Sector lácteo: “es tiempo de resolver y no de proponer”

Tras la protesta en Valladolid de varios centenares de ganaderos de vacuno de leche de toda la Comunidad Autónoma, así como a sus organizaciones, ASAJA de Castilla y Léon pide apoyo para que todas las medidas de defensa del sector que puedan emprenderse se ejecuten con urgencia. “Es tiempo de resolver y no de proponer, los ganaderos están hartos de palabras”, subrayó el presidente de esta organización agraria, Donaciano Dujo.

Dujo añadió que “aunque es cierto que estamos ante un problema de precios que supera el ámbito autonómico y nacional, hay una serie de medidas que dependen de la diligencia del Gobierno autonómico”. Entre esas medidas que ASAJA calificó como “inaplazables” están:

  • Creación del Defensor de la Cadena Alimentaria, figura marcada por la Ley Agraria, con potestad para vigilar y hacer propuestas que favorezcan el equilibrio de la cadena, así como para denunciar prácticas abusivas, como cuando el precio pagado por la industria no cubre los costes de producción. Paralelamente, puesta en marcha de la Junta de Arbitraje para supervisar contratos entre industria y productor, que tal como regula la Ley Agraria tiene competencias para supervisar que los contratos sean equilibrados y ofrezcan garantías a largo plazo.
  • Habilitación urgente del Seguro de Rentas, presupuestado en el Plan de Desarrollo Rural 2014-2020 con 14 millones. Este seguro indemnizaría a los productores cuando se produzca una bajada severa de sus ingresos, tal como ocurre en este momento.

Junto a estas medidas, recogidas ya en la normativa y cuyo desarrollo depende de la Consejería de Agricultura y Ganadería, ASAJA pide a la Junta de Castilla y León un plan de abandono voluntario indemnizado de la producción de leche.

Este plan de abandono iría dirigido exclusivamente a los ganaderos que tengan que dejar obligatoriamente la actividad al no encontrar un comprador que se haga cargo de la producción.

Por otra parte, y mientras que se ejecutan estas medidas, ASAJA considera que la penosa situación de los ganaderos exige la aprobación de un paquete extraordinario de ayudas directas, con aportación financiera tanto de Bruselas como del Ministerio y de la Junta de Castilla y León, tal como las que se concedieron en 2009, en una crisis láctea de menor envergadura que la actual, en la que el Gobierno autonómico destinó 6 millones de euros para proporcionar un “balón de oxígeno” al endeudamiento del sector.

ASAJA considera que la Administración autonómica debe hacer todo lo que esté en su mano para aportar soluciones ante una crisis de enormes dimensiones que amenaza con borrar del mapa a cientos de explotaciones de vacuno de leche.

“Es importante presionar ante Madrid y ante las instituciones europeas, y ASAJA apoyará sin fisuras a Junta y Ministerio en su petición de una estrategia comunitaria para afrontar la crisis láctea, pero también hay cosas importantes que se pueden hacer desde Castilla y León, y hay que hacerlas ya”, ha recalcado Donaciano Dujo, presidente de la OPA.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015