Bruselas negociará en breve con EE.UU. para revisar la cuota de importación de carne de vacuno sin hormonas

Los Estados miembros de la Unión Europea adoptaron el viernes 19 de octubre la propuesta de mandato de la Comisión para discutir con Estados Unidos la revisión del funcionamiento de la actual cuota para importar carne de vacuno libre de hormonas al mercado comunitario.

Bruselas negociará en breve con EE.UU. para revisar la cuota de importación de carne de vacuno sin hormonas

Esta decisión del Consejo permite a la Comisión participar directamente con Estados Unidos en una negociación formal.

El comisario de Agricultura Phil Hogan se mostró satisfecho por el fuerte respaldo de los Estados miembros de la UE, paso esencial para avanzar en este “dossier” sobre el comercio de carne de vacuno.

Después de esta aprobación, añadió Hogan, “podemos comenzar a negociar con Estados Unidos para abordar algunas de las preocupaciones que se plantearon sobre el funcionamiento de la cuota de importación y contribuir a un resultado mutuamente satisfactorio para ambas partes.

Según Hogan, con este proceso de negociación, la UE muestra su compromiso de iniciar una nueva fase en la relación con los Estados Unidos, en línea con el acuerdo alcanzado entre los presidentes Juncker y Trump en julio.

El comisario Hogan reiteró también que “esta negociación no implicará ningún cambio en el nivel de la cuota existente o en la calidad de la carne importada por la UE con origen Estados Unidos. Y, por supuesto, la CE mantendrá informados a los Estados miembros durante todo el proceso de negociación.»

La Comisión, en nombre de la Unión Europea, entablará negociaciones con Estados Unidos en los próximos días. A su debido tiempo, la Comisión también se pondrá en contacto con otros países suministradores dentro del cupo de importación de carne de vacuno, según sea necesario y de conformidad con las normas aplicables de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En 2009, la Unión Europea y los Estados Unidos concluyeron un Memorando de Entendimiento (MoU), revisado en 2014, que proporcionaba una solución provisional a una larga disputa de la OMC sobre el uso de ciertas hormonas que promueven el crecimiento en la producción de carne de vacuno.

En virtud del acuerdo, la UE abrió una cuota de 45.000 toneladas de carne de vacuno de alta calidad, no tratada con hormonas de crecimiento a proveedores calificados no solo de Estados Unidos, sino también de otros países miembros de la OMC.

Por su parte, la Administración norteamericana solicitó la revisión del MdE en 2016 y, desde entonces, ambas partes han discutido las preocupaciones de Estados Unidos sobre la aplicación del MdE de manera regular.

El mandato de negociación dado por los Estados miembros a la CE pretende abordar estas preocupaciones y encontrar una solución mutuamente satisfactoria de acuerdo con las normas de la OMC.

Tras la solicitud de la Comisión al Consejo del mandato de negociación el pasado 3 de septiembre de 2018, las consultas con los Estados miembros se han ido celebrando en el Comité de Política Comercial del Consejo los días 14 y 28 de septiembre de 2018. El Consejo adoptó este mandato el pasado viernes 19 de octubre de 2018.

Beneficio mutuo

Según el Consejo, las importaciones de carne sin hormonas no forman parte de los debates más amplios sobre la mejora de las relaciones comerciales entre la UE y Estados Unidos iniciados tras la reunión del 25 de julio entre los presidentes Juncker y Trump.

Sin embargo, desde el Consejo se señaló que encontrar una solución mutuamente beneficiosa para nuestra larga disputa sobre la carne de bovino sería un gran paso adelante para mejorar nuestra cooperación comercial.

Para Margarete Schrambök, ministra federal de Asuntos Digitales y Económicos de Austria y presidenta del Consejo, “está claro que cualquier solución debe respetar los altos estándares de calidad e inocuidad de los alimentos de la UE. Como otros Estados miembros, estamos orgullosos de la alta calidad de nuestros productos y del trabajo del sector agrícola.”

El objetivo de las negociaciones, que ahora inicia Bruselas, será resolver definitivamente la larga disputa de este “dossier” en la OMC, pero sin pretender afectar de ninguna manera la prohibición de la UE de importación de carne de vacuno tratada con hormonas como tal.

La prohibición se mantiene. La UE y los Estados Unidos acordaron una solución provisional en 2009, posteriormente revisada en 2014, que otorga un contingente arancelario (contingentes arancelarios) para las importaciones de carne de vacuno sin hormonas de 45 000 toneladas.

De acuerdo con las normas de la OMC, este contingente arancelario también está disponible para los exportadores de otros países miembros de la OMC. La Administración USA solicitó una revisión de los acuerdos existentes en 2016, y desde entonces ambas partes han explorado posibles soluciones.

El objetivo de las negociaciones es encontrar una solución mutuamente satisfactoria, de acuerdo con las normas de la OMC.

La Comisión no está autorizada para negociar un aumento en el contingente arancelario existente, pero puede discutir una asignación específica por país de la cuota general.

Las negociaciones con otros países proveedores pueden ser necesarias para garantizar que cualquier asignación acordada específica para cada país con los Estados Unidos respete sus derechos existentes en virtud de los Acuerdos de la OMC / GATT.