El precio de los arrendamientos rústicos subió apenas 1,5%, hasta 140 €/ha de media

El canon de arrendamiento rústico medio se cifró en 2015 en 140 euros por hectárea, superando en 2 euros y en un 1,5% la mediación del año precedente, según la tradicional Encuesta sobre la evolución de estas rentas, realizada por el Ministerio de Agricultura. Se mantiene, así, la tendencia ligeramente creciente que va del año 2013 a 2015, con incrementos del 1,9%, del 1,1% y del 1,5%, respectivamente.

En términos constantes, la variación interanual aumenta en menor medida, en un 1%, aunque observándose una caída pronunciada entre 2010 y 2012, en el que se pasa de 139 €/ha a solo 131 €/ha, con una revalorización en 2013, hasta 133 €/ha; en 2014, de 135 €/ha y en 2015, hasta 137 €/ha.

Según el Magrama, el canon medio de arrendamiento rústico se eleva en todas las clases de tierra. En las tierras de labor en secano, el precio medio del alquiler sube un 1,4%, hasta los 104 €/ha (+1,5 €/ha; en las de viñedo de transformación en secano, aumenta un 2,3% y en 6,9€/ha, hasta una media de 311 €/ha; en las parcelas de olivar de transformación en secano repuntan un 4,5% y en 11,8 €/ha, hasta 275 €/ha de media; en los prados naturales de secano apenas se mueven un 0,4% y en 0,6 €/ha, hasta 141 €/ha y, por último,  en pastizales de secano, el crecimiento es del 5,8% y en 2,4 €/ha, quedando en una media de 43 €/ha.

En regadío, el canon de arrendamiento de las tierras delator sube un 1,7% y en 7,6 €/ha en 2015, para quedar en una media de 455 €/hectárea.

Por Comunidades Autónomas y por importancia de la superficie arrendada, la primera es Castilla y León (pondera un 32,5% del total), con una media de 127 €/ha (+1,1%), seguido de Castilla-La Mancha (16,2% de ponderación), rece un 0,2%, hasta 101 €/ha; en Andalucía (13,8% de ponderación), la subida es del 5,7%,hasta 177 €/ha de media, y en Extremadura (10,7% de ponderación), el canon de arrendamiento de tierras apenas creció un 0,3%, hasta 126 €/ha en 2015.

La apreciación media del canon es de entre 0,2% y 5,7% en las primeras cuatro regiones, que ocupan el 73,2% de la superficie total, aunque su repercusión sobre la variación al alta es aún mayor, del 87,5%.

Cantabria (+20,4 €/ha) y Andalucía (+9,5 €/ha) registran los mayores incrementos nominales respecto al ejercicio de 2014, mientras que Cataluña (+3,4%, Comunidad Valenciana (+3%), Navarra (+2,2%), Madrid (+2,1%), País Vasco (+1,9%), Región de Murcia (+1,9%) y Castilla y León (+1,1%) son las que experimentan subidas más contenidas.

Por el contrario,  el Principado de Asturias (-11%), Galicia (-4,9%), La Rioja (-2,2%), Canarias (-2%) y Baleares (-1,3%) fueron las regiones donde se observaron mayores retrocesos interanuales de sus cánones de arrendamiento rústico. En términos absolutos, los principales descensos se dieron en Canarias y Asturias, con depreciaciones en la renta en torno a 22 €/hectárea.

Extremadura (+0,3%), Castilla-La Mancha (+0,2%) y Aragón (-0,5%) fueron las CC.AA. que presentaron mayor estabilidad en los cánones de arrendamiento rústico pagados con respecto a los del año anterior y la variaron no superó los 0,5€/ha.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015