El tamaño de las explotaciones porcinas españolas casi se ha triplicado en los últimos quince años

El Banco de Datos de Referencia del Porcino Español, BDPorc, gestionado por el Instituto de Investigación y Tecnología Agraria (IRTA), ha hecho públicos los resultados técnicos del conjunto de las explotaciones porcinas españolas, adheridas a este sistema, correspondientes al ejercicio de 2015, a partir del análisis de los datos de 788.541 cerdas repartidas por toda  la geografía española.

El BDPorc destaca que en el periodo de 15 años, de 2000 a 2015, el tamaño medio de las granjas porcinas adheridas al sistema casi se ha triplicado de forma progresiva. El número medio de reproductoras presentes en granjas ha aumentado a un ritmo de 52 cerdas al año. Partiendo de una media de 464 cerdas en el primer intervalo de tiempo (2001-2003) ha aumentado hasta las 1.135 reproductoras porcinas en el último periodo de tres años (2013-2015).

La tasa de partos, que corresponde a la cantidad de cerdas que llegan a parir después de ser inseminadas,  se ha incrementado anualmente 0,42 puntos en los últimos 15 años. Esta tasa ha aumentado del 78,52% en 2001 al 84,79% en 2015, con un aumento progresivo de 6,27 puntos a lo largo de dicho periodo.

Asimismo, se ha producido un incremento anual de la  productividad numérica, entendida como el número de lechones destetados por cerda y año (índice sintético de referencia) de 0,37en el periodo 2000-2015, pasando de 20,34 lechones destetados en 2001 a 25,99 lechones destetados en 2015.

Por otro lado, la Duración de la Lactación en España se ha incrementado en las explotaciones porcinas desde los 21,53 días en 2001 a los 23,96 días en 2015.Esto, de media, significa un aumento constante de la duración de la lactación de 0,16 días/año (aumento de 2,43 días en 15 años. Este parámetro está expuesto a  cambios y es muy analizado para ver el posterior efecto en el Intervalo Destete-Cubrición Fértil (IDCF) y en la prolificidad del siguiente ciclo.

Asimismo, el BDPorc ha observado  la reducción de 2,72 Días No Productivos (DNP) de las reproductoras en los últimos quince años. Para este índice, no se ha tenido en cuenta el periodo recría-pubertad, ni los días entre el último movimiento-baja. Este índice es tenido muy en cuenta por las connotaciones económicas que comporta. De media,  los DNP se han reducido a un ritmo de 0,18 días y año.

En relación a la distribución del  censo por ciclo en las explotaciones porcinas adheridas al BDPorc, el porcentaje de cerdas nulíparas ha sido del 19,24%; el de cercas con más de 7 ciclos, del 8,46%, y el de cerdas entre el 2º y el 6º ciclo del 72,25%.

Según el IRTA, el equilibrio censal es importante de cara a la dinámica de la población (política de renovación, porcentajes de altas y de bajas) y al posible envejecimiento del censo, así como también para situar el mayor porcentaje de cerdas reproductoras en los ciclos más productivos.

En conclusión, la eficiencia técnica de las explotaciones porcinas españolas es evidente cada año, con una mejora anual tanto de la prolificidad, como del ritmo de reproducción, de la reducción de los intervalos improductivos y del equilibrio de  la pirámide censal.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015