Nuevo Plan UE para fomentar el consumo de leche y frutas y hortalizas en el curso escolar 2017/18

Las nuevas reglas para un único Programa comunitario de Promoción del consumo de leche y de frutas y hortalizas, que hasta ahora estaban separados, han sido apoyadas por los Estados miembros en la reunión del Consejo de Ministros de Agricultura en Luxemburgo del  lunes 11 de abril.

El presupuesto total de la Unión Europea para este programa se incrementa a 250 M€ al año, de los cuales 150 millones son para las frutas y verduras (como en la actualidad) y 100 millones para la leche y los productos lácteos (sobre una propuesta inicial de 80 millones).

Según la Comisión Europea, además de las mayores eficiencias esperadas y de la reducción de la carga administrativa por el uso de un marco común de promoción, los principales cambios en las nuevas disposiciones serán un incremento de los fondos disponibles, así como un mayor énfasis en los elementos educativos del  consumo saludable de estos productos para los niños.

Al mismo tiempo, según la CE, el nuevo texto respetará la demanda de mayor flexibilidad, realizada por los Estados miembros.

Con el visto bueno del Consejo a la posición del Parlamento Europeo, el nuevo Reglamento se adoptará formalmente y se publicará en el Diario Oficial (DOUE) en las próximas semanas.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, manifestó estar muy satisfecho con que se haya concluido con éxito la reforma y dio las gracias al Parlamento y al Consejo por su cooperación constructiva durante todo el proceso, que empezó en enero de 2014.

Se trata de una medida importante, afirmó Hogan,  para lograr cambios paulatinos en los hábitos alimentarios de los niños e invertir en un estilo de vida más saludable, en línea con los retos que nuestra sociedad.  Y también es una gran oportunidad, añadió, para fortalecer los vínculos entre la agricultura de la UE y los niños, sus padres y profesores.

Por último, pero no menos importante, el aumento del presupuesto para este Programa, en un momento en que los recursos financieros son escasos y surgen nuevas prioridades, proporciona una señal adecuada a los agricultores y a los mercados que están bajo presión”.

El nuevo esquema de programación operará a partir del 1 de agosto de 2017, dentro de un marco legal y financiero conjunto. Esto asegurará sinergias para la aplicación y una simplificación más eficaz y eficiente.

La participación seguirá siendo voluntaria para los Estados miembros y la prioridad será la distribución de frutas y hortalizas frescas y la leche de consumo para los escolares.

Los Estados miembros también tendrán flexibilidad para complementar esta distribución con frutas y hortalizas transformadas, así como con otros productos lácteos.

Se prestará también una mayor atención a las medidas educativas para mejorar el conocimiento de los niños sobre los hábitos alimenticios saludables, así como sobre la sostenibilidad de los alimentos y sobre los problemas ambientales de los residuos alimentarios.

El programa de promoción de la leche en la escuela se creó en 1977 y el programa de fruta en 2009.  Alrededor de 20 millones de niños se benefician del régimen de la leche y otros 10 millones del programa de fruta y verduras al año.

La necesidad de estos programas es aún más relevante hoy en día, a la luz de la tendencia a la disminución en el consumo a medio plazo de las frutas y hortalizas y de la leche y de los nuevos desafíos sobre la nutrición.

En la mayoría de los países, el consumo de frutas y verduras por los niños está disminuyendo y se mantiene por debajo de la ingesta diaria recomendada. El consumo de leche también está disminuyendo y en los niños se está desplazando hacia productos altamente procesados.

La obesidad se ha convertido en una preocupación real: en 2010 la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba que alrededor de 1 de cada 3 niños en la UE de entre 6 y 9 años de edad tenían sobrepeso o eran obesos. Esta tendencia está aumentando rápidamente, pues las estimaciones de 2008 fueron de 1 de cada 4 niños.

Curso escolar 2016/17

La distribución por Estados miembros de los 150 M€ de ayuda de la UE en virtud del programa de Frutas y Hortalizas en la Escuela para el curso 2016/2017 será publicada en breve en el Diario Oficial (DOUE).

Estos fondos se completarán con cerca de 40 millones de euros más de financiación nacional o privada en los 25 Estados miembros que participan en el citado programa comunitario.  

La media de cofinanciación en la UE del programa de Frutas y Hortalizas en las Escuelas del próximo curso escolar 2016/17 es del 79%, siendo en España algo inferior, del 75%. Los fondos comunitarios dispuestos (ver anexo) en nuestro país para este programa ascienden a 11.054.290 euros, con lo que la inversión total resultante, teniendo en cuenta este grado de cofinanciación, sería de casi 14,74 millones en el próximo curso escolar.

El Plan es una iniciativa importante de la Unión Europea para fomentar hábitos alimenticios saludables entre los niños en edad escolar, que son más propensos a convertirse en hábitos para toda la vida si se desarrollan ya a una edad temprana.

La mejora de la nutrición juega un papel importante en la lucha contra los problemas de salud relacionados con la deficiente nutrición, como es la obesidad infantil.  Este será el octavo año de aplicación del programa desde su lanzamiento en 2009 y también será el último año de aplicación del sistema en su forma actual.

Un nuevo programa se está diseñando y se fusionará con el actual y es probable que esté concluido en las próximas semanas para que entre en vigor el 1 de agosto de 2017.

En el año escolar 2014/2015, más de 10,2 millones de niños de los Estados miembros participantes se beneficiaron de este programa, mediante la recepción de porciones de frutas y verduras en su escuela. Supone un incremento del 4% con respecto al programa del año escolar anterior 2013/2014.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015