El sector del ajo califica de incomprensible el nerviosismo en el inicio de la campaña

La semana pasada, la Junta Directiva de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, ANPCA, se reunió en Las Pedroñeras (Cuenca) con el fin de analizar y exponer la situación actual del sector del ajo a nivel nacional e internacional.

En la región productora más temprana de recolección, Andalucía, con más de 5.000 hectáreas cultivadas, ya está casi finalizada la campaña de recolección y almacenamiento del ajo temprano tipo Spring, con unos rendimientos calificados como buenos y que, a pesar de las últimas inclemencias meteorológicas sufridas a mediados y finales del mes de mayo, que afectaron al cultivo en su principal momento de cosecha, la calidad en general se califica como buena, salvando las partidas que se han visto afectadas que se calcula no sobrepasen el 15% del total.

En lo referente a la principal región de producción, Castilla-La Mancha, que este año cuenta con casi 15.000 hectáreas cultivadas, la recolección del ajo tipo Spring ya ha llegado a su fin, aunque la escasa disponibilidad de mano de obra, y lo laborioso del proceso manual con el que se realiza el proceso de corte y almacenamiento del producto, está provocando que la retirada del ajo de los campos esté desarrollándose de manera lenta.

En cuanto a calidad, la producción que se está obteniendo en este tipo de ajo es calificada como excepcional, lo que unido a las buenas condiciones climáticas que se están produciendo, tendrán como resultado un producto final capaz de cubrir la demanda más exigente del consumidor.

La Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, ANPCA, también analizó la situación del inicio de la campaña de comercialización de este nuevo ajo, calificando de incomprensible el nerviosismo que se ha detectado en el sector con operaciones de venta por debajo de lo esperado. Con uno niveles de almacenamiento tan bajos como los de partida de esta campaña, y con un mercado con niveles de demanda alta, los niveles de precios registrados en este inicio de campaña están por debajo de lo admisible por el mercado.

En este sentido, ANPCA estima que sólo puede ser comprensible que se estén realizando operaciones de venta a estos niveles a través de los mecanismos de competencia desleal que se han detectado en empresas del sector, con incumplimiento de los requisitos legales establecidos para la óptima comercialización del producto.

ANPCA, recordó que continuará con su labor de vigilancia para que todas las empresas operadoras en el mercado cumplan con los mismos controles en materia de seguridad laboral y calidad del producto final puesto a disposición del consumidor. En esta pasada campaña, ANPCA ya procedió a la comunicación con varias empresas del sector para solicitar la regularización de su situación, evitando distorsiones en el mercado.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015