Los consejos reguladores vitivinícolas abogan por una relación fluida con la interprofesional

La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), asociación que representa a las denominaciones de origen de vino de nuestro país, celebró a finales del pasado mes de marzo su primera Asamblea General del año en Tacoronte (Tenerife), en el marco de los actos que durante este 2017 conmemoran el 25 aniversario de la D.O. Tacoronte-Acentejo. A la primera de las dos reuniones anuales que habitualmente celebra la Asamblea General de CECRV acudieron representantes de más de 30 consejos reguladores de todo el país.

En el plano interno, tras la consolidación de CECRV como interlocutor de la Administración y en particular del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, para abordar todos los asuntos que afectan a las denominaciones de origen, y teniendo en cuenta también el importante nivel de interlocución que mantiene a su vez EFOW (European Federation of Origin Wines) con las instituciones de la Unión Europea, la Asamblea General aprobó la creación de una nueva web para la Conferencia, que permita desarrollar todo su potencial de comunicación, tanto hacia las 53 denominaciones de origen que la forman y las más de 3.600 bodegas y de 120.000 viticultores que integran esas D.O., como hacia el consumidor, para poner en valor el modelo del vino con D.O.

La Asamblea General puso de manifiesto también la voluntad de la Conferencia de mantener una relación constructiva con la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), que permita que la OIVE pueda conocer en profundidad los intereses y necesidades de las denominaciones de origen en sus actividades previstas, así como que ambas organizaciones puedan analizar y tomar decisiones conjuntas, de manera reglada, en beneficio del sector.

Por otra parte, la Asamblea General sirvió también para analizar y actualizar información sobre algunos de los temas que actualmente dominan la política de la UE respecto al vino. Así, el máximo órgano de gobierno de la Conferencia dejó constancia la necesidad de que la nueva PAC post-2020 siga incluyendo y potenciando las herramientas específicas con las que cuenta el sector del vino en la Política Agraria Común: los programas de apoyo, el sistema de autorizaciones que regula el potencial productivo y la política de calidad específica de las Denominaciones de Origen y las Indicaciones Geográficas Protegidas (DOPs e IGPs) vitivinícolas.

Se desglosaron también los aspectos más destacados del dictamen publicado por la Comisión Europea hace apenas dos semanas sobre el etiquetado de información nutricional e ingredientes en bebidas alcohólicas, respecto al que tanto CECRV como EFOW reivindican que el sector no está en contra de que el consumidor disponga de la máxima información a este respecto, pero no consideran que las etiquetas de vino sean el canal más eficiente, ni para los consumidores, ni para los productores.

También se habló del proceso de simplificación legislativa vitivinícola emprendido por la Comisión Europea. Para la Asamblea General, la línea roja está en mejorar y simplificar los procedimientos, manteniendo el statu quo en materia de etiquetado, menciones tradicionales y legislación relativa a DOPs e IGPs y conservando la especificidad del sector del vino respecto a los productos agroalimentarios, así como la del vino con DO dentro del propio sector.  Además, CECRV reivindica la necesidad de que las modificaciones de los pliegos de condiciones sean aprobadas a nivel nacional y europeo con celeridad, permitiendo así a los operadores una mayor capacidad de adaptación a las necesidades del mercado.

De igual modo, las denominaciones de origen expresaron la necesidad de que las negociaciones ya formalmente abiertas entre el Reino Unido y la UE para negociar los términos de su salida de la UE –Brexit– se fijen como objetivos para el sector del vino los mínimos impuestos aduaneros posibles y mantener el reconocimiento y el nivel de protección de las denominaciones de origen de la UE en el país.

Por último, la Asamblea ratificó la solicitud de ingreso en la Conferencia del CRDO Abona, pasando así a ser el socio 53 de CECRV, y en ella se presentó el I Congreso de Denominaciones de Origen de la UE que organizará EFOW en Bruselas los días 21 y 22 de noviembre del presente año.

Tras la reunión, los asistentes pudieron conocer de cerca la realidad vitivinícola y productiva de la DO Tacoronte-Acentejo, cuya zona encierra una diversidad de variedades y una riqueza de producto como pocas en nuestro país.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015