Crespo explica las tres ramas del Plan de Apoyo Financiero andaluz para ayudar a paliar la crisis del agro

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, explicó a las organizaciones agrarias las tres ramas del Plan de Apoyo Financiero que la Junta de Andalucía va a poner en marcha.

El objetivo principales es paliar los efectos de la crisis de precios que sufre el sector agroalimentario, a través  del  instrumento financiero, la refinanciación de la deuda y una nueva línea de avales destinada a la mujer rural.

La nueva reunión de la Mesa de Interlocución Agraria sirvió para analizar las medidas puestas en marcha por el Gobierno andaluz. Crespo detallo que, al margen de la puesta a disposición de 750 M€ en préstamos sin garantía y a interés cero para inversiones de agricultores y ganaderos (instrumento financiero), el Gobierno andaluz destinará 4,5 millones al mecanismo de refinanciación de la deuda del sector agrario, que permitirá flexibilizar las condiciones de amortización de unos 70 M€ de pasivo.

Asimismo, Crespo informó que se está trabajando en una tercera línea de avales destinadas a la mujer en el mundo rural.

Al respecto, se va a articular una línea de avales financieros con condiciones especiales para las mujeres emprendedoras del medio rural, de la pesca y las que trabajan en el sector medioambiental.

El contenido de esta iniciativa fue detallado este 4 de marzo por Carmen Crespo a representantes de las principales asociaciones de mujeres en una reunión mantenida en Sevilla, coincidiendo con la semana en la que se celebra el 8M y en una clara apuesta por “la igualdad de oportunidades”.

La titular del ramo explicó que el Gobierno andaluz “está más cerca de la mujer rural, pesquera y del área medioambiental, atendiendo sus demandas y ofreciendo posibilidades porque creemos que jugará un papel clave en el presente y futuro de las áreas rurales”. “Hay muchas posibilidades de empleo verde en el que la mujer quiere participar”, añadió

El colectivo al que irán destinadas estas medidas son mujeres con un proyecto rural, pesquero o medioambiental que desarrollen su actividad como autónomas o que formen parte de sociedades en las que la participación social femenina supere el 50%.

Se considerarán actuaciones financiables las inversiones de equipo, las adquisiciones de oficinas, naves y locales; las pólizas de crédito; leasing o renting; confirming o factoring; el comercio exterior y los avales técnicos y mercantiles.

Entre las ventajas que recibirán estas emprendedoras se encuentran una reducción del coste del aval y de la comisión de estudio, tipos preferentes en los costes financieros, facilidad de negociación y asesoramiento económico-financiero.

Todo ello, gracias a un acuerdo con Garántia, una sociedad de garantía recíproca, y a la ayuda de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Así, este convenio permitirá fijar una comisión anual del aval del 1,4% frente al 2% que marca el mercado y un 0,5% de comisión de estudio del aval frente al 0,75% habitual.

La consejera aseguró que “aún hay mucho camino que recorrer”, teniendo en cuenta que las mujeres solo representan el 25,5% de las personas ocupadas en el sector primario, que en los contratos de mujeres andaluzas predomina la categoría de peón agrícola, que la brecha salarial es mayor en el sector primario (66,4%) y que solo un tercio de las agricultoras son titulares de la explotación en la que trabajan. En la pesca, las mujeres representan el 18% de los trabajadores y en las actividades auxiliares el 23%.

La consejera incidió  también en la necesidad de ofrecer un “apoyo expreso” a las asociaciones que están luchando en Andalucía por la mujer en todos sus ámbitos y que necesitan el apoyo de la Junta.

A la cita acudieron representantes de la Asociación Andaluza de Mujeres Empresarias del Sector del Medio Ambiente (Ansemac), la Asociación Andaluza de Mujeres del Sector Pesquero (Andmupes), la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Amfar), la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía (Amcae Andalucía), la Confederación de Federaciones y Asociaciones de Familias y Mujeres del Medio Rural de Andalucía (Afammer Andalucía), la Federación de Asociaciones de Mujeres del Medio Rural CERES Andalucía y la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur).

De igual forma, la cita sirvió para ratificar la “insuficiente” respuesta del Gobierno de España a través del Real Decreto anunciado la pasada semana.

En este sentido, la consejera recordó que la Junta aguarda una decisión respecto a la propuesta de reducción de módulos del IRPF que ha planteado al Ministerio de Agricultura, basada en una rebaja del 100% para el olivar y del 50% en frutas y hortalizas.

“Queremos una respuesta y si nos reclaman una corrección, hacerla cuanto antes para que las medidas tengan un impacto inmediato en los agricultores y ganaderos andaluces”, añadió.

Crespo recordó al Gobierno de España que resulta imprescindible aportar recursos económicos, “como han hecho otros países de Europa”, y volvió a pedir bonificaciones para hacer frente al aumento de los costes de producción, ya sea a través de las cotizaciones a la Seguridad Social, los contratos de energía u otra medida alternativa.

Mesa de seguros

Por otro lado, Andalucía va a plantear al MAPA la creación de una mesa de seguros, al tratarse de un asunto básico “de presente y de futuro, teniendo en cuenta las circunstancias actuales de cambio climático”.

La Junta de Andalucía incrementó la partida económica en los dos últimos presupuestos destinado a seguros, pero la consejera ve necesario una “reflexión en profundidad al respecto”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018