Sastisfacción en UPA-UCE porque se permitirán los movimientos de ganado hasta final de mes

UPA-UCE Extremadura ha valorado de forma muy positiva el compromiso del MAGRAMA para ampliar la libertad de movimientos en el ganado hasta el 31 de mayo. Pese a que el periodo estacionalmente libre de lengua azul finalizó el pasado 26 de abril, la Administración Estatal ha decidido permitir hasta finales de mayo estos movimientos para evitar el bloqueo de las explotaciones ganaderas.

La lengua azul es una enfermedad transmitida entre el ganado bovino y ovino a través de un mosquito, por lo que su contagio depende de la temperatura. Durante los meses fríos no hay mosquitos, por lo que el Ministerio establece en este tiempo un período libre de lengua azul cuya finalización estaba fijada el pasado 26 de abril, a pesar de que en la mayoría de comunidades autónomas el plazo de vacunación termina el 30 de junio y la mayor parte del ganado todavía no ha sido vacunado.

“En cuanto a territorios la peor parte se la llevan Andalucía y Extremadura, ya que la vacunación comenzó hace apenas 15 días y nuestra región no puede vacunar en este tiempo a las más de 400.000 vacas y los 3 millones de cabezas de ovino y caprino que tenemos”, incide Huertas.

“Si esta medida no se hubiese llevado a cabo, hubiera supuesto un bloqueo muy importante para las explotaciones ganaderas de la región, especialmente para el vacuno”, señala Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura.

En las negociaciones han estado presentes la Unión de Pequeños Agricultores, la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura; y el Ministerio de Agricultura.

Huertas recuerda que en este mes se cierran importantes acuerdos comerciales y muchas ganaderías podrían haberse visto afectadas por las restricciones: “No olvidemos que esta es un enfermedad de papel, que no tiene traslación al ser humano y que no supone ningún riesgo para los consumidores”.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015