UPA y Agroseguro se enfrentan por una cláusula que reduce la indemnización en el seguro de cereales

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y el “pool” de entidades aseguradoras privadas del seguro agrario, Agroseguro, discrepan sobre la existencia de una cláusula en el condicionado de la póliza del seguro, que descuenta de la indemnización a los agricultores damnificados el coste de la cosecha en aquellas parcelas que por causa de la sequía no se va siquiera a entrar a cosechar.

UPA denuncia la injusticia que se estaría cometiendo con los agricultores cerealistas asegurados frente a la sequía por una póliza de su seguro agrario. La organización agraria acusa directamente a Agroseguro de querer “hacer negocio mediante una cláusula rastrera”, que le llevaría a apropiarse de 20 millones de euros que corresponden a los asegurados.

La “jugada” de Agroseguro consiste, según UPA, en descontar el coste de la siega en aquellas parcelas en las que no se va a cosechar. El “descuento” en el pago de la indemnización, señala UPA, sería de 0,16 por kilo. “Si consideramos que cerca de 500.000 hectáreas no se van a segar, el monto total del expolio sería de 20 millones de euros”, calcula esta organización agraria.

UPA asegura que esta condición –sumada a la obligatoria franquicia del 30%- provocará que muchos agricultores reciban una “indemnización escasa e injusta que no cubrirá en absoluto sus pérdidas, en un año de ruina para el sector del cereal”, con cientos de miles de hectáreas en “siniestro total”.

Además, añade, ni la póliza, ni la tasación de los peritos recogen este descuento, por lo que Agroseguro estaría incurriendo en un “engaño a los asegurados”.

Al respecto, UPA exige a Agroseguro que recapacite y no aplique una medida tan dañina para sus clientes asegurados. También pide a la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), dependiente del Ministerio de Agricultura, que “tome cartas en el asunto” y no permita este trato discriminatorio a los cerealistas españoles.

“La mejor promoción para animar a contratar seguros agrarios en la próxima campaña, concluye UPA, sería que ENESA instara a Agroseguro a devolver el importe de esta cláusula injusta a los miles de agricultores españoles afectados”.

No reales

Por su parte, desde Agroseguro, que agrupa a las entidades privadas que trabajan con el seguro agrario, se rechaza las conclusiones de UPA, ya que las mismas contienen afirmaciones absolutamente alejadas de la realidad.

En este sentido, se realizan las siguientes precisiones:

  • El comunicado se refiere al descuento en concepto de gastos de recolección no incurridos –que se aplica únicamente en determinados supuestos –, y asegura que ni la póliza, ni la tasación de los peritos recogen este descuento, por lo que Agroseguro estaría incurriendo en un “engaño a los asegurados”.

 

  • Pues bien, este descuento, añade Agroseguro, sí se encuentra en las Condiciones Especiales del seguro, y lleva contemplado en las mismas desde 1992, es decir, desde hace 25 años, con pleno conocimiento de los grupos de trabajo que anualmente, y con participación de los representantes sectoriales (incluida UPA), revisan los términos de las coberturas del seguro agrario, habiéndose aplicado en multitud de ocasiones sin mayor incidencia.

 

  • Para Agroseguro, el seguro agrario tiene por objeto resarcir de la falta de ingresos derivada del siniestro, y este puede acarrear, cuando el daño es muy importante, también unos menores gastos, concretamente los de recolección, por lo que se admite de forma generalizada que la indemnización en estos casos extremos contemple el quebranto neto, máxime considerando que los precios a efectos del seguro no descuentan el efecto de esos gastos. Algo lógico, pues ni el ahorro de estos gastos se produce en todos los siniestros, ni su efecto es proporcional. Por eso, la cláusula que prevé este descuento tiene su reflejo en una reducción de la prima del seguro. Por lo tanto, el descuento no representa “expolio” alguno

 

  • De acuerdo con el comunicado, esta cláusula “llevaría a apropiarse de 20 millones de euros que corresponden a los asegurados”. Pues bien, en este momento, han sido tasados ya los daños en una superficie de más de 000 ha, y el importe exacto de las deducciones efectuadas por este concepto asciende a 1,5 millones de euros. A ello ha de añadirse que la práctica totalidad de las parcelas con menor rendimiento ya han declarado siniestro, y obviamente es por ellas por donde se han comenzado las labores de tasación y las primeras en terminarse, por lo que la cifra final ya no distará mucho de la que se acaba de citar, y sí, por el contrario, de la que ha reflejado el reiterado comunicado.

A mayor abundamiento, añade Agroseguro, si se compara la cifra anterior con la estimación del coste que van a representar para el seguro las indemnizaciones por sequía en cereales en este ejercicio, que no serán inferiores a 130 millones de euros, el efecto podría rondar un 1,2% de este último importe.

Por último, Agroseguro indica que “no solo entendemos, sino que además compartimos, que los representantes sectoriales deben defender los intereses de los agricultores y ganaderos, y nuestra posición es y será siempre de total colaboración, pues esos intereses son también los de nuestros propios clientes, pero creemos que estas manifestaciones están fuera de lugar, pues no responden en absoluto a la realidad”.

Foto: UPA. Cereal sin cosechar.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015