El sector vitícola recibió 2.098 M€ para reestructurar 375.542 ha de cultivo entre 2001 y 2016

La aplicación de la medida de reestructuración y reconversión de viñedo, iniciada tras la aprobación de la Organización Común de Mercado  (OCM) del Vino de 1999, luego con el Plan de Apoyo sectorial 2009-2013 y, por último, con el aún vigente 2014-2018,  ha supuesto ayudas comunitarias para el sector vitivinícola español de 2.098 M€ destinados a la mejora y modernización de 375.542 ha de superficie de viñedo.

Según el Mapama, la superficie reestructurada representa algo más del 39% de la superficie plantada total de viñedo en nuestro país que, a fecha de 31 de julio de 2016, alcanzaba las  959.535 hectáreas.

Hay que anotar que los viticultores tuvieron que realizar para percibir estas ayudas del FEAGA comunitario un esfuerzo inversor similar, aunque algo inferior, en función de cómo fuese la financiación de estos gastos, de entre el 50 y el 75% del total de la inversión, mientras que las Administraciones públicas españolas (la General del Estado y las autonómicas) solo se limitaron a la gestión y distribución de estas ayudas, pero sin aportar financiación alguna.

En el primer periodo de aplicación (2001-2008) de la medida de reestructuración y reconversión vitícola la demanda de fondos comunitarios de 1.308 M€ fue a parar a 203.233 ha de viñedo, con una media de 6.435 €/ha y con una superficie media de 25.404 ha y año durante estos primer programa quinquenal.

En el segundo periodo, entre 2009 y 2013, on la aplicación del primer Programa de Apoyo sectorial, las actuaciones financiadas se realizaron sobre una superficie vitícola de 100.450 ha, con una financiación pública de 522 M€, y una ayuda media de 5.198 €/ha, en 20.090 hectáreas.

En los dos primeros ejercicios del Programa de Apoyo 2014-2018 al sector, la financiación comunitaria continuó en descenso. En 2014 fue de 4.049 €/ha, y en 2015, de 3.372 €/ha, recuperándose en el pasado ejercicio de 2016, hasta una media de 3.791,80 € por hectárea, según el Mapama.

En 2014, se llevaron a cabo de acciones de reestructuración en 27.796 ha de viñedo, con un presupuesto del FEAGA de 112,53 M€ y en 2015, en  23.837 ha por importe de 80,41M€. El ejercicio pasado, la medida se aplicó sobre 19.778 ha, con un coste de casi 75 millones de euros.

Durante estos últimos 16 años de aplicación de los planes de reestructuración y reconversión de viñedo, Castilla-La Mancha fue la Comunidad que más viñedo reestructuró, con 183,614 ha, casi un 49% del total nacional, percibiendo desde 2001 a 2016 ayudas comunitarias por importe cercano a los 1.074 M€, un 51,2% del total, seguido de Extremadura, con 53.376 ha (14,21%) y 266,5 M€, un 12,7% del total.

Por detrás se situaron Cataluña, con 28.883 ha reestructuradas (7,7%) y 146,65 M€ (7,04%) de financiación, seguido de la Comunidad Valenciana, con 22.749 ha (6,06%) y 103,65 M€ (4,94%); Aragón, con 20.921 ha (5,57%) y cerca de 88,2 M€ (4,2%); Castilla y León, con 18.285 ha (4,87%) y 101,62 M€ (4,84%); La Rioja, con 13.784 ha (3,67%) y 71,73 M€ (3,42%); Andalucía, con 8.676 ha (2,13%) y 67,40 M€ (3,21%)…etcétera.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015