Se mantiene la preocupación del sector exportador hortofrutícola por el bloqueo de los “chalecos amarillos” franceses

El Gobierno, a través de los Ministerios de Agricultura y de Exteriores, así como el sector hortofrutícola han solicitado al Ejecutivo francés que garantice la libre circulación de mercancías, que se está viendo vulnerada desde el pasado sábado 17 de noviembre por los bloqueos de carreteras.

El momento álgido de estos cortes, no obstante, lleva produciéndose desde el pasado lunes 19, viéndose afectado el tránsito en los pasos fronterizos de La Jonquera e Irún, y creando problemas en el mercado mayoriesta de Saint Charles. El conflicto está originado por las protestas ante el incremento del precio del combustible.

Un importante número de camiones que transportan frutas y hortalizas frescas desde España al país vecino y a otros países comunitarios se encuentran paralizados o sufriendo serios obstáculos en su circulación por territorio galo, debido a estas protestas, que suman ya su cuarta jornada.

Las mismas están provocando múltiples incidentes en las carreteras, con bloqueos en vías de circulación muy transitadas por el transporte internacional, dificultando la exportación de frutas y hortalizas, que en un 95% se realiza por carretera, según la patronal empresarial del sector, FEPEX.

Para esta Federación, de mantenerse esta situación se podrían generar graves perturbaciones en los mercados de origen de las frutas y hortalizas frescas, teniendo en cuenta el carácter perecedero de los productos y  la fuerte dependencia del sector de los mercados comunitarios, a los que se destina el 94% de nuestras exportaciones, considerando también que la práctica totalidad de los envíos deben pasar por Francia.

La patronal empresarial de productores y exportadores de frutas y hortalizas ha pedido a las Administraciones nacional y comunitaria que, en aplicación de lo previsto en el Reglamento 2679/98 sobre el funcionamiento del mercado interior en relación con la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros, se inste al Gobierno francés a adoptar todas las medias necesarias para restablecer la libre circulación de mercancías en su territorio.

Según apunta FEPEX, noviembre es uno de los meses más fuertes de la exportación hortofrutícola española, ya que se suelen superar el millón de toneladas de envíos.

En noviembre de 2017 se exportaron 1,2 Mt, de las que 715.126 toneladas correspondieron a frutas, en su mayoría cítricos, y 595.544 t a hortalizas, destacando el pepino con 96.853 t, la lechuga con 95.849 t, el pimiento con 84.638 t y el tomate con 73.169 toneladas.

El valor de la exportación de frutas y hortalizas frescas en noviembre de 2017 ascendió a 1.163 M€, de los que 673 millones correspondieron a frutas y 490 millones a hortalizas, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales.

Del  volumen total exportado en ese mes, gran parte, unos 1,1 Mt, son exportados por carretera, el 93% del total; otras 83.884 t son exportadas por barco, con destino principal Canadá (17.707 t);  Brasil (10.147 t),mientras quke por avión viajaron unas 1.573 t, con Canadá como primer destino, con 915 t, seguido de Estados Unidos, con 234 t. Por último, por ferrocarril fueron exportadas en este mes de 2017 otras 1.401 t, de las que la mayor parte, unas 1.361 t, se destinaron a Reino Unido.

Por su parte, la organización de exportadores de productores y exportadores de la provincia de Almería, Coexphal, señaló que se han enviado, a través de su Federación nacional (FEPEX) y de la asociación de ámbito europeo, Eucofel, sendas cartas dirigidas tanto al Ministerio de Agricultura, como a la Comisión Europea para que inste al gobierno francés a que adopte todas  las medidas necearias con el fin de reestrablecer de inmediato la libre circulación de mercancías por su territorio.

Asimismo, Coexphal considera necesario que las autoridades galas establezcan procedimientos administrativos ágiles para reclamar, en su caso por vía administrativa, los daños provocados por esta situación de bloqueo de la circulación por territorio francés. En ese caso, deberá acreditarse documentalmente el daño.

Sigue el bloqueo

El sector hortofrutícola español mantiene su preocupación por las retenciones de la circulación en carreteras de Francia por parte de los “chalecos amarillos” galos, que protestas desde hace prácticamente una semana por la subida de los carburantes, lo que está generando retrasos y dificultades en lso envíos de estos productos, teniendo en cuenta que la práctica totalidad de las frutas y hortalizas que se envían a países europeos tienen que pasar por Francia.

Según la patronal FEPEX, el flujo de los envíos se mantiene, pero son importantes los retrasos en la llegada de los puntos de destino.

Por su parte, la organización agraria COAG emitió una nota expresando su preocupación por que este bloqueo incida en una presión especulativa a la baja de los precios en origen de las hortalizas y frutas, y ha solicitado al MAPA que actúe en consecuencia para evitar que ese descenso injustificado se produzca.

Desde la UPA se ha señalado que si no hay pronta reacción por parte del Gobierno galo, los grandes perjudicados directamente son  los agricultores españoles, ante la posible cancelación de pedidos por falta de garantías de que lleguen a su destino en plazo. Además, en esta época la oferta y la demanda es muy sensible, ya que estamos en plena temporada de hortalizas de otoño-invierno (tomate, pepino, lechuga, calabacín, pimiento)

El Gobierno español, a través de los Ministerios de Exteriores y de Agricultura, trasladaron su queja al Gobierno de París, así como  a la Comisión Europea para que se adopten medidas que garanticen la libre circulación de mercancías.

 

Foto: Diario de Noticias de Navarra.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018