Por un plan integral para combatir los incendios forestales

La organización agraria profesional Unión de Pequeños Agricultores (UPA) lamenta la “trágica” situación por la que están pasando muchas poblaciones en Galicia, Asturias y Castilla y León a causa del fuego.

UPA señala que “todavía es muy pronto para contabilizar los daños en el medio rural”, dado que en muchos casos aún se está combatiendo el fuego y, en otros, las cenizas y la situación meteorológica impiden la visibilidad. Sin embargo, la organización agraria considera que el trabajo para establecer “un plan integral que combata el fuego tiene que empezar ya”.

 Esta organización agraria expresa su “dolor e indignación” ante la “terrible” situación que se ha vivido, y todavía se vive, en amplias zonas de Galicia, Asturias y Castilla y León. La organización ha querido, sin embargo, lanzar un mensaje de unidad para toda la sociedad.

“Es inadmisible que se mencione a los habitantes del rural entre las causas del fuego, precisamente cuando la sociedad tiene que estar más unida que nunca ante una amenaza de este calibre”.

UPA explicó que las poblaciones del medio rural son “los primeros damnificados por el fuego” pero, además, “son también las que forman la primera barrera (y más importante) de protección contra él”.

La organización apuntó el despoblamiento del medio rural y la decadencia de la ganadería extensiva y el pastoreo, como razones fundamentales de la magnitud del fuego.

Precisamente, estos días se ha celebrado en Villaviciosa (Asturias) un debate del Foro de Acción Rural, donde quince organizaciones no gubernamentales, incluida UPA. Durante estas jornadas, el Foro debate sobre despoblamiento rural y su repercusión en la propagación de los fuegos y otros males.

Entre las propuestas del Foro se encuentra la de Plan de Actuación Forestal que, además de otras medidas, contempla una estrategia de lucha y prevención de los incendios.

Desde UPA lo tienen claro “desde hace tiempo. Llevamos años avisando que se deben otorgar más recursos al medio rural para asentar población, así como para promover la ganadería extensiva y el pastoreo, “labores que tradicionalmente han limpiado el monte y han prevenido incendios”.

En cuanto a las pérdidas, esta organización considera que “todavía es muy pronto para hacer un balance, debido a que las llamas todavía no se han extinguido completamente en estas comunidades autónomas.  Por otro, porque las cenizas, junto con la niebla en muchos casos, han creado las condiciones perfectas para impedir la visión. “Muchos ganaderos todavía no han encontrado a todos sus animales. Mantienen la esperanza de que hayan conseguido huir pero, en muchos casos, están recuperando los cuerpos calcinados”.

En las Jornadas sobre El despoblamiento en el medio rural, organizadas por la Red Asturiana de Desarrollo Rural (RADR), con la participación del Foro de Acción Rural (FAR), los días 16 y 17 de octubre se han puesto sobre la mesa soluciones y experiencias reales y exitosas que están generando tejido económico y fijación poblacional en pequeños núcleos urbanos.

Algunas de estas iniciativas como GenteUp (centro de salud digital) o la cooperativa kikiricoop de comidas ecológicas fueron conocidas in situ por los asistentes.

Además, en diversas mesas se expusieron numerosos proyectos de todo el país que están generando nuevas oportunidades de empleo, basadas en el desarrollo sostenible, la valorización de los recursos naturales o culturales, así como iniciativas que facilitan el retorno de la juventud, la mejora de la calidad de vida de los mayores y la inserción de la mujer en el mundo laboral de entornos rurales.

 Propuestas de retorno

Desde el FAR se incide en la gran oportunidad de empleo que se abre para el mundo rural con la valoración creciente de la economía sostenible, el reconocimiento de los valores ambientales, sociales y culturales de una actividad agraria más vinculada con el territorio y sus recursos naturales. No en vano, las zonas rurales en peligro de despoblamiento aparecen como oportunidades para promover un nuevo modelo de desarrollo rural.

En consonancia con esta idea, el Foro de Acción Rural ha elaborado un documento con una veintena de propuestas que se ha debatido durante dos días de reuniones, y que incluye algunas de las demandas que llevan realizando en los últimos dos años,  como es la creación de una “Mesa Estatal del Medio Rural” que permita debatir propuestas legislativas y consultar e intercambiar puntos de vista sobre la incidencia de la aplicación de las políticas en el medio rural, así como la reactivación de la Ley 45/2007 de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.

En estos momentos dramáticos en que los incendios forestales arrasan amplias zonas del norte de España, sobre todo en Galicia y en Asturias, la FAR expresa su preocupación y solidaridad con los afectados, especialmente con los familiares y amigos de los fallecidos como consecuencia de las llamas.

De hecho, una de las 20 propuestas plantadas por el FAR está encaminada a la gestión de los montes. Se trata de un Plan de Actuación Forestal que, entre otras muchas acciones promueve rediseñar la estrategia de lucha contra los incendios forestales, priorizando su aplicación en zonas de medio y alto riesgo de incendios, y apuesta por medidas de prevención activa basadas en dinamizar el medio rural, como por ejemplo, la ganadería extensiva.

Este plan también contempla que se incrementen las inversiones para la gestión y los trabajos forestales y actuaciones contra los incendios. Asimismo, promueve mantener los recursos técnicos, humanos y materiales para la vigilancia y extinción de incendios forestales.

Además, desde el FAR se recuerda que el abandono rural y de las actividades tradicionales favorece la propagación de los incendios y dificulta su extinción. En este sentido una de sus propuestas es el aprovechamiento sostenible de la biomasa forestal, implicando a la población rural, como medida que contribuye tanto a la prevención de incendios como a la generación de empleo.

Como conclusión, el FAR determina la necesidad de una política de Estado transversal, con una visión integral y sostenible, y que se realice  un esfuerzo adicional para potenciar  las sinergias entre lo urbano y rural, para visibilizar una nueva realidad más innovadora y dinámica que contribuya a dignificar la vida y la imagen de las mujeres y hombres que pueblan los territorios rurales, y les haga partícipes y promotores de su desarrollo hacia una mejor calidad de vida.

Causas del despoblamiento

Las áreas rurales que van perdiendo población se caracterizan por un elevado envejecimiento, baja natalidad y, en ocasiones, una merma de los servicios básicos para muchos de sus habitantes.

Además, el diseño de servicios y equipamientos suele realizarse bajo criterios de mercado desvinculados del mundo rural, lo que dificulta tanto mantener a los residentes como atraer nuevas familias a estos pequeños núcleos de población.

Las tecnologías de comunicación, que podrían fomentar la creación de un nuevo tejido laboral en los pueblos (por ejemplo, el teletrabajo), se implantan con dificultad, lo que reduce el emprendimiento. En otras ocasiones es el aislamiento geográfico y el difícil acceso lo que dificulta la cultura asociativa y cooperativista.

La gente del medio rural también tiene que lidiar con otras desventajas, como competir con los mercados globalizados. La baja rentabilidad de la actividad agroforestal y ganadera en muchos casos no se ve compensada con las ayudas de la Administración, ganando terreno el interés por emigrar hacia áreas urbanas, donde el mercado laboral está más diversificado.

Este conjunto de dificultades hace que las oportunidades se reduzcan, sobre todo para jóvenes y mujeres, que optan por la salida hacia las ciudades.

 Foro de Acción Rural

El Foro de Acción Rural es una plataforma compuesta por dieciséis asociaciones y organizaciones no gubernamentales de ámbito estatal, independientes de la Administración, que tienen en común el trabajo a favor del desarrollo rural sostenible en sus diferentes ámbitos de actividad: territorial, socioeconómico, agrario, forestal, ambiental, sindical, mujeres, juventud, etcétera.

El FAR es una plataforma deliberativa, con carácter propositivo de cara a los poderes ejecutivos y legislativos en temas que incumban al mundo rural, y con la intención de convertirse en un referente de cara a la sociedad y a las administraciones competentes en el ámbito rural. Foro Acción Rural, está formado por APROCA, ASEMFO, CCOO, COSE, FADEMUR, UGT-FICA, FGN, IDC, QueRed, Red Terrae, REDER, REDR, SEAE, SEO/BIRDLIFE, UPA y WWF-España.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015