La industria alimentaria dobla en diez años su cifra de producción

Aumenta un 3,8% en el pasado año y duplica también su nivel de actividad en la última década, pasando del 13,7% al 22,5% de la industria manufacturera, con unas exportaciones que alcanzaron los 24.018 M€, un 5,9% más y con un aumento del 1,95% del número de afiliados a la Seguridad Social.

El año 2014 representa el de la consolidación de la recuperación económica, un repunte que también ha tenido su reflejo en la industria de la alimentación y bebidas, que experimentó una evolución mucho más favorable en variables como la producción, el empleo y las exportaciones.

Así, en términos reales, la producción del sector ha aumentado un 3,8% en 2014, lo que se traduce en 93.238 millones de euros, casi el doble de la cifra registrada por la industria manufacturera, según se expone en el Informe Económico anual de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) correspondiente a 2014, que fue presentado por el director general de la Federación, Mauricio García de Quevedo, acompañado por Joaquín Maudos, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Valencia, y por Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar, patrocinador de este informe elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).

En términos nominales, el sector experimentó un crecimiento del 1,94% con respecto a 2013 y en cuanto al valor añadido, la industria de alimentación y bebidas continuó ganando peso tanto en la industria como en la economía en general, llegando casi a duplicar su nivel de actividad en los últimos trece años, al pasar de representar el 13,7% de la industria manufacturera en el año 2000 al 22,5% en 2013.

Los tres indicadores de coyuntura del sector industrial (IPI, IEP, ICN) muestran una evolución de la industria de la alimentación y fabricación de bebidas en 2014 más satisfactoria que la de las manufacturas en su conjunto y permite reafirmar que estamos ante la continuación de la recuperación de la actividad en la industria de la alimentación y el inicio de la misma en la fabricación de bebidas.

 

Aumento de exportaciones

‘Uno de los pilares en los cuales se ha sostenido esta tendencia es el despunte de la actividad en el mercado exterior, cuya evolución se mantuvo al alza en los últimos años, contribuyendo así a mejorar los resultados de la balanza comercial al registrarse un saldo positivo para el sector de alimentos y bebidas desde 2008’, explicó Joaquín Maudos.

A tenor de los datos del informe, las exportaciones españolas de alimentos y bebidas alcanzaron los 24.018 M€ en 2014, un 5,9% más que en 2013. Suponen, además, el 10% del total de exportaciones de bienes nacionales.

Asimismo, durante el pasado año el 7,3% de las exportaciones del sector en el ámbito de la Unión Europea correspondieron a España, situándose como la sexta economía exportadora europea.

En cuanto a la internacionalización del tejido empresarial de la industria española de alimentos y bebidas, desde 2010 el número de empresas exportadoras ha crecido a una tasa media anual del 5,3%, acumulando un incremento del 23,1% hasta el pasado año, momento en el que el sector contó con 12.401 empresas exportadoras, un 2,6% más que en 2013.

 

Evolución del empleo

El año 2014 supuso también una recuperación en el ámbito del empleo. En lo que respecta al número de afiliados a la Seguridad Social, durante el pasado año se registraron 378.824 afiliados, un crecimiento del 1,95% con respecto al anterior. Con esta evolución favorable, la tasa de paro del sector de situó 3,2 puntos porcentuales por debajo del total de la economía.

La trayectoria del volumen de ocupados en el sector de la alimentación y bebidas fue más positiva que en la economía general y que en la industria manufacturera en particular. Así, en 2014 la creación de empleo en el sector experimentó un crecimiento de un 7,1%, lo que se traduce en un total de casi 480.000 personas en 2014, volviendo a niveles anteriores a la crisis.

‘Los datos confirman que la industria de la alimentación y bebidas ha resistido mejor los años de recesión, que la economía en su conjunto, lo que pone de manifiesto la fortaleza de un sector que se mantiene como la primera fuerza industrial del país’, reconoció el Director General de FIAB.

 

Radiografía del sector

Según el informe presentado, al inicio del pasado año la industria de la alimentación y bebidas contaba con 28.343 empresas activas, lo que supone el 16% del total de las empresas de la industria manufacturera.

Por su parte, el número de empresas en la industria manufacturera ha caído un 3% respecto a 2013, mientras que en el sector de alimentación y bebidas se redujo en menor cuantía (1,5%).

La industria española de alimentación y bebidas presenta una estructura atomizada, puesto que el conjunto de pequeñas empresas representa el 70,4% del total. En opinión de Mauricio García de Quevedo, ‘esta situación se refleja en el peso de las compañías españolas del sector en comparación con las europeas; y es que siendo España la cuarta economía de la UE, no encontramos ninguna firma nacional en los primeros puestos de los rankings global y europeo.

En este sentido, sí figuran entre las 25 primeras a nivel mundial tres británicas, dos francesas, una belga, una alemana y otra suiza; circunstancia que revela un hándicap importante ante la falta de competitividad real en el mercado global en el que nos encontramos’.

 

Tendencias de consumo

Según se extrae del informe económico, el 19,7% de la cesta de la compra de los españoles se destinó a la adquisición de alimentos y bebidas, lo que representa un aumento del 3,7% respecto a 2013.

El consumo en el hogar de alimentos y bebidas realizado por las familias españolas el pasado año alcanzó un valor de 59.592 M€, que se traduce en aproximadamente 27.168 millones de kg/litros/unidades adquiridos.

En este sentido, según refleja el Informe Económico, el gasto per cápita en alimentación el pasado año alcanzó un valor de 1.283 euros, un 6% inferior al registrado en el mismo periodo de 2013.

 

Comparativa con Europa y financiación

Según recoge el informe, la industria española de alimentación y bebidas es la cuarta en volumen de ventas en el contexto europeo, facturando en 2013 un total de 104.121 M€, un 1,6% más que en 2012, según Eurostat.

Asimismo, la recuperación del sector durante el pasado año (3,8% de crecimiento en la producción real) está por encima del crecimiento que también ha experimentado la Eurozona (1,1%).

En cuanto a la financiación, el crédito destinado a sufragar la industria de alimentación y bebidas representó el pasado año el 17,1% del total destinado al sector industrial, y el 3% del conjunto de las actividades productivas.

Por otro lado, según explicó Roberto García Torrente, director de Negocio Agroalimentario y Cooperativo de Cajamar Caja Rural, ‘la tasa de morosidad de la industria ha descendido desde 2013 hasta situarse en el 12,1% a finales del pasado año, un porcentaje que se sitúa por debajo del conjunto de la industria (13,5%) y del total de las actividades productivas (19,5%)’.

 

Dos sectores en auge

Como se observa en el informe, destaca el sector de alimentación animal, que elevó las ventas netas hasta los 8.905 M€, lo que le permite representar el 9,7% del total de la industria y situarse como el tercer sector dentro de la misma, sólo por detrás de la industria cárnica y la fabricación de bebidas.

Sobresale también la aportación del sector de las bebidas refrescantes a la economía española, tanto por el impacto directo de la producción y comercialización de los productos como por el efecto en otros muchos sectores.

Como compradora de referencia de materias primas, materiales de envasado, sistemas de producción, transporte de mercancías, etc. tiene un significativo efecto arrastre en la agricultura, la industria y los servicios, especialmente hostelería y turismo.

 

Valoración y retos del sector

A juicio del Director General de FIAB, ‘el año 2014 ha sido muy positivo para la industria. Todos los indicadores contemplados en el informe económico refrendan que se está en el camino correcto para cumplir los objetivos generales del Marco Estratégico para la Industria de Alimentación y Bebidas, presentado públicamente a principios del año pasado de la mano del Gobierno español, enfocados a alcanzar un crecimiento sostenible en ventas netas del 4% anual y la creación de 60.000 puestos de empleo sostenibles con el horizonte puesto en 2020’.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015