron las caídas más pronunciadas. La debilidad de los precios en junio se debió al incremento de las disponibilidades exportables y la frágil demanda de importaciones.

Carnes

El índice de precios de la carne registró, por su parte, un promedio de 176,0 puntos en junio, es decir, un aumento de 2,6 puntos (un 1,5 %) respecto de su valor revisado de mayo, con lo que se mantuvieron los incrementos intermensuales moderados de los precios observados durante los últimos cinco meses.

En junio, aumentaron las cotizaciones de la carne de ovino, porcino y aves de corral, debido a la fuerte demanda de importaciones, especialmente en Asia oriental, ya que la propagación de la peste porcina africana (PPA) siguió limitando la producción nacional.

Si bien la demanda mundial de importaciones de carne de bovino también fue sólida, los precios se mantuvieron estables debido al aumento de las disponibilidades exportables desde Oceanía.

Azúcar

Por último, el índice de precios del azúcar se situó en un promedio de 183,3 puntos en junio, esto es, 7,4 puntos (un 4,2 %) más que en mayo.

Los precios internacionales del azúcar se vieron influenciados en buena medida por los movimientos de la moneda brasileña (el real), que se reforzó frente al dólar de los EE.UU.

Un real brasileño más fuerte sostiene los precios del azúcar al afectar a la oferta de azúcar brasileño en el mercado mundial, dado que los productores prefieren transformar la caña de azúcar en etanol para la venta local, en vez de exportar azúcar y recibir un precio más bajo.

Los informes relativos al descenso de las exportaciones procedentes de la Unión Europea también empujaron al alza los precios mundiales del azúcar.

Menos maíz

La FAO publicó un nuevo avance de Perspectivas de la Producción y Mercado de Cereales. El pronóstico sobre la producción mundial de cereales en 2019 se sitúa en 2 685 millones de toneladas, prácticamente sin variaciones desde el informe anterior, de junio, y apunta a un aumento del 1,2 % en comparación con 2018.

La mayor parte del crecimiento interanual se atribuye al incremento de la producción de trigo, prevista actualmente en casi 771 Mt, un 5,6 % por encima del nivel del año pasado.

El pronóstico más reciente sobre la producción mundial de trigo incluye una revisión al alza en la India, donde se prevé que los rendimientos excepcionales esperados harán que la producción alcance un máximo histórico.

Por el contrario, el pronóstico de la FAO relativo a la producción mundial de cereales secundarios en 2019, que asciende a 1.398 Mt, es ligeramente inferior al de 2018, ya que se prevé que la reducción de la producción mundial de maíz contrarrestará con creces el aumento de la producción de cebada.

Según las previsiones, la mayor parte de la disminución de la producción de maíz tendrá lugar en Estados Unidos, donde una primavera anormalmente húmeda retrasó las siembras y se estima que ocasionará una reducción de los rendimientos.

Las perspectivas de disminución de las cosechas en China y en África Oriental y Austral han mermado aún más la producción total de maíz, contrarrestando con creces una probable recuperación en Argentina.

La previsión de la FAO sobre la producción mundial de arroz (en equivalente de arroz elaborado) se sitúa en 516 Mt, casi sin cambios desde junio y cerca del elevado nivel registrado el año pasado.

Es probable que la disminución interanual de la producción prevista en China, el Brasil y los Estados Unidos de América se vea compensada por la expansión en la India y Tailandia.

Utilización de grano

El pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2019/20 aumentó ligeramente desde junio y, actualmente, se calcula que la utilización superará los 2.708 Mt, un 1,0 % más que en 2018/19.

La previsión correspondiente a la utilización total de trigo se sitúa en 758 Mt, es decir, un 1,5 % más que en 2018/19. El crecimiento previsto se debe mayormente al incremento del uso como alimento.

Por el contrario, el crecimiento interanual del consumo total de cereales secundarios sufre un nuevo recorte, situándose en el 0,6 % tan solo, tras la revisión a la baja de la utilización total de maíz en varios países, en particular en el Brasil y México, realizada este mes.

La utilización mundial de arroz en 2019/20 se cifra en 518 Mt, un 1,4 % más que en 2018/19, y su consumo como alimento en Asia y África representará la mayor parte de la expansión anticipada.

Reservas/Stocks

El pronóstico relativo a las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas que finalizarán el 30 de junio de 2020, se ha reducido ligeramente desde junio hasta 828 Mt, unos 27 millones  o un 3,2 %, por debajo del nivel de apertura.

La mayor parte de la disminución está causada por el maíz. Se prevé que las reservas totales de cereales secundarios disminuyan un 9,1 %, hasta 371 Mt, en 2019/20. En particular, se estima que las existencias de maíz caerán hasta unos 311 millones, es decir, un 12,4 % (44 Mt) por debajo de su nivel de apertura, concentrándose la mayor parte de esta reducción en China y  Estados Unidos.

Sin embargo, las reservas mundiales de trigo aumentarán en un 4,5 % (+12 Mt) en 2019/20, debido al incremento previsto en China, la Unión Europea y la Federación de Rusia.

Por el contrario, la FAO ha rebajado sus previsiones sobre las reservas mundiales de arroz en 2019/20 en 400. 000 t desde el último informe, hasta 179 millones, debido a los ajustes a la baja de las existencias en Filipinas y los Estados Unidos de América.

El pronóstico más reciente indica que las reservas totales de arroz se situarán un 1,1 % por debajo de su nivel de récord de apertura.

En general, si bien se prevé que el coeficiente reservas-utilización de cereales en 2019/20 se mantenga en un nivel relativamente elevado del 29,6 %, en el caso de los cereales secundarios se estima que descienda hasta el 24,7 %, el nivel más bajo de los últimos seis años.

Comercio/Mercado

La previsión sobre el comercio mundial de cereales en 2019/20 observó un ligero aumento desde junio, hasta 415 Mt, un 2 % y 8,3 Mt más que en 2018/19.

La expansión anticipada obedece principalmente a un fuerte repunte probable en el comercio de trigo, que se prevé que se incrementará en un 3,9 % con respecto al nivel reducido de 2018/19, en vista del potencial de mayores exportaciones de Australia, la Unión Europea y la Federación de Rusia.

Si bien es probable que el comercio mundial de cereales secundarios se mantenga cerca del nivel estimado respecto de 2018/19, se prevé que las importaciones de maíz de la UE sufran una fuerte contracción interanual, debido a los grandes remanentes de la campaña 2018/19.

Por lo que hace a las exportaciones de maíz, es probable que la disponibilidad más limitada en esta temporada en Estados Unidos se vea compensada en gran medida por la abundante oferta en América del Sur.

Las previsiones siguen indicando que en 2019 el comercio mundial de arroz registrará un descenso del 3,1 %, aunque el pronóstico provisional de la FAO sobre el comercio de arroz en 2020 apunta a una recuperación, posiblemente hasta un máximo histórico de 48,9 millones de toneladas.

Puede consultarse un análisis mundial más detallado en el número de Perspectivas alimentarias de julio.

FOTO: Venta de queso en un mercado de Brasil. (www.fao.org).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018