Sorpresa y estupor por la detención de varios dirigentes de UPA-UCE Extremadura

La Guardia Civil ha detenido a siete personas, entre ellos al secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-UCE) en Extremadura, Ignacio Huertas, y otros directivos, dentro de la operación que lleva a cabo.

Estas detenciones se enmarcan en la operación que la Unidad de la Policía Judial de la Guardia Civil – desarrolla en las sedes Mérida y Badajoz, en la provincia pacense, y Plasencia, Talayuela, en la de Cáceres, que estarían relacionadas supuestamente con financiación ilegal, según citan varias agencias de información.

La organización agraria UPA confirmó la detención de Huertas y del secretario de Organización, Maximiano Alcón, e informó que la investigación corre a cargo de un juzgado de Cáceres.

Entre los detenidos en Mérida estarían también el secretario de Acción Sindical y Agricultura, José Cruz, y el exsecretario de Organización Miguel Leal, así como la vicesecretaria general María Antonia Alcalá, que se encontraba esta mañana en la sede de Plasencia, según han informado a Efe fuentes de la investigación,

Las mismas fuentes precisan que los registros continúan en las sedes, por lo que no se descartan nuevas detenciones.

Al parecer, las investigaciones estarían relacionadas con subvenciones europeas destinadas a actividades de formación.

La Guardia Civil acusa a los cinco miembros de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Extremadura, detenidos hoy, de pertenencia a organización criminal, de delitos contra la Hacienda Pública por fraude en subvenciones y blanqueo de capitales.

Así lo indicaron a la agencia EFE fuentes de la investigación, que señalaron también que se investiga a estos arrestados por falsificación de documentos.

Las mismas fuentes precisaron que son cinco los detenidos por el momento en una operación en la que también se practicaron varios registros en las sedes de esa organización agraria en los municipios extremeños de Mérida, Badajoz, Plasencia, Coria y Talayuela.

La Guardia Civil puso en marcha desde primeras horas de la mañana de este 2 de noviembre una amplia operación en las oficinas de la organización agraria UPA-UCE. En su sede central de Mérida se ha podido ver acompañado por los agentes al secretario general de la organización en la región Ignacio Huertas y al histórico dirigente José Cruz, y la operación, a instancias de un juzgado emeritense, se ha saldado con siete detenidos y 25 investigados.

La Junta de Extremadura no tiene constancia oficial de los registros en UPA ni sus motivos y el secretario general  de UPA nacional, Lorenzo Ramos, se mostró sorprendido por las detenciones en UPA-UCE y afirmó ignorar los motivos

Fuentes de Delegación de Gobierno confirmaron varias detenciones en Mérida, Coria, Talayuela, Plasencia y Badajoz. Entre los detenidos se encuentran, además de Ignacio Huertas y el secretario de Acción Sindical y Agricultura, José Cruz, al exsecretario de Organización Miguel Leal, así como la vicesecretaria general María Antonia Alcalá, que ha sido detenida en las oficinas de Coria.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Extremadura cuenta con cerca de 10.000 afiliados en la región extremeña: agricultores y ganaderos profesionales de todos los sectores y en todas las comarcas

Pasadas las once de la mañana, Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura llegó a las oficinas de Mérida. Huertas declaró que “no sabe nada” de los motivos que han originado los registros, pero que está preocupado por la imagen negativa que está dando la organización. Finalmente, Ignacio Huertas quedó en calidad de detenido en la sede de UPA-UCE en Mérida.

Prudencia y confianza

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) estatal pidió “prudencia” en relación con la investigación que afecta a la organización en Extremadura y mostró su “total confianza” en las personas que están siendo investigadas, remarcando que “todos en UPA trabajamos por y para los agricultores y ganaderos” y que “somos los más sorprendidos por esta investigación”, declararon.

En este sentido, mostró su “estupor y sorpresa” por la investigación puesta en marcha hoy por la Guardia Civil en varias de sus sedes en Extremadura, asegurando que, en estos momentos, no dispone de la suficiente información para confirmar ni desmentir los datos que han ido haciendo públicos los medios de comunicación.

La organización afirmó que “obviamente” colaborará con la justicia en todo aquello que sea necesario, y ha pedido “confianza” en el buen hacer de los compañeros y compañeras de UPA y en que “pronto se aclarará todo”.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015