El Tribunal de Cuentas Europeo ve compleja y poco eficaz la “ecologización” de la PAC

Según un nuevo informe del Tribunal de Cuentas Europeo, los pagos destinados a incentivar a los agricultores a «ecologizarse» probablemente no refuercen el comportamiento de la Política Agrícola Común (PAC) desde el punto de vista medioambiental y climático de manera significativa.

Los auditores constataron que los nuevos pagos añadían complejidad al sistema, pero habían dado lugar a un cambio de las prácticas agrícolas solo en un 5% de las tierras cultivables de la Unión Europea.

La “ecologización” es un nuevo tipo de pago directo introducido con la reforma de 2013 de la PAC, concebido para recompensar a los agricultores por tener un impacto positivo en el medio ambiente que, de otro modo, no habría sido gratificado por el mercado. Es el único pago directo cuyo principal objetivo declarado es de carácter medioambiental.

Los auditores examinaron si la “ecologización· podía reforzar los resultados medioambientales y climáticos de la PAC, de conformidad con los objetivos de la UE. Asimismo, se entrevistaron con las autoridades de cinco Estados miembros: Grecia, España (Castilla y León), Francia (Aquitania y Norte-Paso de Calais), los Países Bajos y Polonia.

En palabras de Samo Jerev, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del informe, «la ecologización sigue siendo esencialmente un régimen de apoyo a la renta. Tal como se aplica actualmente, es improbable que refuerce el comportamiento medioambiental y climático de la PAC de manera significativa».

Los auditores constataron que la Comisión Europea no había desarrollado una lógica de intervención completa para los pagos de “ecologización”, ni había fijado para este régimen unos objetivos medioambientales claros y suficientemente ambiciosos.

Por otra parte, la asignación presupuestaria para la “ecologización” no está justificada por la consecución de los objetivos medioambientales y climáticos de la política.

También observaron que era improbable que la “ecologización” proporcionara beneficios significativos para el medio ambiente y el clima, principalmente debido a que una parte considerable de las prácticas subvencionadas se habría llevado a cabo incluso sin el pago.

Los auditores estiman que la “ecologización” solo ha supuesto cambios en las prácticas agrícolas en alrededor del 5% de las tierras cultivables de la UE.

Por último, constataron que era poco probable que los resultados justificaran la gran complejidad que la “ecologización” añade a la PAC, debido en parte a solapamientos entre este régimen y otros requisitos medioambientales de la política.

Recomendaciones

Los auditores recomiendan que, en la próxima reforma de la PAC, la Comisión desarrolle una lógica de intervención completa para la contribución de esta política a los objetivos medioambientales y climáticos. En sus propuestas para la reforma, la Comisión debería seguir los siguientes principios:

  • Los agricultores solo deberían tener acceso a los pagos de la PAC si cumplen una serie de normas medioambientales básicas. Como elemento disuasorio debería ser suficiente la aplicación de sanciones por incumplimiento.
  • Los programas agrícolas destinados a responder a las necesidades medioambientales y climáticas deberían incluir objetivos de resultados y financiación que reflejen los costes incurridos y la pérdida de ingresos derivada de actividades que vayan más allá de las normas medioambientales básicas.
  • Cuando los Estados miembros puedan elegir entre distintas opciones de aplicación de la PAC, tendrían que demostrar que sus opciones son eficaces y eficientes para alcanzar los objetivos de la política.

La Unión Europea gasta 12 000 millones de euros anuales en el nuevo pago “verde” o de “ecologización”, que representa el 30% del total de pagos directos de la PAC y casi el 8% del presupuesto total de la UE. Para los agricultores, esto se traduce en una media de alrededor de 80 euros por hectárea al año.

Cuando se introdujo la “ecologización”, el Parlamento Europeo y el Consejo transfirieron los fondos para la “ecologización” de otros pagos directos, por lo que el presupuesto total de pagos directos de la PAC se ha mantenido relativamente estable.

La “ecologización” se aplica en régimen de gestión compartida, en el que la Comisión Euroepa asume la principal responsabilidad de ejecutar el presupuesto de la UE, pero delega las tareas de ejecución a los Estados miembros.

 

GreeningPACTCUE


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015