Más de 1.386 ha de cultivos leñosos dañadas por el granizo en la comarca catalana de la Terra Alta

El director de los Servicios Territoriales de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Ferran Grau, y el delegado del Gobierno en las Tierras del Ebro,Xavier Pallarès , visitaron en la mañana del pasado 12 de septiembre las zonas afectadas por la granizada de la madrugada del sábado 10 en los términos municipales de Batea y Caseres (Terra Alta), donde valoraron un total de 1.386 hectáreas de superficie de cultivos dañada. Los cultivos que sufrieron más daños fueron la vid (910 ha), el olivo (234 ha) y los almendros (242 ha).

En el caso de la vid y el olivo, el grado de afectación oscila entre el 100% de la masa foliar y el 100% de las uvas en algunas zonas aisladas (fincas del Coll de Caseres, Sulfuro, Mudefe, Trufas), hasta un 25% de masa foliar y un 50% de las uvas con heridas producidas por la piedra. Se recomendó vendimiar las parcelas afectadas lo antes posible y hacer tratamiento con fungicidas cúpricos y folpet tan pronto se hayan vendimiado las parcelas.

En el caso del olivo la afectación fue de entre un 60% de las aceitunas en el suelo (y las que han quedado en el árbol, hasta el 70% presentan uno o varios golpes, que supondrá su caída o la pérdida de valor comercial) y a una caída testimonial por debajo del 5%. También se ha producido defoliación y daños en madera. Igual que la vid, también se recomienda tratar con derivados cúpricos y un cicatrizante, como el folpet para poder disminuir las pérdidas de las aceitunas que han quedado en el árbol.

El almendro es el cultivo que tendrá menos afectación económica, ya que la disminución de cosecha será inferior a la de los otros cultivos.

Desde el Servicio de Sanidad Vegetal del DARP, a través de las Agrupaciones de Defensa Vegetal (ADV) de la Terra Alta, se ha enviado un aviso fitosanitario con las recomendaciones a seguir según cada uno de los cultivos afectados.

Agricultura reiteró a los municipios afectados llevar a cabo un seguimiento coordinado de los daños y trabajar conjuntamente para agilizar las actuaciones de apoyo a las explotaciones afectadas ya velar para que el Ministerio publique, lo antes posible, la Orden de reducción de módulos de el IRPF, ajustada a los daños reales de las explotaciones.

Lleida también sufrió los efectos del granizo

La noche del viernes 9 al sábado 10 de septiembre una tormenta, que en algunos lugares fue acompañada de granizo, también afectó a 385 hectáreas de cultivos de varios municipios de las comarcas del Segrià, Garrigues, Noguera, Pallars Jussà y Urgell , aunque con niveles de afectación muy desiguales.

Los municipios más afectados fueron Benavent, Corbins, Torre-serona, Arbeca, Torrelameu, Gavet de la Conca y Belianes.Los cultivos afectados fueron básicamente: fruta de pepita (225 ha), vid (10 ha), olivo (100 ha) y almendro (50 ha).

En otros municipios como Miralcamp, Vilanova de Bellpuig, Bellvís y Sant Martí de Riucorb también cayó granizo, pero sin afectación destacable en los cultivos.

Unió de Pagesos

Unió de Pagesos calcula que la piedra caída afectó más de un tercio del término de Batea y ciertas partes del término de Caseres causando daños importantes en la viña y el almendro.

La granizada afectó a las variedades blancas de viña (Garnacha blanca y Macabeo), que se han empezado a vendimiar hace pocos días, aunque también han resultado afectadas las negras (Tempranillo, Sirà o Cariñena).

Con respecto a la almendra, la intensidad de la piedra ha hecho caer casi la totalidad de almendras, que se había empezado a coger hacía pocos días.

Unió de Pagesos pide que el Departamento de Agricultura haga una valoración esmerada de las pérdidas y arbitre medidas para los agricultores profesionales, y que Agroseguro perite con celeridad las parcelas de viña y almendra que ya están cogiendo; además, que se tenga en cuenta la pérdida de ingresos del campesinado afectado, y que ésta se refleje en la adecuación de módulos del IRPF de cara a la próxima declaración de la renta.

El sindicato también recuerda que el agricultor que tenga seguro tiene que dejar una muestra de los daños provocados por la piedra en caso de empezar recoger el fruto antes de que se haga el peritaje.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015