El Imidra confirma la eficacia de AgriAlgae en el cultivo de tomate

El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra) ha concluido que los resultados que se obtienen usando los bioestimulantes agrícolas de microalgas AgriAlgae, son muy superiores a los obtenidos con otros bioestimulantes de referencia en el mercado, según informa AlgaEnergy.

El estudio, diseñado con significación estadística y llevado a cabo por el Imidra en la finca experimental La Isla, pone de manifiesto los efectos de AgriAlgae en el cultivo del tomate, y los compara con los conseguidos por otros productos basados en aminoácidos de origen animal y macroalgas (Ascophyllum nodosum), así como con tratamientos testigo (mismas condiciones, pero sin aplicar tratamiento bioestimulante).

Incremento de la producción

Los datos extraídos de este estudio demuestran que en las parcelas tratadas con AgriAlgae se obtuvo una mayor producción comercial –la producción total descontando el destrío–, con un 18,2% más que el segundo mejor tratamiento.

Asimismo, de especial relevancia son los datos obtenidos relativos a la producción de primera calidad, pues si bien se puede afirmar que los tratamientos bioestimulantes en general pudieron aumentar la calidad de la cosecha, fue especialmente significativo en las parcelas en las que se utilizó AgriAlgae, en las que se obtuvo un 21,1% más de producción de primera calidad en comparación con el segundo mejor resultado.

Reducción de las pérdidas por destrío

Una de las principales razones por las que se da un aumento productivo, es la reducción del destrío, es decir, la parte de la cosecha que no se puede aprovechar porque no cumple los requisitos comerciales.

En las parcelas en las que se aplicó AgriAlgae, se redujeron estas pérdidas en un 22,5% con respecto al segundo mejor tratamiento. Aunque esta reducción se reprodujo en todas las posibles causas de descarte, los resultados fueron especialmente reveladores en tres de los parámetros que habitualmente son causantes del descarte: el calibre, el rajado y la podredumbre apical.

Aumento de la calidad y mejores propiedades organolépticas

AgriAlgae obtuvo en este ensayo los mejores resultados en términos cualitativos.  Por un lado, el buen desarrollo experimentado por el cultivo a lo largo de todo el ciclo se tradujo en la obtención de frutos de mayor calibre, un parámetro de calidad de suma importancia para el agricultor, pues resulta en un valor comercial añadido y una mayor competitividad.

Por otro lado, en una cata ciega para evaluar las propiedades organolépticas y realizada por un panel compuesto por un centenar de consumidores durante toda la temporada, los tomates procedentes de las parcelas tratadas con AgriAlgae obtuvieron la mejor puntuación con respecto a otros tratamientos bioestimulantes.

La cata incluía la valoración de aspectos como el dulzor, la firmeza o la dureza de la piel de los tomates, así como la apreciación global de la calidad del fruto.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018