Magrama y CC.AA. analizan la propuesta del Plan de Acción para impulsar la economía circular en la UE

La ministra Isabel García Tejerina presidió  el Consejo Consultivo con los responsables autonómicos del ramo, que debatió los  temas que se tratarán en el Consejo de Ministros de la Unión Europea, a celebrar  el 16 de diciembre en Bruselas, principalmente la propuesta de Plan de Acción de la Comisión Europea para impulsar la economía circular, que tiene también repercusiones en el sector agrario y agroalimentario.

La ministra explicó los ejes que articulan esta nueva propuesta de la Comisión Europea sobre economía circular, entre los que se encuentran el incremento de los objetivos de reciclado y la restricción al vertido de los residuos, junto con medidas de avance en materia de ecodiseño.

Asimismo, se incrementan los objetivos de reciclado de varios flujos de residuos en el medio-largo plazo, estableciéndose criterios de cálculo comunes para todos los Estados miembros.

En este sentido, García Tejerina destacó  que con carácter general España valora positivamente esta propuesta de la Comisión Europea, presentada el pasado 2 de diciembre, aunque habrá que analizarla más detenidamente, y ha señalado que a partir de ahora se iniciará la tramitación del nuevo paquete de economía circular que se llevará a cabo a lo largo de 2016.

Cerrar el círculo de los ciclos de vida

Al respecto, la Comisión Europea adoptó un ambicioso paquete de nuevas medidas sobre la economía circular para ayudar a las empresas y los consumidores europeos en la transición a una economía más sólida y circular, donde se utilicen los recursos de modo más sostenible. (Ver archivo adjunto sobre Preguntas y Respuestas).

Las acciones propuestas contribuirán a «cerrar el círculo» de los ciclos de vida de los productos, a través de un mayor reciclado y reutilización, y aportarán beneficios tanto al medio ambiente como a la economía. Estos planes extraerán el máximo valor y uso de todas las materias primas, productos y residuos, fomentando el ahorro energético y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las propuestas abarcan la totalidad del ciclo de vida: de la producción y el consumo a la gestión de residuos y el mercado de materias primas secundarias. Esta transición contará con el respaldo financiero de los Fondos EIE, de 650 M€,  procedentes de Horizonte 2020 (el programa de financiación de la investigación e innovación de la UE), de 5 500 M€  procedentes de los Fondos Estructurales para la gestión de residuos y de inversiones en la economía circular a nivel nacional.

El paquete, superando los compartimentos-estanco en la Comisión, contribuye a las prioridades políticas generales actuando sobre el cambio climático y el medio ambiente, al tiempo que impulsa la creación de empleo, el crecimiento económico, la inversión y la equidad social.

Ha sido elaborado por un equipo central de proyecto, copresidido por el vicepresidente primero Frans Timmermans y el vicepresidente Jyrki Katainen, con la estrecha colaboración de los comisarios Karmenu Vella y Elżbieta Bieńkowska. Otros comisarios han participado también en su elaboración, contribuyendo a dar con los instrumentos más eficaces que abarcan una amplia gama de ámbitos políticos.

El vicepresidente primero Frans Timmermans, responsable del desarrollo sostenible, declaró que  «nuestro Planeta y nuestra economía no podrán sobrevivir si mantenemos el enfoque del “toma, fabrica, utiliza y tira”. Tenemos que conservar los recursos valiosos y explotar plenamente todo el valor económico que atesoran.

“La economía circular trata de reducir los residuos y de proteger el medio ambiente, pero también de transformar profundamente el funcionamiento de toda nuestra economía. Reconsiderando nuestra manera de producir, trabajar y comprar, podemos generar nuevas oportunidades y crear nuevos puestos de trabajo. Con el paquete aprobado el pasado 2 de diciembre, estamos creando el marco global que hará verdaderamente posible esta transformación”, añadió Timmermans.

En él se establece una trayectoria creíble y ambiciosa para una mejor gestión de los residuos en Europa, con acciones de apoyo que cubren la totalidad del ciclo del producto. Esta combinación de normativa inteligente y de incentivos a nivel de la UE ayudará a las empresas y los consumidores, así como a las autoridades nacionales y locales, a impulsar esta transformación».

El vicepresidente Jyrki Katainen, responsable de fomento del empleo, crecimiento, inversión y competitividad, manifestó que “estas propuestas envían una señal positiva a quienes desean invertir en la economía circular. Hoy estamos diciendo que Europa es el mejor lugar para desarrollar un negocio sostenible y respetuoso con el medio ambiente“.

Esta transición hacia una economía más circular se propone reconfigurar la economía de mercado y mejorar nuestra competitividad. Si conseguimos ser más eficientes en el uso de los recursos y reducir nuestra dependencia de materias primas escasas, podremos desarrollar una ventaja competitiva.

El potencial de creación de empleo de la economía circular es enorme, y la demanda de productos y servicios mejores y más eficientes se halla en plena expansión. Eliminaremos las barreras que encuentran las empresas para optimizar el uso de los recursos e impulsaremos el mercado interior de materias primas secundarias, añadió Katainen, quien concluyó con la idea de que “queremos lograr avances reales sobre el terreno y esperamos conseguir este objetivo conjuntamente no solo con los Estados miembros, las regiones y los municipios, sino también con las empresas, la industria y la sociedad civil».

Plan de acción

El paquete sobre la economía circular señala claramente a los agentes económicos que la UE está utilizando todos los instrumentos de que dispone para transformar su economía, abriendo camino a nuevas oportunidades de negocio e impulsando la competitividad.

Las amplias medidas encaminadas a modificar todo el ciclo de vida del producto, sin limitarse a abordar la etapa del fin de vida, subrayan la clara voluntad de la Comisión de transformar la economía de la UE y conseguir resultados. Como consecuencia de los incentivos que estamos instaurando, deberían surgir progresivamente formas innovadoras y más eficientes de producir y consumir.

La economía circular podría crear numerosos puestos de trabajo en Europa, preservando al mismo tiempo unos recursos valiosos y cada vez más escasos, reduciendo el impacto ambiental del uso de los recursos e inyectando nuevo valor en los productos de desecho.

También se establecen medidas sectoriales, así como normas de calidad para las materias primas secundarias. Entre las medidas clave adoptadas hoy o que van a aplicarse dentro del mandato de la actual Comisión figuran:

  • financiación de más de 650 M€ con cargo a Horizonte 2020 y de 5 500 M€ con cargo a los Fondos Estructurales; medidas para reducir el despilfarro de alimentos, incluida una metodología de medición común, una indicación de fechas mejorada y herramientas que permitan alcanzar el objetivo de desarrollo sostenible de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos a más tardar en 2030.
  • También la elaboración de normas de calidad para las materias primas secundarias a fin de reforzar la confianza de los operadores en el mercado interior; medidas en el plan de trabajo sobre diseño ecológico para 2015-2017 tendentes a promover la reparabilidad, durabilidad y reciclabilidad de los productos, además de la eficiencia energética; una revisión del Reglamento sobre abonos, para facilitar el reconocimiento de los abonos orgánicos y basados en residuos en el mercado único y reforzar el papel de los bionutrientes.
  • Asimismo, incluye una estrategia para el plástico en la economía circular, que aborde los problemas de la reciclabilidad, la biodegradabilidad, la presencia de sustancias peligrosas en los plásticos y el objetivo de desarrollo sostenible de reducir significativamente los desechos marinos; una serie de acciones sobre la reutilización del agua, incluida una propuesta legislativa relativa a los requisitos mínimos para la reutilización de las aguas residuales.

Calendario y propuestas

La propuesta legislativa revisada relativa a los residuos fija unos objetivos claros de reducción y establece una senda a largo plazo ambiciosa y creíble para la gestión de los residuos y el reciclado. Para garantizar su aplicación efectiva, los objetivos de reducción de residuos van acompañados en la nueva propuesta de medidas concretas para abordar los obstáculos sobre el terreno y las distintas situaciones que existen en los Estados miembros. Entre los elementos clave de la propuesta sobre residuos revisada figuran:

-un objetivo común de la UE para el reciclado del 65 % de los residuos municipales de aquí a 2030;

-un objetivo común de la UE para el reciclado del 75 % de los residuos de envases de aquí a 2030;

-un objetivo vinculante de reducción de la eliminación en vertedero a un máximo del 10 % de todos los residuos de aquí a 2030;

-una prohibición del depósito en vertedero de los residuos recogidos por separado;

-la promoción de instrumentos económicos para desalentar la eliminación en vertedero;

-una simplificación y mejora de las definiciones y una armonización de los métodos de cálculo de los porcentajes de reciclado en toda la UE;

-medidas concretas para promover la reutilización y estimular la simbiosis industrial, convirtiendo los subproductos de una industria de materias primas de otra;

-incentivos económicos para que los productores pongan en el mercado productos más ecológicos y apoyo a los regímenes de recuperación y reciclado (por ejemplo, de envases, baterías, aparatos eléctricos y electrónicos, vehículos).

Contexto

En diciembre de 2014, la Comisión decidió retirar una propuesta legislativa pendiente sobre residuos, dentro del ejercicio de discontinuidad política incluido en el primer programa de trabajo de la Comisión Juncker.

La Comisión se comprometió en ese momento a hacer uso de sus nuevos métodos de trabajo horizontales para presentar a finales de 2015 un nuevo paquete referido a todo el ciclo económico, no solo a objetivos de reducción de residuos, basándose en las competencias de todos los servicios de la Comisión. El paquete global adoptado hoy constituye un conjunto de acciones tangibles, amplias y ambiciosas que se presentarán antes de concluir el mandato de la actual Comisión.

Dentro del proceso de elaboración del paquete sobre la economía circular, la Comisión organizó en Bruselas una conferencia sobre el tema el 25 de junio de 2015, a la que asistieron unas 700 partes interesadas.

La participación en la conferencia estaba abierta a cuantos deseasen contribuir a la configuración de la política económica europea. La conferencia fue seguida de una consulta pública de doce semanas de duración, entre el 28 de mayo y el 20 de agosto de 2015, que recibió más de 1 500 respuestas. Además, los comisarios, sus gabinetes y los servicios celebraron intensas consultas de colaboración con las principales partes interesadas.

La Comisión pide ahora al Parlamento Europeo y al Consejo que, apoyándose en estos trabajos preparatorios importantes, otorgue prioridad a la adopción y aplicación de las propuestas legislativas presentadas hoy. El vicepresidente primero Timmermans y el vicepresidente Katainen presentarán inmediatamente el paquete en la sesión plenaria del Parlamento Europeo del 2 de diciembre.

ESTRATEGIA SOBRE BIODIVERSIDAD PARA 2020

Por otra parte, durante el Consejo Consultivo Magrama-CC.AA.  la ministra hizo referencia  también a la nueva Directiva de Techos Nacionales de Emisión de contaminantes a la atmósfera y al informe de la Comisión “Revisión intermedia de la Estrategia de la UE sobre biodiversidad para 2020”, publicado el pasado mes de octubre, en el que se hace balance de los progresos en la ejecución de esta Estrategia.

En este sentido, subrayó que la Comisión reconoce que las acciones de conservación para implementar la Estrategia sobre biodiversidad han tenido éxito, si bien es necesario un mayor esfuerzo para asegurar una adecuada gestión de la Red Natura y reforzar la integración de la biodiversidad en otras políticas sectoriales.

ECONOMÍA BAJA EN CARBONO

Entre otros asuntos de interés, García Tejerina también informó sobre la presentación de la Comisión de su Comunicación sobre el  Estado de la Unión de la Energía en 2015, que fue adoptada el pasado 15 de noviembre.

Indicó que ésta pone de manifiesto que se ha avanzado de forma real y significativa este año en la evaluación de la situación, la identificación de los problemas y los siguientes pasos que se deben dar.

Por último, en lo que respecta a la descarbonización de la economía, concluyó que “esperamos que se avance de forma significativa en la presentación de las propuestas legislativas que nos permitirán cumplir los objetivos en materia de energía y cambio climático ya asumidos por el Consejo Europeo para el año 2030”.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015