Los altos precios del aceite de oliva rebajan la demanda interna un 6,5% en lo que va de campaña

La demanda interna de aceite de oliva se resiente ya un 6,5% en el acumulado octubre-febrero de la campaña de comercialización 2016/17, según los últimos datos de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), y sumar 213.600 toneladas, frente a las 228.400 t de un año antes, debido al fuerte aumento en origen y de los Precios de Venta al Público (PVP).

El descenso es de un 5% con respecto a la media de las cuatro campañas precedentes, con una media mensual de salidas en estos cinco meses ha sido de 42.720 toneladas.

Por su parte, la producción de aceite de oliva en el mes de febrero fue muy importante, sumando 153.300 t, lo que ha supuesto que el acumulado de campaña (1.232.900 t) se sitúe un 14% por encima de la media de las cuatro precedentes a la misma fecha, aunque es inferior a las previsiones iniciales de entre 1,3-1,4 Mt y está un 10% de las de la campaña pasada por estas mismas fechas.

La aceituna molturada hasta final de febrero fue de 6.263.102 t, con un rendimiento medio de 19,67%, unos 0,8 puntos por debajo del de la campaña pasada en las mismas fechas.

Las 402.200 t exportadas, según el avance provisional de la AICA, hasta finales de febrero de 2017 superan en un 18% a las de la pasada campaña para ese mismo periodo y en el 32% a la media de las cuatro precedentes, con una media de 80.440 t mensuales comercializadas en el exterior. La importante disminución de la cosecha en otros países productores, señala el Mapama, está influyendo directamente en el incremento de la demanda exterior.

El Mapama constata también el buen comportamiento que está presentando la comercialización en su conjunto que, con 615.800 t, supera en un 9% a la media y en un 16% a la campaña precedente, con una media mensual de salidas en estos cinco meses de 123.160 toneladas, aunque gracias al importante aumento del mercado exterior.

Las importaciones alcanzarían apenas las 42.100 t, según este avance, un 40,1% menos que las del mismo periodo de la campaña anterior (70.300 t), ante las dificultades para encontrar aceite fuera.

En cuanto a los precios en origen, en las últimas semanas se han mostrado al alza, pero de forma más moderada y en nuestro país se siguen situando por debajo de otros mercados de nuestro entorno, que cuenta con menor oferta propia de aceite de oliva.

Las existencias a 28 de febrero sumaban 990.200 t, siendo un 8,85%  inferiores a las de la misma fecha del año anterior (1.086,400 t) y un 1% por encima de la media de las cuatro campañas precedentes. De este stock, unas 773.200 t estaban en almazaras; 32.500 t en los depósitos del Patrimonio Comunal Olivarero (PCO) Y 184.500 t en poder de envasadores, refinadores y otros operadores.

Aceituna de mesa

La campaña 2016/17 de aceituna de mesa comenzó con unas existencias a 1 de septiembre de 341.250 toneladas, un 17% superior a las de la campaña anterior.

La producción durante el primer semestre fue 594.730 toneladas lo que supone un  descenso del 1% respecto a la campaña pasada.

El total comercializado llega a 233.080 toneladas, de las que unas 151.920 t  se han destinado a exportación y 81.160 t al mercado interior. La comercialización en conjunto ha disminuido en un 5% con respecto a la campaña anterior.

Las existencias a 28 de febrero se cuantifican en 665.570 t, con un incremento del 6% con respecto a la campaña pasada.

El boletín de mercado de aceite de oliva de marzo y el boletín de comercio exterior de aceituna de mesa hasta diciembre de 2017 se puede consultar en:

http://www.mapama.gob.es/es/ganaderia/estadisticas/mercados_agricolas_ganaderos.aspx

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015