Luxemburgo asume la Presidencia semestral del Consejo de la UE, con el veto ruso como prioridad

Luxemburgo asume desde este 1 de julio hasta el próximo 31 de diciembre de 2015, la Presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea y entre sus prioridades en el ámbito agroalimentario destaca el desarrollo sostenible del sector agrario, la simplificación de la PAC y también el seguimiento de las consecuencias del veto ruso sobre los agricultores europeos.

La sostenibilidad también debe ser el principio fundamental para el desarrollo futuro de la agricultura europea. Esto debe hacerse teniendo en cuenta la dimensión económica y social, así como su relación con la salud y con los factores ambientales.

 

Este es el contexto en el que la PAC debe contribuir a los objetivos políticos generales de la Unión Europea. Para poner en práctica estos principios de manera efectiva, la Presidencia de Luxemburgo se centrará, en particular, sobre las normas y procedimientos de simplificación, que actuarán como guía en su trabajo sobre diversos temas. También se asegurará de que el Consejo participa plenamente en el proceso de simplificación de la PAC.

 

La Presidencia luxemburguesa trabajará duro para asegurar el éxito de la negociación de la propuesta de la Comisión sobre la agricultura ecológica, con el fin de implementar un marco regulatorio adaptado a los nuevos retos, lo que permite un desarrollo armonioso en este sector.

 

En relación con el embargo ruso sobre ciertos productos agrícolas de la UE y el vencimiento de las cuotas lácteas, esta Presidencia prestará especial atención a la evolución en el mercado de los productos agrícolas y los efectos para los agricultores. Los sectores agrícola y agroalimentario europeos son actores globales clave y la Presidencia seguirá de cerca la evolución de la política comercial bilateral y multilateral.

 

El principio de simplificación debe aplicarse también en la adopción de nuevas normas en el ámbito de la protección fitosanitaria, con respecto al cual la Presidencia tomará las medidas necesarias para agilizar y llegar a un acuerdo en primera lectura con el Parlamento Europeo. Estas nuevas normas permitirán que se armonice el comercio de plantas y productos vegetales en el mercado único de la UE.

 

En la misma línea, la Presidencia tratará de llegar a un acuerdo con el Parlamento Europeo sobre la propuesta legislativa sobre las condiciones zootécnicas y genealógicas para el comercio y las importaciones procedentes de terceros países de animales de cría y productos animales y en concluir el expediente sobre alimentos medicamentosos para animales.

 

También continuará el trabajo sobre productos de uso veterinario. En este sentido, la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos es uno de los retos clave para salvaguardar la salud de los ciudadanos europeos.

 

La Presidencia pretende, asimismo, ultimar el reglamento sobre los controles oficiales de la cadena alimentaria con el fin de promover la armonización técnica en beneficio del mercado interior; en particular, mediante la homologación oficial de los controles efectuados por las autoridades competentes en la UE y en sus fronteras.

 

La Presidencia espera poder contribuir al debate democrático por comenzar a trabajar en la revisión del procedimiento de autorización de los organismos modificados genéticamente (OGMs) en los alimentos y piensos.

 

Además se continuará con el trabajo destinado a mejorar la información destinada al consumidor para proteger sus intereses. En particular, en relación con el etiquetado de las grasas.

 

Luxemburgo sucede a Letonia en el Consejo de la UE hasta el 31 de diciembre y el 1 de enero de 2016 le sucederá Holanda.

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015