El PSOE pide a Hacienda corregir los excesos de valoración catastral de las construcciones agrícolas

La diputada socialista por Lugo Margarita Pérez Herraiz ha registrado en el Congreso una Proposición no de Ley con la que insta al Gobierno a “aprobar unas normas reglamentarias para realizar una valoración adecuada de los suelos calificados como rústicos”.

Además, plantea “aprobar un procedimiento que permita a los Ayuntamientos aplicar unos coeficientes reductores para corregir los excesos de valoración catastral de las construcciones agrícolas resultantes del proceso de asignación de valor catastral, que se ha realizado hasta ahora, mientras no se apruebe una ponencia específica para usos agrícolas”.

Pérez Herraiz recuerda en su iniciativa que la revisión catastral que realiza el Ministerio de Hacienda obliga a incluir en el catastro todas las fincas del medio rural y que se den de alta bienes como instalaciones rústicas que son catalogadas como almacenes o viviendas.

“El resultado, señala, es que instalaciones agrarias que hasta ahora estaban exentas de pagar el impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) ahora tienen que hacerlo”.

Ante esta nueva situación, la diputada socialista denuncia que “como la ponencia de valores instrumental está establecida con criterios de IBI urbano, se está produciendo una valoración excesiva de determinadas construcciones rústicas”.

“Este tipo de construcciones –incide- están sufriendo una valoración muy superior a la de mercado, que además deriva en un incremento patrimonial no ajustado a la realidad”.

Con esta Proposición no de Ley, el Grupo Socialista pretende corregir esta situación. Esta iniciativa parlamentaria contempla además que, “mientras no se apruebe una ponencia específica para usos agrícolas, a través de la FEMP y de otras asociaciones municipales, se asesore a los Ayuntamientos afectados para que aprueben ordenanzas fiscales que establezcan, sobre la base liquidable, tipos impositivos más bajos dentro de la horquilla establecida”

Asimismo, reclama “aplicar de forma progresiva los nuevos valores catastrales resultantes de la aprobación de la ponencia específica para usos agrícolas –cuando ésta se apruebe-, de modo que se suavice la actualización de la cuota resultante de los nuevos valores”.

La diputada señala en que “esta revisión catastral va a tener un impacto muy notable sobre los habitantes del medio rural en general y, sobre todo, sobre los titules de explotaciones agrarias y ganaderas” e incide en que “en algunos ayuntamientos que ya han sido objeto de este procedimiento de regularización catastral y de asignación de valor, determinadas construcciones rústicas ya están sufriendo esa valoración excesiva realizada con criterios de IBI urbano y no de IBI rural”

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015