Menos deuda crediticia y morosidad en los sectores agrario e industrial agroalimentario

El nivel de endeudamiento del sector agrario se situó al cierre del tercer trimestre de 2017 (30 de septiembre) en 18.630 millones de euros, cifra que equivale al 65,5% de la Renta Agraria Anual (primera estimación de 2017 de 28.462,2 M€), mientras que el nivel de endeudamiento de la industria agroalimentaria ascendió a 20.565 millones, un 73,5% de su Valor Añadido Bruto (VAB).

Ambos niveles en grado similar al del conjunto de la economía española y al peso económico de los mismos, según el análisis realizado por el Ministerio de Agricultura, a partir de los datos del Banco de España.

No obstante, este nivel queda lejos de los máximos alcanzados durante los primeros momentos de la crisis financiera. Entonces, el máximo histórico de deuda “viva” del sector agrario se situó en 23.936 M€ en el tercer trimestre de 2008 y  el de la industria agroalimentaria alcanzó los 23.658 M€ en el cuarto trimestre de ese año.

Ello llevó a una reducción de la oferta crediticia –se concedieron y/o se pidieron menos créditos- entre 2008 y 2014, que fue del 32,6% en ese periodo en el sector agrario, frente a la disminución del 33,8% del resto de la economía, y del 20,7% en la industria agroalimentaria.

A partir de 2015 y hasta el segundo trimestre de 2018 hubo una recuperación del crédito del 5,8% para el sector agrario y del 7,3% para la industria agroalimentaria, algo que no sucede para el resto de actividades económicas, cuyos créditos aún descienden un 14,6% desde entonces, muy afectada por los sectores de la construcción e inmobiliario. Hasta final de septiembre ascendían para el total de las actividades económicas a 577.451 millones de euros, un 2,5% menos que a finales de junio de 2017 y un 4,4% menos que a finales de 2016.

En el sector agrario, el endeudamiento a 30 de septiembre de 2017 bajó un 1,1% respecto al trimestre anterior, pero aún sube un 4,4% respecto al que había a finales de 2016, mientras que en la industria agroalimentaria la caída intertrimestral es del 2,7%, pero un 4,1% superior al nivel de finales de 2016.

Créditos dudosos

En cuanto a la morosidad, la tasa de créditos dudosos en el tercer trimestre de 2017 continuó a la baja, situándose en el 8,1%, frente al 8,2% del trimestre anterior y el 9,1% con que cerró en el año 2016, situándose en el sector agrario (sin pesca) en 1.511 millones de euros, debido tanto al descenso del crédito dudoso, incluido el moroso, como al ligero descenso del crédito total concedido.

Esta tasa se sitúa por debajo de la del resto de actividades económicas,  que se sitúa en el 11,3%, debido al desempeño de los sectores de la construcción e inmobiliario (sin éstos, la tasa sería del 7,9%, unos 0,3% puntos menos que la tasa de crédito dudoso pendiente de cobre del sector agrario.

Por el contrario, la tasa de créditos dudosos en la industria agroalimentaria se incrementó en el tercer trimestre, hasta situarse en el 6% del total de los préstamos “vivos”, frente al 5,5% del segundo trimestre, aunque era del 6,4% a finales de 2016.

Foto: BBVA.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015