El Mapama prevé unos 7 Mt menos de cosecha de cereal de invierno que en la campaña anterior

El Ministerio de Agricultura avanzó sus estimaciones iniciales de la cosecha nacional de cereales de otoño-invierno de la campaña de comercialización 2017/18, a fecha de 31 de mayo pasado, previendo cerca de 12,27 millones de toneladas, un 36,4% y algo más de 7 millones por debajo de cifras que se lograron en el verano de 2016  (19,28 Mt).

Por granos, un 41,92% del  total será trigo, que suma 5,14 millones de toneladas,  de las cuales 3,98 millones (-42,4% y 2,21 Mt menos) serían de trigo blando, y 1,16 millones (+12,7% y 130.700 t más), de trigo duro.

De cebada, el Mapama prevé una cosecha nacional total de 5,76 Mt, casi un 47% del total del cereal de invierno, con un descenso del  38% respecto a la campaña anterior (casi 9,29 Mt). De este volumen, 568.400 t (-29,7% y 240.000 t menos) corresponde a la cebada de ciclo largo o de seis carreras y la mayor parte, con 5,19 millones (-38,8% y casi 2,96 Mt menos) a la cebada de ciclo corto o de dos carreras.

En avena, la previsión oficial es de 864.00 toneladas, un 7% del total, con un descenso del  22,6% y 251.700 t menos que en la campaña precedente. En centeno, el Mapama prevé apenas 135.300 t,  un 1,1% del total, con una fuerte  caída del 65,4% respecto al año anterior, mientras que, por último, en triticale, las estimaciones son de 363.600 t, casi un 3% del total, con un recorte del 32,8% y de 177.200 t sobre la cosecha del pasado año.

En cereales de primavera, los primeros avances oficiales dan unas siembras de maíz de primavera de 345.300 hectáreas, con un descenso, por ahora, de apenas del 2,2% sobre  las de un año antes, aunque otras fuentes prevén que al final llegue a un 10%, dadas  las dificultades para dotación de agua de riego en las cuencas del Duero, Tajo y Guadiana.

En sorgo, se mantiene una previsión de 8.300 t, un 7% menos que en el año anterior.

Leguminosas grano

 La falta de precipitaciones y la sequía se han cebado también sobre las producciones de las principales leguminosas grano, aun muy preliminares, con descensos generalizados, salvo en altramuz dulce, que sube un 8,5% respecto a 2016.

Así, el Mapama prevé,  por ahora, una caída de. 8,2% en habas secas, con 50.500 toneladas, unas 4.500 t menos; en lentejas, del  28,2%, con 21.100 t, unas  8.200 t menos;  en garbanzos el descenso en más moderado, apenas del 1,5%,  hasta  38.300 t, unas 600 t menos;  en guisantes secos, la caída es del 31,5%, hasta 203.700 t, de unas 93.400 t menos; en veza, se prevé un 29,3% menos, hasta 78.800 t, unas 32.600 t menos;  el altramuz dulce, por el contrario, la subida del 8,5%, con 3.500 t, unas 300 t más y, por último, en yeros, la caída es considerable, con un 46,7% menos, hasta 45.100 toneladas, unas 39.600 toneladas.

Cultivos industriales

 En remolacha azucarera de  verano, que ya se está recolectando en Andalucía, principalmente, el Mapama prevé  658.000 t, un 2,1% más que en la campaña anterior, mientras que en colza se produce una importante caída de los rendimientos debido a la sequía, del 29,5%, hasta  163.200 t, unas 68.400 toneladas  menos que en 2016.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015