Protesta de tomateros extremeños por los precios ruinosos que “impone la industria”

Más de 250 productores, que representan casi el 30% de la superficie de tomate que se cultiva en la región extremeña, se han concentrado hoy a las puertas de CONESA para reclamar un precio digno por su producto: “Es una auténtica barbaridad de que en apenas tres años haya bajado en 10 euros el precio por tonelada”, señala José Cruz, secretario de Agricultura de UPA-UCE Extremadura. Desde la organización profesional agraria pedimos la implicación de la Administración regional ante “el derrumbe de este sector”.

Cruz critica que “el mayor grupo agroindustrial de Extremadura” esté liderando la “bajada sistemática” en los precios del tomate: “No negocian, imponen”, lamenta. Por ello, UPA-UCE Extremadura ha convocado hoy una concentración a las puertas de la industria tomatera CONESA para protestar ante la bajada de precios “totalmente injustificada” que marca este grupo: “No se puede seguir así”.

El secretario de Agricultura de UPA-UCE también ha reiterado que se ha hecho un llamamiento al presidente de la Junta para que la Administración regional se implique, ante la importancia del sector en términos económicos, sociales y territoriales: “Es un sector que ha percibido importantes ayudas públicas”. Como ejemplo, desde UPA-UCE señalan la implicación del Gobierno regional para dar estabilidad al sector tabaquero.

Cruz lamenta que el sector industrial se esté consolidando a costa de arruinar a los cultivadores: “No puede ser que la enriquecimiento de la industria se base en el empobrecimiento de los productores”. Además, añade que “es triste que la gente tenga que abandonar el cultivo ante los abusos de la industria”, recalcando que “somos la única organización que está aquí, en la calle, al lado de los agricultores”.

La organización profesional agraria recuerda que en los años de crisis del sector “nos hemos apretado todos el cinturón”, pero que “ahora que no se dan esas condiciones, por lo que no hay justificación para que el tomate se pague al agricultor a menos de 70 euros la tonelada”. Cruz advierte de que estas prácticas pueden arrastrar al resto de industrias del sector: “Esto cala, empieza una industria y seguirán las demás”.

Por su parte Lorenzo Ramos, secretario general de UPA, ha lamentado la indefensión de los productores ante el creciente oligopolio de CONESA: “Cuando llega el verano se habla mucho del oro rojo de Extremadura, pero este señor quiere que el oro solo sea para él”. Ramos reclama “respeto” para los agricultores que llevan produciendo tomate para CONESA. También ha recordado que en apenas 20 años el precio del tomate ha bajado más de 30 euros por tonelada, “cuando los costes de producción y las inversiones que requiere el cultivo son mayores”.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015