Los precios de la leche de oveja y de cabra continuaron hundidos en agosto

Desde el inicio de 2016, el precio de la leche de oveja ha continuado bajando mes a mes e incluso en mayor porcentaje. En enero, se pagaba en origen a 1,016 €/l, lo que suponía un 2% menos que en ese mismo mes de 2015, mientras que en agosto ese precio medio era de solo 0,830 €/l, un 17% más bajo que en ese mismo mes del pasado año y un 18,1% inferior al de enero de este año, según los últimos datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Si se incluye la calidad grasa (extracto quesero), el precio de la leche de oveja habría bajado un  15,4% en relación a agosto de 2015, desde 8,22 €/hectogrado a 6,96 €/hectogrado, y un 14,6% respecto al mes  de enero de este año (8,15 €/hº).

En el pasado mes de agosto, se entregaron prácticamente 41 millones de litros de leche de oveja, un 3,9% más que en ese mismo mes de 2015 y en número de declaraciones de empresas bajó un 2,8% y en 8, hasta un total de 277 respecto a entonces, mientras que el número de ganaderos con entregas fue un 2,3% inferior, con 96 menos.

En leche de cabra, los precios también descendieron considerablemente, bajando un 8,5% en ese mes respecto al mismo de 2015, desde 0,581 a 0,532 €/litro. En enero, el precio medio pagado era de 0,653 €/litro, un 20% menos que en ese mismo mes de 2015, y aun así un 17,5% más alto que el de agosto.  Si se incluye la grasa, el precio habría bajado un 8,5% en este último año, hasta 6,51 €/hectogrado y casi un 7,7% respecto al precio medio de enero (7,05 €/Hº)

El número de declaraciones realizadas sumaba 273 en agosto, unas 3 más que en ese mes del pasado año, con un alza del 1,1%, mientras que el número de ganaderos con entregas era de 5.938, un 1,2% y 73 más que entonces. En enero eran 276 declaraciones y 5.571 ganaderos con entregas.

Las organizaciones agrarias han criticado fuertemente esta evolución a la baja de los precios de la leche de oveja y de cabra en las principales CC.AA. productoras. En  Castilla y León, la Alianza UPA-COG denuncia que los ganaderos se encuentran en situación “límite”, pues los precios han descendido en el último año alrededor de  25 céntimos de euro por litro y algunos ganaderos están cobrando en la actualidad apenas 50 cts./l., a pesar de contar con un excelente extracto lechero.

Esta organización agraria denuncia que son las grandes empresas asentadas en nuestro país, entre ellas la multinacional gala Lactalis, las que marcan la tendencia que luego siguen otras de menor tamaño a la hora de fijar los precios al ganadero, en una situación de “abuso” y “dominio” contra el sector productor, “que sigue siendo víctima de la condescendencia que tiene el Gobierno central, a través de la AICA, con dichas empresas que, bajo el tan manoseado argumento de libre mercado siguen campando a sus anchas con escasa transparencia en los contratos y en las obligaciones de cada una de las partes”.

En leche de cabra, COAG Andalucía denuncia que los cabreros de esta Comunidad, que aportan el 40% del total de la colecta de leche a nivel nacional, llevan  años acumulando descensos  que perciben por sus producciones y solo en el último ejercicio, éstos se  han reducido un 30%. Los ganaderos  siguen sin tener ninguna influencia en la formación de los precios alo largo de la cadena alimentaria y siguen siendo el eslabón más  débil de ésta.

Para COAG, la  actitud de las grandes empresas pone de manifiesto que ejercen una posición de dominio, a la hora de  establecer las  condiciones de los contratos de la leche de cabra, siendo imprescindible que el Ministerio,  a través del la AICA, controle la existencia de contratos firmados en todos los casos y que sus términos se negocien en igualdad de condiciones para ambas partes.”

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015