Agenda 

Concluye el I Foro de BioProtección Vegetal en Valencia

En la segunda jornada del Foro de BioProtección Vegetal, celebrado en el Paraninfo de la Universitat Politècnica de València hasta el pasado viernes 14 de junio, se ha abordado cómo el control biológico puede continuar favoreciendo el desarrollo de programas sostenibles de gestión de plagas en importantes cultivos mediterráneos como frutales, hortícolas y olivo.

Óscar Dembilio, del departamento de I+D+i de Tragsa, presentó estudios sobre el uso de hongos entomopatógenos, microrganismos con capacidad para infectar y causar enfermedades en artrópodos, en el control de la mosca mediterránea de la fruta, Ceratitis capitata, una de las plagas más dañinas para la agricultura.

Georgina Alins, investigadora del Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) de Cataluña, habló del control biológico de pulgones, una de las plagas de cultivos que cuenta con una gran diversidad de enemigos naturales. “La apuesta por el control biológico de pulgones, y de plagas en general, implica un replanteamiento de la estrategia fitosanitaria y una verdadera integración de los diferentes métodos de control de plagas”, comentó.

El profesor Meelad Yousef, de la Unidad de Entomología Agrícola de la Universidad de Córdoba, presentó un método de control de la mosca del olivo en su estado larvario “eficaz, viable económicamente, y respetuoso con el medio ambiente”, con el hongo entomopatógeno Metarhizium brunneum, que permite reducir la generación de la mosca entre el 50% y 70%. Tras demostrarse la eficacia del método durante varias campañas, “actualmente, varias empresas están trabajando para desarrollar un producto precomercial con el objetivo de su futuro registro y comercialización como producto micoinsecticida”.

Antonio Biondi, profesor de Entomología Aplicada de la Universidad de Catania, repasó los hallazgos recientes que pueden contribuir a definir estrategias de control biológico contra la mosca Drosophila suzukii, una plaga presente en España desde 2008 y que se ha expandido rápidamente por la península. La búsqueda de parasitoides en Asia, su área de origen, para su posible liberación en campo constituye una de las principales líneas de investigación.

Javier Calvo, director del Departamento Investigación y Desarrollo de Koppert España, analizó la evolución del control de plagas en la horticultura del sudeste español, donde “la puesta a disposición del agricultor de herramientas de control biológico les ha permitido hacer frente a la aparición de nuevas plagasde gran importancia económica, a la vez que les ha permitido cumplir con estándares cada vez más restrictivos a la presencia de residuos químicos”.

Para finalizar el Foro, celebró un coloquio sobre el futuro de la BioProtección en España, en el que participaron, Francisco José González Zapater, director general de Agricultura de la Región de Murcia; Estefanía Hinarejos, directora de IBMA España; Javier Lorén Zaragozano, presidente del Consejo General de Colegios de Ingenieros Técnicos Agrícolas de España; Antonio Monserrat, responsable del Equipo de Protección de Cultivos del Imida; y Alejandro Tena, investigador del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del Ivia.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018