Crisis citrícola: el MAPA presentó un Plan integral para que el sector sea viable

El Ministerio de Agricultura  presentó  este 7 de  marzo el Plan Integral para la viabilidad  del sector citrícola español,  con 14 medidas con las que afrontar la actual crisis de precios y mercado de los cítricos  para su consumo en fresco.

Estas medidas fueron acogidas de forma positiva, pero se  echó de menos , por ahora, el pago directo a los citricultores, a través de las ayudas de Estado  «de minimis», que  permite la UE para afrontar las pérdidas millonarias de los citricultores en la campaña actual.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, brindó la colaboración de su Departamento para trabajar con todas las Administraciones implicadas y con el sector, con el fin de mantener el liderazgo de nuestro país en la producción en fresco y del mercado de cítricos.

Planas reiteró en la Mesa Nacional de Cítricos que  su departamento es  sensible frente a la difícil situación que atraviesa el sector, con una producción en esta campaña superior a 7 Mt , frente a los 6,6 millones de media durante los últimos cinco años.

También insistió en la necesidad de llevar a cabo, entre todos, un diagnóstico sereno y en profundidad de las causas de la crisis, para contribuir a mejorar la situación del sector de una forma duradera.

Para afrontar los problemas tanto coyunturales, como estructurales, el ministro planteó una batería de 14 medidas para impulsar la organización del sector, mejorar el conocimiento y la planificación de la oferta y la demanda de los mercados internacionales, pero entre  las que no se encontraba la ayuda directa de Estado «de  minimis» que la UE,  con un máximo de hasta 25.000 euros por explotación en tres años, aprobó recientemente, como habían solicitado algunas organizaciones agrarias, como La Unió de  Llauradors.

De cualquier forma, se insistió también que, aunque ahora no se haya planteado, habrá tiempo, si fuese necesario, para proponer la aprobación de estas ayudas directas destinadas a que los citricultores puedan afrontar  con ciertas garantías la campaña 2019/20, que se iniciará a partir de octubre-noviembre próximo.

Medidas

Para ajustar la oferta, Planas expuso la posibilidad de prorrogar, si las condiciones de mercado así lo requieren, la fecha límite para la transformación de naranjas y pequeños cítricos retirados del mercado en fresco hasta el 30 de abril, incrementando, si es necesario los cupos.

También planteó la posibilidad de potenciar las herramientas de ajuste de la oferta en el marco de las Organizaciones de Productores (OPs), favoreciendo, mediante propuestas legislativas, medidas dentro de los programas operativos, como la posibilidad de reconversiones o restricciones a nuevas plantaciones de determinadas variedades.

En materia fiscal y para dar liquidez al sector, Planas señaló que se está trabajando para la puesta en marcha de una línea de financiación de los costes de los avales de SAECA (ver proyecto de  Orden ministerial de financiación abajo), que permitirá financiar créditos de liquidez por importe de 40 millones de euros.

En esta línea el ministro explicó que se está elaborando una propuesta para la reducción del índice de rendimiento neto para el ejercicio fiscal de 2018.

Mayor transparencia

Con objeto de mejorar la información y la transparencia del sector y el mercado, el ministro expuso la posibilidad de adoptar medidas para ampliar y mejorar la información sectorial y ponerla a disposición de los interesados para la planificación de la producción y la comercialización.

Esta iniciativa, se debería complementar con la mejora de la información existente sobre las demandas de los mercados nacionales e internacionales.

Estructura y organización

Para mejorar la estructura y organización del sector, el ministro destacó la conveniencia de favorecer la incorporación de productores a las OPs y la mejora de la dimensión y posibilidades de actuación de las mismas, así como de las Asociaciones de organizaciones de Productores.

A este respecto, Planas subrayó que sólo el 34% del sector esta agrupado en OPs, mientras que en otros ámbitos productivos alcanza el 70% o más. Para ello, añadió, se está trabajando en la elaboración de un análisis global sobre estas estructuras organizativas para adoptar medidas concretas.

También resaltó, como punto clave, la necesidad de que el sector adopte medidas para la constitución y mantenimiento de organizaciones Interprofesionales fuertes, impulsando la vertebración para la toma de decisiones sobre la ordenación y planificación del mercado, la redacción y extensión de contratos homologados y el diseño y ejecución de programas de promoción cofinanciados por la Unión Europea.

Mejorar la comercialización

En el ámbito del comercio exterior, se planteó la demanda activa ante la Unión Europea de la aplicación de los principios de reciprocidad para los acuerdos comerciales con países terceros y de sólidos análisis de impacto y sistemas de seguimiento de los efectos de los acuerdos.

El Ministerio ha trasladado ya a la Comisión Europea la necesidad de que se lleve a cabo un análisis de impacto específico de los acuerdos comerciales suscritos con la UE. 

El ministro resaltó igualmente la importancia de impulsar en el marco de la UE la vigilancia activa de los resultados de los controles fitosanitarios a nivel europeo, así como la necesidad de adoptar medidas para  la mejora de los mecanismos de exportación y acceso a nuevos mercados, mediante medidas de promoción del consumo de cítricos, reforzando las líneas de colaboración con el ICEX; el impulso a la apertura de nuevos mercados o a la mejora de la condiciones de acceso y el apoyo a los exportadores.

Por otra parte, y para la mejora de la comercialización y el funcionamiento de la cadena de valor, Planas expuso varias medidas como el establecimiento de un plan específico para vigilar el cumplimiento de la Ley de mejora de la cadena alimentaria.

Además del Plan de vigilancia, el ministro informó sobre la constitución de una mesa específica en el Observatorio de la Cadena, destinada a identificar fallos o desequilibrios en la cadena de valor.

Planas expuso también, como una medida de interés para el futuro del sector, el refuerzo de los planes de control de la calidad comercial. Un factor que hay que potenciar para asegurar que los cítricos españoles que llegan a los mercados tengan la máxima calidad.

La aplicación de todas estas iniciativas será objeto de revisión en una próxima reunión de la Mesa Nacional Citrícola, convocada para principios de abril.

Críticas

Desde la Unió de Llauradors, cuyos miembros se  concentraron a las puertas del Ministerio de Agricultura, al no formar parte de las reuniones de la Mesa Nacional de Cítricos por el veto impuesto por algunas organizaciones agrarias,  se criticó la pasividad y la falta de medidas de la interprofesional Intercitrus para afrontar esta crisis.

En concreto, lamentó que la Administración continúe sin plantearse medidas de  calado, como ayudas directas de Estado «de  minimis» a los citricultores que han perdido gran parte o toda su cosecha y que, aun reconociendo como una parte más que ha llevado a esta crisis el aumento de las exportaciones  cítricos sudafricanos en el mercado UE, no hubiese mención alguna a la necesidad de impulsar una cláusula de salvaguardia que limite esas entradas.

La Unió mantuvo una reunión posterior con el secretario general de Agricultura y Alimentación  del MAPA, Fernando Miranda, que les  explicó  las medidas adoptadas por este  departamento, que se habían expuesto en la Mesa Nacional de Cítricos.

Enfoque  estructural

Por  su parte, Cooperativas Agro-alimentarias de España valoró la iniciativa  del  MAPA, porque aborda los problemas del sector con un enfoque estructural y no cortoplacista y también apoya la propuesta de pasar a la acción inmediatamente, sin gastar tiempo en profundos análisis, al considerarse que “el diagnóstico ya está hecho”.

Tras una breve descripción de la situación del sector, la reunión se centró en las 14 medidas presentadas por el Ministerio, que conformarían el Plan Integral para la Viabilidad del Sector Citrícola Español”.

En concreto, esta organización acogió favorablemente que el MAPA se muestre a favor del mejor dimensionamiento y refuerzo de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH).

Cirilo Arnandis, presidente sectorial de Frutas y Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias, contestó a quienes cargan o piden responsabilidades sólo a la parte del sector que ha hecho un esfuerzo de adaptación (las OPs), destacando que “las OP no son el problema, son la solución”.

Arnandis señaló que “sería inexplicable, que si en todos los análisis sectoriales de los últimos años, se identifica la falta de concentración de la oferta, la vulnerabilidad del productor individual y la escasa dimensión de las OPs como debilidad de este sector, el Ministerio no se dispusiera a reforzar estas figuras, mejorando su eficacia y dimensión”.

Cirilo Arnandis destacó, no obstante, que “a pesar de las dificultades durante la campaña en curso, los socios de cooperativas han salido mejor parados“ y recordó que “todo el producto que se ha quedado en árbol era de agricultores individuales”.

Al mismo tiempo, demandó  el establecimiento, dentro de la PAC, de un mecanismo de gestión de crisis grave específico, puesto que los programas operativos no están pensados,  ni tienen presupuesto más que para realizar retiradas de producto puntualmente.

Por otra parte, todas las organizaciones presentes en la Mesa Nacional reconocieron la necesidad de reflotar la Interprofesional “Intercitrus”, como herramienta orientada a la promoción y a la ordenación y planificación de las campañas.

Se recordó la utilidad de la interprofesional citrícola en su primera etapa, y se hizo un llamamiento a la unidad, la interlocución y a la generosidad de las organizaciones miembro para recuperar su actividad, cuanto antes.

Cooperativas reclamó que tanto España como la propia UE resitúen al sector citrícola en la agenda, otorgándole la prioridad que se merece, a la vista de su importancia económica, social y ambiental. Algo que no ocurrió cuando ambas Administraciones dieron su visto bueno al Acuerdo UE-Sudáfrica.

En ese sentido, se destacaron dos peticiones. Por una parte, reforzar la vigilancia en frontera de los cítricos importados desde países de riesgo fitosanitario.

No pedimos barreras al comercio”, explicó Arnandis, «sino que la UE utilice las mismas medidas de protección fitosanitaria que el resto de los países importadores, ni más, ni menos”.

Por otra parte, que la UE haga estudios de impacto de los acuerdos comerciales en vigor y que aplique el principio de reciprocidad en el marco de la PAC post 2020, de modo que se evite empeorar la competitividad del sector europeo con la imposición de requisitos medioambientales adicionales a los productores europeos, que deberán ser exigidos a las importaciones de la UE.

En el capítulo de medidas a favor de la apertura de mercados en países terceros, Cirilo Arnandis reclamó que las buenas intenciones del Gobierno a favor de la diversificación de los mercados de exportación deben venir acompañadas de un presupuesto suficiente, recordando la disminución de recursos del ICEX y pidiendo que el MAPA asuma el coste asociado a la negociación de protocolos de exportación a terceros países.

Medidas del Plan Integral: 190305 PROPUESTA MEDIDAS CITRICOS

Infografía del  Plan: 190305 INFOGRAFÍA Plan Cítricos

Proyecto de Orden ministerial de avales de SAECA:  ordenapafinanciacioncitricos


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018