Los agricultores comunitarios obtienen apenas un 8% del precio de una barra de pan

El COPA-Cogeca, que representa y defiende los intereses del sector agrario y de sus cooperativas en la UE, respaldan las recomendaciones de la “task force” (Grupo de Trabajo) sobre Mercados Agrícolas de la Dirección General de Agricultura (DG Agri) de la Comisión Europea, encaminadas a reforzar la débil posición de los agricultores en la cadena alimentaria y a garantizar que éstos obtengan una proporción más justa del precio de venta.

Durante una importante audiencia celebrada el pasado 9 de enero, el COPA-Cogeca, junto con varias primeras figuras políticas, expresaron su respaldo a las recomendaciones de la “task force” sobre mercados agrícolas de la DG Agri, encaminadas a reforzar la débil posición de los agricultores en la cadena alimentaria para garantizar que éstos obtengan una proporción más justa del precio pagado por el consumidor.

Los agricultores no obtienen más que el 8% del precio de una barra de pan, por lo que el presidente del COPA, Martin Merrild, insisstió en la audiencia ante el Parlamento Europeo en que “los hechos dan fe de que los agricultores europeos no están recibiendo una proporción justa del precio que paga el consumidor. Los análisis demuestran que la proporción que obtienen los agricultores ha descendido de un 31% en 1995 a un 21% en 2011.

 Por consiguiente, el COPA-Cogeca apoya las principales recomendaciones del grupo presidido por Cees Veerman, a pesar de que creemos que se podría haber llegado más lejos”.

“En concreto, estamos de acuerdo con la recomendación que apuesta por la obligatoriedad de los contratos escritos entre agricultores, transformadores y distribuidores. También con la iniciativa de incrementar la transparencia comercial, mediante la creación de observatorios del mercado en los sectores de la leche, la carne de vacuno y de porcino. Ahora bien, estos observatorios deben extenderse a otros sectores como el de la carne de ovino”, añadió..

“Asimismo, acogemos favorablemente la recomendación de que se dicte una legislación de la UE que ayude a combatir las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria.

 En nuestra opinión, es primordial disponer de un marco legal para combatir las prácticas comerciales desleales -como venimos pidiéndolo desde hace tiempo, de manera que los operadores sean sancionados cuando infrinjan la ley.

Un “Ombudsman” (Defensor o árbitro) independiente debe imponer las correspondientes sanciones cuando se incumpla la legislación“, declaró.

“También es importante seguir desarrollando los mercados de futuros. Unos mercados de futuros eficientes y que funcionen bien ayudan a los agricultores y a las cooperativas agroalimentarias a gestionar mejor el riesgo y reducen su dependencia de una única salida comercial.

Igualmente, estamos abundando en nuestra posición con respecto a los instrumentos de gestión del riesgo.

Por otro lado, es positivo que se vaya a examinar el uso de las garantías de créditos a la exportación para dar una mayor seguridad a los exportadores”, ha concluido.

Estas recomendaciones han recibido, asimismo, el respaldo de muchas primeras figuras políticas durante este acto de alto nivel, incluyendo el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la UE, Phil Hogan, y de los eurodiputados Michel Dantin y Albert Dess. Y también, los ministros de agricultura de la UE también apoyaron el informe.

Esta task force se estableció para examinar las soluciones que pueden aportarse a la extrema volatilidad existente en los mercados agrícolas de la UE y para contribuir a garantizarles un futuro más viable a los agricultores y a sus cooperativas.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015