Naranjas sudafricanas en los lineales de los supermercados en plena campaña citrícola española

La Unió de Llauradors ha vuelto a denunciar en el inicio de la campaña citrícola valenciana que muchos de los supermercados de la Comunitat (y no solo de esa Comunidad) tienen sus lineales repletos de naranjas procedentes de Sudáfrica, cuando aquí disponemos ya de oferta para suministrar a los mercados.

La presencia masiva de naranjas sudafricanas coincide, además, en el tiempo con la suspensión por petición propia de las exportaciones procedentes del país de África del Sur a la Unión Europea, como consecuencia de la detección de plagas en sus envíos.

En este sentido, los empresarios citrícolas de Sudáfrica acordaron paralizar sus exportaciones a la UE tras hallar la presencia de la enfermedad de la Mancha Negra (Citrus Black spot).

Cabe criticar en este sentido que “sean los sudafricanos quienes paralicen sus exportaciones antes que las propias autoridades comunitarias, a pesar de tener pruebas y confirmaciones evidentes de las plagas en aquél país como consecuencia de las reiteradas interceptaciones”.

Carles Peris, responsable del sector de cítricos de La Unió, considera que “es una absoluta falta de ética que nuestras grandes superficies y supermercados estén llenos de naranjas de Sudáfrica cuando están suspendidas las exportaciones y encima con naranjas nuestras para suministrar sin problemas a todas estas cadenas”.

Sólo hasta septiembre se habían registrado oficialmente siete interceptaciones procedentes de Sudáfrica por Mancha Negra por parte de las autoridades europeas y otras ocho de la Thaumatotibia leucotreta, pero en octubre al parecer han aumentado considerablemente, lo que ha podido provocar la reacción de los citricultores sudafricanos antes de evitar males mayores.

Estas son las interceptaciones conocidas, pues hay que indicar que no entran desde puertos españoles, sino que fundamentalmente lo hacen desde otros puertos como es el caso del holandés de Rotterdam.

Se pone de manifiesto una vez más que tienen fundamento las denuncias realizadas por La Unió en reiteradas ocasiones acerca de los riesgos de las exportaciones sudafricanas por las numerosas enfermedades dañinas para los cítricos que tiene declaradas y cuya presencia aquí afortunadamente no está detectada de momento.

La presión ejercida desde el conjunto del sector citrícola, con especial participación por parte de nuestra organización, hace que se miren con lupa las actuaciones de los exportadores sudafricanos.

Peris indica que “es una evidencia por tanto que algunas de las grandes superficies o supermercados, con importante presencia en nuestro territorio, son ajenas a una posible entrada de plaga o enfermedad que pudiera infestar al cultivo citrícola en la Comunidad Valenciana y siguen vendiendo naranjas de Sudáfrica, algo que es legítimo pero que no nos parece ético”.

La existencia de naranjas en los supermercados valencianos contrasta con la escasa presencia de mandarinas sudafricanas en los lineales durante los meses que llevamos de campaña y, sobre todo, cuando empezaron a comercializarse las nuestras desaparecieron prácticamente de los expositores.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015