El Rey inaugura en La Rioja la sede del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino

 El Rey Felipe VI ha inaugurado hoy en La Rioja la sede del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino —ICVV—, el único instituto de carácter nacional dedicado íntegramente a la investigación en viticultura y enología.

Creado por el Gobierno de La Rioja, la Agencia Estatal CSIC y la Universidad de La Rioja, representa un ejemplo de colaboración institucional alrededor de un objetivo común: la calidad y sostenibilidad del sector vitivinícola. A nivel nacional este sector cuenta con una facturación anual de 6.400 millones de euros, con cerca de un 1 millón de hectáreas de cultivo y constituye una de las señas de identidad de la Marca España.

La investigación que se lleva a cabo en el ICVV identifica como un objetivo estratégico el mantenimiento e incremento de la calidad y diversidad de los vinos, en un contexto de cambio global que incluye no solamente el cambio climático, sino también nuevos modelos de producción y nuevos mercados y competidores en una economía cada día más globalizada.

En este proyecto común trabajan 80 personas, implicadas tanto en investigaciones científicas en torno a la producción de uva y a la elaboración del vino, como aplicaciones tecnológicas para el sector en proyectos de colaboración con empresas.

La actividad investigadora del Instituto se estructura en 11 grupos de investigación, integrados en los departamentos de Viticultura y de Enología. Estos grupos dan cabida a personal científico de los tres organismos que incluyen técnicos de apoyo a la investigación, investigadores en fase de formación, investigadores contratados con cargo a proyectos, o investigadores de plantilla.

El Instituto dispone también de tres servicios científico-técnicos de apoyo a la investigación, que no solo constituyen un apoyo transversal a los proyectos desarrollados en el seno del ICVV, sino que también pueden prestar servicio a otras entidades públicas y privadas en los ámbitos de Análisis Instrumental, Recursos Vegetales y Bodega Experimental.

 La sede y la organización

Desde mediados de 2015, todo el personal de las tres instituciones comenzó a trabajar en la nueva sede de la Finca de La Grajera, próxima a Logroño, dentro de un complejo que integra un edificio científico con bodega experimental (de 5.000 m2 y 1.000 m2 respectivamente), construido por el CSIC, y equipado con fondos FEDER por el Gobierno y la Universidad de La Rioja y un edificio administrativo (de 1.300 m2), que aloja la gerencia y administración del Instituto, la biblioteca y las salas de seminarios, cuyo promotor fue el Gobierno de La Rioja.

El complejo científico de La Grajera se complementa con otros edificios de la Comunidad Autónoma de La Rioja, la Bodega Institucional, con su salón de actos y una zona de servicios, a los que también tiene acceso el Instituto.

La Finca de La Grajera cuenta con una extensión de 250 hectáreas, de las cuales 95 se dedican al cultivo de la vid. Una parte de este viñedo se utiliza en proyectos de investigación. Incluye una amplia colección de variedades (más de 500) y reúne más de 1.700 ejemplares de las principales variedades del valle del Ebro.

El ICVV está gobernado por una Comisión Rectora formada por dos representantes de cada una de las tres instituciones.

La dirección científica del ICVV recae en un director y dos subdirectores que en su conjunto pertenecen a cada una de las tres instituciones. En este momento el director es José Miguel Martínez Zapater (profesor de Investigación del CSIC) y las vicedirecciones recaen en Enrique García-Escudero (jefe del Servicio de Investigación Vitivinícola del Gobierno de La Rioja) y Purificación Fernández Zurbano (profesora de la Universidad de La Rioja).

En el contexto de los objetivos estratégicos del Instituto las investigaciones que se realizan en el Área de Viticultura intentan dar respuesta a los retos del desarrollo de una viticultura diversa y sostenible en condiciones de cambio climático. Para ello se trabaja en:

-nuevos sistemas de gestión del viñedo empleando estrategias establecidas mediante herramientas de viticultura de precisión.

-nuevos sistemas de producción.

-gestión integrada de plagas y enfermedades, con especial atención a las enfermedades de la madera.

-innovación, recuperación y mejora genética de variedades para su adaptación a los futuros contextos productivos.

En el Área de Enología la adaptación al cambio global y el desarrollo de sistemas de elaboración sostenibles, marcan también muchas de las líneas de investigación:

-desarrollo de vinos de menor contenido alcohólico mediante el uso de levaduras no Saccharomyces

-selección de cepas de levadura y de bacterias lácticas mejor adaptadas a contenidos más elevados de azúcar y alcohol en mostos y vinos respectivamente

-búsqueda de alternativas al anhídrido sulfuroso en la elaboración de vinos y limpieza de barricas

-estudio del potencial enológico de variedades minoritarias en la elaboración de vinos tranquilos y espumosos

-efecto del tipo de roble y de su presentación en el proceso de crianza en barrica

-identificación de los componentes químicos del vino responsables de sus atributos, como herramienta para la mejora de los procesos de elaboración.

La financiación de la investigación procede de fondos competitivos de los cuales un 40% procede de fondos nacionales, un 25% de programas europeos, un 20% de contratos con la industria y un 15% de fondos regionales.

Desde su creación, los resultados científicos del Instituto se han traducido en más de 300 publicaciones científicas y en un total de 6 patentes registradas por las instituciones participantes.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015