DCOOP, Sovena y Deoleo usarán nuevas tecnologías para categorizar el aceite de oliva en la nueva campaña 2019/20

Tres empresas líderes en el sector de aceite de oliva, DCOOP, Sovena y Deoleo pondrán marcha proyectos pilotos de clasificación de sus aceites de oliva vírgenes de la próxima campaña, tanto por panel, como por métodos instrumentales.

El proyecto innovador sobre nuevas tecnologías que faciliten la categorización de los aceites de oliva entra en su fase de ensayo en condiciones reales, en el que se compararán los resultados tratados por los modelos matemáticos a partir de señales instrumentales, con los arrojados por el panel test.

Este proyecto de innovación está liderado por la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, con la colaboración del Ministerio de Agricultura y de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

Según esta Interprofesional, tras seis años de trabajo, el proyecto para el desarrollo de tecnologías instrumentales complementarias al Panel Test sale de los laboratorios para entrar en las empresas del sector.

Todos estos años han servido a los investigadores del ceiA3 de la Universidad de Córdoba (UCO), con el apoyo de la Universidad de Granada (UGR) para discriminar, entre las distintas tecnologías testadas, aquellas dos que podrían ayudar a realizar la clasificación comercial de la cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas y la cromatografía de gases acoplada a espectrometría de movilidad iónica. los aceites de oliva y sus correspondientes modelos matemáticos:

Los programas de normalización de señales instrumentales y de clasificación de los aceites de oliva vírgenes, que serán testados en condiciones reales en la próxima campaña oleícola 2019/20, arrancarán en el mes de octubre en las empresas del sector.

Esta actuación se enmarca dentro del proyecto innovador del Grupo Operativo SENSOLIVE-OIL, en el que participan, junto con la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, que actuará como representante, y las tres empresas del sector donde se implementarán los proyectos piloto, el MAPA  y la Consejería de Agricultura andaluza como colaboradores, el Campus de Excelencia internacional agroalimentario ceiA3, como coordinador técnico del mismo, y las Universidades de Granada y Córdoba.

El proyecto fue presentado a la convocatoria del MAPA para la ejecución de proyectos de innovación de interés general por Grupos Operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-Agri), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR) 2014-2020, para el año 2019, financiado con fondos comunitarios del FEADER y que aún se encuentra pendiente de resolución.

Empresas punteras

En lo que se refiere a la puesta en marcha de los proyectos piloto, se contará con la participación de tres empresas punteras del sector oleícola, la sociedad cooperativa DCOOP, Sovena y Deoleo, para desarrollarlos en un ambiente real.

Esto ha supuesto, según la OIA, un notable esfuerzo por parte de los grupos de investigación, así como de las empresas para desarrollar procedimientos de trabajo, que permitan replicar todo el proceso.

Así, cada muestra ha de pasar por el panel de cada una de las empresas, como paso previo a ser sometido a la determinación instrumental. Las muestras que den resultados discordantes pasarán a ser estudiadas por los laboratorios oficiales.

De esta forma, con los resultados de la primera fase de los proyectos piloto, por una parte, se dispondrá de información para afinar los procedimientos, así como de las herramientas de normalización y los modelos matemáticos aplicados a cada una de las tecnologías, y por otra, podrá validarse la idoneidad del modelo escogido.

Básicamente, se trata de comprobar que la lectura instrumental de la huella de la composición de componentes volátiles de los aceites de oliva vírgenes es suficiente para la clasificación en las categorías existentes.

El plan de trabajo de estos ensayos piloto, fundamentales para culminar con éxito este proyecto, fue analizado ya en una reciente reunión celebrada en el rectorado de la Universidad de Córdoba, a la que asistieron representantes de todo el sector.

Un plan que el responsable de I+D+i de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, Rafael Sánchez de Puerta, califica de paso necesario, al señalar que “el sector ve con enorme expectación esta nueva fase de proyecto. Por fin vamos a poder testar en condiciones reales el trabajo que han realizado los distintos grupos de investigación. Asimismo, este es un claro ejemplo de un sector es capaz de buscar soluciones a los problemas que se le plantean. Y no quiero olvidarme tampoco del Gobierno de España ya la Junta de Andalucía, que desde el principio vieron la necesidad de implicarse en una iniciativa que es prioritaria para este sector”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018