Los cultivos biotecnológicos alcanzaron un nuevo récord mundial de 185,1 Mha en 2016

La superficie mundial cultivada con semillas biotecnológicas se recuperó en 2016 con un total de 185,1 millones de hectáreas en 26 países de todo el mundo: 19 países en desarrollo y 7 países industrializados. Así se desprende del  informe ‘Estado mundial de comercialización de cultivos biotecnológicos: 2016’(‘Global Status of Commercialized Biotech/GM Crops: 2016’) elaborado por el International Service for the Acquisition of Agri-Biotech (ISAAA).

La apuesta por los cultivos modificados genéticamente (MG) en la Unión Europea (UE) creció un 17% en 2016 registrando 136.00 hectáreas, situándose España como primer país productor con 129.081 hectáreas de maíz Bt.

El informe del ISAAA muestra un aumento mundial de adopción en los cultivos biotecnológicos del 110% en tan solo 21 años de comercialización, pasando de 1,7 millones de hectáreas en 1996 a las 185,1 millones de hectáreas registradas en 2016. La adopción de cultivos MG ha reducido las emisiones de CO2 equivalentes a eliminar las emisiones anuales de 12 millones de coches; ha permitido que no haya sido necesario destinar al cultivo 19,4 millones de hectáreas solo en 2015; y reducido un 19% el uso de fitosanitarios.

Además, en los países en desarrollo los cultivos biotecnológicos han permitido aliviar el hambre aumentando los ingresos de 18 millones de agricultores, dando estabilidad financiera a más de 65 millones de personas.

Los países en desarrollo fueron responsables del 54% de los cultivos biotecnológicos sembrados en 2016 mientras que los países industrializados representaron el 46%. Ocho países en Asia y el Pacífico, que incluían China e India, sembraron 18,6 millones de hectáreas de cultivos biotecnológicos en 2016. Diez países en América Latina, entre los que se encontraron Paraguay y Uruguay, sembraron un total de 80 millones de hectáreas de cultivos biotecnológicos en 2016. Los principales países con cultivos MG en 2016 fueron Estados Unidos, Brasil, Argentina, Canadá e India.

Cuatro países de la Unión Europea (España, Portugal, República Checa y Eslovaquia) sembraron más de 136.000 hectáreas de maíz biotecnológico en 2016, la única variedad MG cuyo cultivo está aprobado en el marco comunitario. Esta cifra representa un aumento del  17% respecto a 2015. España se sitúa a la cabeza con 129.081 hectáreas sembradas, el 95% del total sembrado en el marco comunitario.

El ISAAA asocia este incremento a las altas temperaturas sufridas en el verano de 2015 en la península Ibérica, lo que llevo a una alta presión del taladro del maíz y a una apuesta más fuerte de los agricultores españoles por el maíz Bt.

El informe también refleja que los cultivos biotecnológicos con rasgos apilados representan el 41% de la superficie total, sólo superada por los cultivos con tolerancia a herbicidas que representaron el 47% del total.

En cuanto a cultivos mundiales, el 78% de la soja cultivada en todo el mundo en 2016 fue biotecnológica, en el algodón el 64%, el maíz el 26%, y en la colza el 24%. Centrándonos solo en la superficie total con semillas biotecnológicas, el 50% fue destinado al cultivo de soja. Más del 90% de la soja sembrada en Estados Unidos, Brasil, Argentina, Canadá, Sudáfrica y Uruguay es biotecnológica.

“Los cultivos biotecnológicos se han convertido en un recurso agrícola indispensable para los agricultores de todo el mundo, gracias a su mayor productividad y rentabilidad, así como por el menor esfuerzo requerido”, explica el presidente de la junta directiva del ISAAA, Paul S. Teng. “Gracias a la autorizaciones comerciales y a la comercialización de nuevas variedades de patatas y manzanas biotecnológicas, los consumidores comenzarán a disfrutar de los beneficios directos de la biotecnología agraria”, matiza.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015