¿Defiende la consejera de Agricultura de Andalucía, Carmen Crespo, los derechos históricos de la PAC?

La primera reunión entre la consejera de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, fue muy cordial y satisfactoria, como no podía ser menos entre políticos que ya se conocían de etapas anteriores en esta Comunidad.

Ambos dijeron lo mismo sobre dicho encuentro, en el que analizaron (nos imaginamos que bastante por encima), el estado de las negociaciones sobre la futura Política Agraria Común (PAC), el nuevo acuerdo de pesca con Marruecos, el reciente anuncio de la Comisión Europea de llevar ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) la imposición de aranceles a la aceituna negra española por parte de la Administración de Estados Unidos, o la política del agua que, esta vez, también recaerá sobre el departamento de Crespo, tras asumir las anteriores competencias que estaban en la Consejería de Medio Ambiente.

Ambos se lanzaron parabienes y coincidieron, como no podía ser menos, en la defensa del sector agrícola andaluz, con una PAC fuerte, que contenga todos los elementos necesarios para Andalucía. Entre ellos, como afirmó la Consejería en una nota de prensa posterior al encuentro a última hora de la tarde, de los «derechos históricos».

¿Defiende Crespo para una Comunidad, como Andalucía, que no es cualquiera, sino la primera perceptora de pagos directos de la PAC, el mantenimiento de los «derechos históricos»?  ¿Los defiende cuando la mayor parte de las CC.AA. consideran que hay eliminarlos de una vez si se quiere de verdad ir hacia un nuevo reparto de ayudas más justo y equilibrado, que beneficie principalmente a los perceptores profesionales, sobre todo jóvenes, que tengan en la agraria su actividad  principal de renta y de ingresos y que vivan, además, en el medio rural?

¿Pretende Crespo defender los actuales fondos que llegan de la PAC para Andalucía con «todos los elementos necesarios», incluidos los «derechos históricos?

Como es conocido, los «derechos históricos» de los pagos directos permiten que muchos perceptores estén percibiendo ayudas por cultivos que incluso ya no cultivan, pero que cultivaron en su día; por no realizar directamente la actividad agraria (es decir, en la explotación titular que percibe los pagos y que puede estar cedida o arrendada a un tercero, que es el que la explota en usufructo o mediante renta para el propietario).

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018