Bruselas aumenta los controles en partidas de cítricos importadas de Brasil por la “mancha negra”

La Comisión Europea aprobó una Decisión de Ejecución (2019/449, DOUE de 20 de marzo), en la que aumenta el control de entrada en las partidas de cítricos de Brasil, puesto que en 2018 se  notificó un “número significativo de interceptaciones de l organismo nocivo Phyllosticta citricarpa (Mc Alpine), conocido como “mancha negra” en las inspecciones.

Bruselas considera que se deben reforzar los requisitos para la introducción en la Unión Europea de los cítricos origienarios de Brasil y, por consiguiente, se deben reforzar los requisitos de inspección para introducir en la Unión esos frutos originarios de Brasil, de tal forma que estén sujetos a los mismos que ya rigen para las importaciones de cítricos originarios de Argentina,  Sudáfrica y Uruguay.

Puesto que los frutos cítricos originarios de Brasil, especificados en la Decisión de Ejecución comunitaria, deben someterse a tratamientos contra el organismo especificado, el requisito de información detallada sobre los traatamientos anteiores y posteriores a la cosecha también debe ser aplicable a dichos frutos a efectos de la trazabilidad.

Hasta ahora, los envíos citrícolas brasileños debían ir acompañados para entrar en el mercado UE de un certificado fitosanitaria y una declaración complementaria que confirmase que en la parcela de producción no había signos de Phyllosticta citricarpa desde el último ciclo vegetativo.

En cambios, a partir de ahora los cítricos brasileños, al igual que los del  resto del Hemisferio Sur, “serán sometidos a una inspección visual en el punto de entrada o en lugar de destino. De ellos se llevarán a cabo muestras de un mínimo de 200 frutos de cada especie por cada lote de 30 toneladas.

La medida, que se ajusta a un dictamen del Comité Permanente de Vegatales, Animales, Alimentos y Piensos Copmuestos, no expira hasta el 22 de marzo de 2002, según el Ejecutivo comunitario.

Ver texto pdf de Decisión: DecUEControlCitrHSur

Sin perturbación sudafricana

En una respuesta parlamenta a la eurodiputada española Carolina Punset (Grupo ALDE), la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmström, señala que, “en este  momento, de acuerdo a las cifras de importación de que dispone la Comisión, no puede concluirse que las importaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica hayan perturbado al sector de la producción de  cítricos de la UE.”

La comisaria indica que “el inicio de la última campaña de cítricos en el Sur de Europa ha sido flojo por una serie de razones, no relacionadas con las importaciones: retrasos en la cosecha temprana de fruta, abundancia de fruta de pequeño tamaño a causa del prolongado calor estival, baja demanda en gran parte de Europa debido al tiempo caluroso a principios de otoño, fuertes precipitaciones e inundaciones, problemas fitosanitarios en determinadas regiones productoras y bloqueos en la frontera francesa.”

No obstante lo anterior,  añade Malmström, “la Comisión sigue de cerca las importaciones de  cítricos procedentes de Sudáfrica y continuará haciéndolo para comprobar si se cumplen las condiciones para poner en marcha medidas de salvaguardia.”

En la respuesta de la  comisaria se afirma que el Acuerdo de Asociación Económica (AAE) entre la UE y seis países (Botsuana, Esuatini-Suazilandia, Lesoto, Mozambique,  Namibia y Sudáfrica) de la Comunidad para el Desarrollo del África Meridional (SADC) es un “acuerdo equilibrado,  también en términos de concesiones arancelarias en sectores importantes, tanto para los operadores económicos de la UE, como para los de los países de la SADC pertinentes.”

Aparte de esas concesiones, las partes en el AAE han reconocido la importancia de las normas medioambientales, laborales y sociales.  Cualquier incumplimiento de los compromisos pertinentes, incluidos en el acuerdo, podrá plantearse en el marco del AAE.

Además, añade, “la Comisión está aplicando sus requisitos sanitarios y fitosanitarios vigentes a las importaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica.”

En su pregunta, la eurodiputada de Ciudadanos, Carolina Punset, señalaba que si la CE considera justo para el sector citrícola europeo el acuerdo comercial con los países del África meridional, “que pone al mismo nivel la producción de países con estándares medioambientales,  laborales y sociales inferiores a los que emplean los agricultores europeos.”

Punset también cuestionaba que,  “ante el caos  productivo que está creando la entrada de cítricos de Sudáfrica si la Comisión consideraba necesario establecer algún tipo de ajuste en frontera.”

La eurodiputada afirmaba que, “más allá de la evidencia que la Comisión ha constatado sobre la amenaza fitosanitaria que la enfermedad de la “mancha negra” supone para el sector citrícola europeo, el alargamiento hasta el 30 de noviembre de la campaña de introducción de cítricos procedentes de Sudáfrica y África meridional,  prácticamente si aranceles, estaba significando la destrucción del sector europeo de producción citrícola, concretamente en el Levante español”.

Y, añadía que, aunque el volumen de importaciones es similar al de años anteriores, el mayor  solape de variedades tardías del Hemisferio Sur con las variedades tempranas del Hemisferio Norte,  ha desbordado  el mercado, echando por tierra el precio de la naranja en campo, hasta el extremo de activarse mecanismos de retirada de productos , que llegan a alcanzar las 50.000 toneladas, según las organizaciones agrarias valencianas.

¿Llevará Sudáfrica a la UE ante la OMC?

Precisamente, durante los últimos días, el sector citrícola sudafricano celebró su cumbre bianual y en este encuentro Mooketsa Ramasodi, director general adjunto del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de África del Sur, anunció que su Gobierno está preparando la documentación para iniciar una disputa formal contra la Unión Europea ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), en la que se denuncia la legislación comunitaria de importación frutícola.

En diciembre,  Sudáfrica trató de convencer ya a la Comisión Europea de que relajara los controles que se vienen realizando para evitar la entrada del hongo de la “mancha negra” en España y, por ende, en la UE, que dificulta la comercialización de los cítricos afectados.

Los exportadores sudafricanos, según recoge el diario “Mediterráneo” en su edición de 19 de marzo, defienden que en la última campaña se redujeron los envíos “contaminados” por la “mancha negra, pero la CE rechaza tal posibilidad, porque los buques llegados de otros países terceros, como Brasil o Argentina, siguen conteniendo la plaga de forma habitual.

Intercambios con Sudáfrica

Según un informe que el MAPA hizo llegar al sector citrícola,  de los principales países suministradores de cítricos de fuera de la UE solo  descendió en 2018  respecto a un año antes Marruecos,  bajando otros menos importantes como Israel, China, Estados Unidos y Brasil.

Las principales exportaciones de  cítricos a la UE se realizaron desde  Sudáfrica (813.318 t, un 9,6% más que en 2017 un 23,5% más que la media); Egipto (339.648 t, un 18,5% más que en 2017 y +51,7% sobre la media del último lustro);  Marruecos (263.103, un 4,6% menos que en 2017, pero un 32% más que la media de los 5 años anteriores);  Turquía (325.616 t, un 54,6% más que en 2017 y un 39,5%  más en los últimos 5 años), y Argentina (232.062 t, un 16,3% más que en el año precedente y +11,8%  sobre la media quinquenal).

En los últimos cinco años, Sudáfrica ha experimentado un aumento de sus exportaciones,  Tras crecer cerca de un 10% en 2018 sobre el año anterior, el país africano ocupa el segundo lugar como suministrador de cítricos al mercado UE, después de España, con una media de unas  645.000 t, aunque en 2018 llegó al récord de 813.318 toneladas.

El 64% de esos envíos fueron naranjas, con 464.506 t en 2018 (+3% sobre un año antes y +10,8% sobre media quinquenal) alcanzando el 79% junto con los pequeños cítricos (unos 129.270 t, sumando con las naranjas 593.775 t,  un 4,7% más que en 2017 y un 14,6% sobre la media del último lustro). Además, envío a la UE en 2018 unas 109.375 t (+13,6%) de pomelos y 110.169 t (+40,1% sobre 2017) de  limones.

En 2018,  aunque globalmente las importaciones de naranjas de Sudáfrica se incrementaron un 3%,  en el periodo de ampliación del acuerdo con la UE (mitad de octubre a noviembre), cuando entraron con arancel reducido, las entradas fueron de 10.206 t (-39,4% sobre 2017 y -7,7% sobre la media de las dos últimas campañas).

La mayor parte del volumen de naranjas sudafricanas  entraron al mercado UE en el periodo que va de julio hasta mitad de octubre, donde cuentan con arancel 0, con 444.125 t (+6,9% sobre 2017 y +9,7%  sobre las dos campañas anteriores), mientras que entre enero-mayo,  con el régimen general o en diciembre, solo entraron 246  t y 164 t, respectivamente.

Durante los meses de septiembre y octubre se importan en torno al 60% del total de las naranjas sudafricanas de campaña, con un incremento durante ese último mes del 29% sobre el ejercicio de 2017 y del  53% en relación con la media  de las últimas cinco campañas.

Los valores unitarios de importación en la UE de las naranjas procedentes de Sudáfrica son generalmente superiores a los valores medios mundiales y en alguna ocasión a los españoles. En 2018, el valor de España fue el más alto, a 0,77 €/kg (0,15 €/kg en árbol y 0,45 €/kg precio OP),  frente a los 0,72 €/kg de Sudáfrica y los 0,72 €/kg del resto del mundo, no evidenciándose al parecer,  según el MAPA, una clara relación entre los precios en origen en España y los valores medios de importación de la Unión Europea.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para acceder o registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2018