Récord de contratación del seguro de cultivos herbáceos extensivos contra el riesgo de sequía

Los cultivos herbáceos son unos de los que más peso y tradición tienen en el sector agrario español. Para la actual cosecha se han contratado ya casi 47.000 pólizas del Seguro para Cultivos Herbáceos Extensivos, alcanzándose una cifra récord en la producción asegurada*, de más de 7,3 millones de toneladas, según el “pool” de empresas privadas del aseguramiento agrario, Agroseguro.

Además, los agricultores han optado por modalidades de contratación que ofrecen un mayor nivel de garantías sobre la producción y les protegen frente a un amplio abanico de riesgos, incluyendo la sequía. Prácticamente el 70% de los agricultores han elegido acogerse a la nueva opción de garantizado, sobre el 80% de la producción, contando así con un mayor nivel de cobertura.

Castilla y León continúa siendo la potencia cerealista que más superficie y producción asegura, con más de 870.470 hectáreas y alrededor de 2,77 millones de toneladas. La siguen Castilla-La Mancha, Andalucía y Aragón. Juntas, estas cuatro comunidades aglutinan más del 80% de la producción asegurada de cereales de invierno.

La elevada siniestralidad de la pasada cosecha –los daños se extendieron por más de 870.000 hectáreas alcanzando un valor de 53,12 millones de euros­– se debió sobre todo a la escasez de precipitaciones en meses clave para estos cultivos, como mayo. Esta falta de lluvias, unida a las elevadas temperaturas, provocó importantes mermas en la producción en prácticamente todas las regiones cerealistas.

Además, la prolongada ola de calor de los meses estivales agudizó la situación de sequía (más de 507.000 hectáreas declararon siniestro por esta causa) en las zonas cerealistas de recolección más tardía y en las producciones de girasol.

Fueron también muy significativos los siniestros por pedrisco (más de 195.000 hectáreas), especialmente en Aragón y Castilla-La Mancha, donde varios episodios tormentosos de inusual extensión geográfica y fuerte intensidad –entre los que sobresalen el que afectó a amplias zonas de Castilla-La Mancha el 19 de mayo y varios en Aragón durante el mes de junio– perjudicaron tanto a los cereales de invierno como al maíz.

Ahora, desde el 1 de marzo, los agricultores que no hayan asegurado su cosecha tienen abierto el periodo de contratación del Módulo P, que cubre, a nivel de parcela, los riesgos de pedrisco, incendio y riesgos excepcionales en cultivos de secano y regadío. Además, los que ya hubiesen contratado su seguro y esperen una buena cosecha, pueden suscribir los módulos complementarios.

Ante la posibilidad de verse afectado por la sequía, el pedrisco, u otro tipo de fenómenos imprevistos e incontrolables, el Seguro para Explotaciones de Cultivos Herbáceos Extensivos se perfila como una herramienta eficaz para salvaguardarse ante la incertidumbre.

* Revisados los datos de la serie histórica que comprende desde el Plan 2001 (cosecha 2002), hasta la actual (Plan 2015, cosecha en curso), es decir, las últimas 15 cosechas.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015