El sector productor está a favor de prorrogar el “Paquete Lácteo” más allá de 2020

El COPA-Cogeca, que defiende los intereses del sector productor agrario y de sus cooperativas en la UE, está a favor del informe de la Comisión Europea que aboga por la prórroga del paquete leche después de 2020 y subraya la importancia de las organizaciones de productores (OP), como las cooperativas, para garantizar a los productores una mejor retribución del mercado.

El COPA-Cogeca se declara a  favor de la reivindicación de que el “Paquete lácteo”,  centrado en la consolidación de las relaciones contractuales entre los agricultores y los transformadores, con objeto de mejorar la débil posición de los productores en la cadena alimentaria y permitir que obtengan una mejor retribución del mercado – se prorrogue después de 2020.

El presidente del Grupo de Trabajo “Leche y productos lácteos” del COPA-Cogeca, Thierry Roquefeuil, afirmó que “estamos satisfechos de ver que el “Paquete lácteo” se está aplicando en toda la Unión Europea”.

“Los productores de leche, añadió, lo han estado pasando muy mal y estas medidas son útiles para reforzar su posición. Los contratos en virtud del citado “Paquete” normativo ayudan a reducir las consecuencias de la volatilidad del mercado y ofrecen cierta previsibilidad a los productores”.

“La situación de mercado está mejorando, afirmó Roquefeuil, en particular en el caso de los precios de los lácteos. Sin embargo, nos decepciona la última decisión de la Comisión Europea de empezar a sacar al mercado de la Unión las existencias de leche desnatada en polvo, porque lo consideramos demasiado precipitado”, añadió.

“Pensamos que el Paquete Lácteo” debe prorrogarse después de 2020, con el fin de ayudar a los agricultores a obtener una mejor retribución por sus productos. Gracias a sus disposiciones en materia de OPs,  se ayuda a mejorar la posición de los agricultores, sobre todo en aquellos países en los que faltan cooperativas lácteas y en los que la cuota de mercado de éstas es reducida, señaló el presidente sectorial del COPA-Cogeca.

Asimismo, las cooperativas permiten a los agricultores obtener un mejor precio por su producción.  Por ello, apostamos por el intercambio de información en materia de buenas prácticas a la hora de crear OPs, cooperativas incluidas,. Algo que estimamos fundamental para aprovechar mejor las oportunidades de financiación disponibles para ello en la política de Desarrollo Rural de la UE, señaló Thierry Roquefeuil

Además, “creemos que las cooperativas deben ser capaces de ganar en tamaño y escala, para ser más eficaces”, subrayó el secretario general del COPA-Cogeca, Pekka Pesonen.

“No obstante, añadió, el “Paquete lácteo no basta para acometer todos los retos. Debe complementarse con otros instrumentos – contratos a precio fijo, mercados de futuros – que sirvan de ayuda para proteger la renta de los agricultores frente a los riesgos. Una red de seguridad eficiente resulta también fundamental. Además, los riesgos en el mercado exterior podrían cubrirse mediante los seguros de crédito a la exportación”, concluyó Roquefeuil

Paquete lácteo

La Comisión Europea adelantaba el pasado 24 de noviembre, el mismo día en que se anunciaba la salida de intervención pública de una parte de la leche desnatada en polvo para su subasta, su segundo informe sobre el funcionamiento del denominado «Paquete lácteo», un conjunto de medidas que se puso en marcha en 2012 con el objetivo de fortalecer la posición de los productores lácteos europeos en la cadena de suministro.

El informe muestra, según la CE,  que, después de tres años de aplicación, los agricultores europeos utilizan cada vez más los instrumentos que ofrece el «Paquete lácteo», como las negociaciones colectivas de cláusulas contractuales a través de las organizaciones de productores o el uso de contratos escritos.

La medida que permite la negociación colectiva se ha concebido para reforzar el poder de negociación de los productores de leche, mientras que los contratos escritos ofrecen una mayor transparencia y trazabilidad a los agricultores.

El informe estaba inicialmente previsto para 2018, pero, a la luz de las persistentes dificultades en el sector lácteo, Phil Hogan, comisario de Agricultura de la UE, decidió adelantarlo para finales de 2016. Este compromiso formaba parte de la serie de medidas de solidaridad para el sector lácteo anunciadas y aplicadas durante el año pasado.

Hogan afirmó que “el informe demuestra que hay medidas que podemos adoptar a nivel de la UE para garantizar a los agricultores del sector lácteo una mejor posición en la cadena de suministro. A raíz del informe del Grupo operativo sobre mercados agrícolas de la semana pasada, considero que este informe es una prueba más de la acción política, en el contexto del programa de trabajo de la Comisión para 2017».

El informe examina, asimismo, nuevas posibilidades para los agricultores del sector lácteo. Por ejemplo, pone de relieve el potencial de dos instrumentos clave del «Paquete lácteo» —las organizaciones de productores y las negociaciones colectivas—, que los Estados miembros y las organizaciones de productores y de agricultores todavía no explotan plenamente; el informe enumera también distintos medios para intensificar su eficacia tanto en la UE como en los Estados miembros.

En concreto, se anima a los Estados miembros a tomar las medidas necesarias para fomentar la creación de organizaciones de productores (OPs) que realicen actuaciones colectivas que rebasen la negociación colectiva, aumentando así el peso de los productores en la cadena de suministro de leche.

Además de estas recomendaciones, debería estudiarse la posibilidad de ampliar la función de las organizaciones interprofesionales.

El informe llega a la conclusión de que, para alcanzar todo el potencial de las medidas que ofrece el «Paquete lácteo», sería conveniente ampliar su aplicación más allá de 2020.

 Contexto

Aprobado por codecisión en 2012, el «Paquete lácteo» tenía por objeto reforzar la posición de los productores lácteos en la cadena de suministro de productos lácteos y preparar el sector para un futuro más sostenible y mejor orientado al mercado, intentando, en particular, aprovechar las lecciones de la crisis del mercado de la leche y de los productos lácteos de 2009. Los Estados miembros tienen la opción de que los contratos escritos entre agricultores y transformadores sean obligatorios en el sector lácteo, lo que permite a los agricultores negociar cláusulas contractuales colectivamente dentro de ciertos límites.

El «Paquete lácteo» también establece normas específicas de la UE para las organizaciones interprofesionales, que permiten a los agentes de la cadena de suministro de productos lácteos dialogar y llevar a cabo una serie de actividades, y los Estados miembros pueden, en determinadas condiciones, aplicar normas para regular la oferta de quesos con DOP/IGP. El «Paquete lácteo» consta también de medidas para aumentar la transparencia en el mercado.

Las medidas establecidas en el citado paquete se aplicarán hasta mediados de 2020. Se encargó a la Comisión que presentase informes en 2014 y 2018 sobre la situación del mercado y la aplicación de las medidas.

Esos informes, dirigidos al Parlamento Europeo y al Consejo, debían evaluar en particular los efectos sobre los productores de leche y sobre la producción láctea en las regiones desfavorecidas y debían presentar posibles incentivos para animar a los agricultores a celebrar acuerdos de producción conjunta.

En el marco del paquete de solidaridad puesto en marcha por el comisario Hogan en septiembre de 2015, el segundo informe, previsto para 2018, se adelantó a 2016 y se publica este 24 de noviembre.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015