Agenda 

Las TIC ayudan a afrontar el reto de la sostenibilidad de la producción agrícola

Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) han entrado con fuerza en el sector agroalimentario por su capacidad de optimizar el uso y la gestión de los recursos naturales. Y en este nuevo marco tienen un papel fundamental los ingenieros agrícolas, profesionales clave por su capacidad para analizar los datos que ofrecen estas tecnologías y transformarlos en las mejores decisiones técnicas.

Así se ha destacado en una jornada organizada recientemente por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Valencia y Castellón (COITAVC) por los ponentes participantes: Gabriel García, subdirector de la ETSIAMN; Marco A. Oltra, CEO Orcelis Fitocontrol; Andrés Cuesta, director técnico Agrisat Iberia; Jesús P. Gerique, CEO  7eData   Business y Lars T. Berger, director de Innovación de Pulverizadores FEDE. En su visión como expertos, todos han coincidido en que la información que proporcionan estas tecnologías, su análisis y transformación en decisiones técnicas adecuadas por los profesionales de la agronomía, están convirtiendo los actuales modelos de producción en nuevos modelos, más eficientes económica, social y ambientalmente.

“La aplicación de estas tecnologías nos ayudará a lograr alimentos más seguros a través de procesos de producción más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, a la vez que permitirá una reducción de costes que repercutirá sobre la viabilidad económica de nuestras explotaciones” ha explicado Regina Monsalve, presidenta del COITAVC, que se ha mostrado convencida de que el sector agroalimentario, que siempre ha sido muy innovador, va a continuar apostando para incorporar las TIC, “y los ingenieros agrícolas estaremos a su lado para liderar este proceso”.

Por su parte,  Gabriel García, ha afirmado que se está viviendo una cuarta revolución industrial “que nos llevará a transformar por completo la cadena alimentaria y a disponer de nuevos modelos de negocio en el sector de la producción agroalimentaria”. García ha puesto el acento en que para hacerlo posible habrá que afrontar las desigualdades actuales en el acceso a los equipos y a Internet, el conocimiento y manejo de las herramientas tecnológicas y la capacidad para convertir la información en conocimiento útil.

Marco A. Oltra, ha presentado Orcelis Fitocontrol, una herramienta online para un control eficiente del riego y fertilización, a través del uso de sistemas de posicionamiento global (GPS), satélites de teledetección y Sistemas de Información Geográfica (SIG). Y ha destacado que la gran revolución de la aplicación de estas tecnologías en la agricultura no es posible sin el trabajo de campo que realizan los ingenieros agrícolas, que resulta indispensable junto a la información obtenida a través de las TIC, para un correcto asesoramiento y toma de decisiones.

La teledetección protagoniza otro de los servicios más novedosos para el sector en el ámbito del seguimiento y control de los cultivos. Andrés Cuesta, de  Agrisat Iberia, ha explicado cómo a través de imágenes captadas por los satélites de observación de la superficie terrestre se puede seguir y medir el crecimiento y desarrollo de los cultivos, con el objetivo de mejorar su manejo agronómico incidiendo en el uso eficiente de recursos como el suelo o el agua, optimizando rendimientos y reduciendo el impacto de nuestra actividad sobre el medioambiente.

Por su parte, Jesús P. Gerique, de 7eData   Business, ha presentado Agroslab-Cuaderno de Explotación,  una solución ‘cloud’ desarrollada para dar soporte al Registro de la Aplicación de Productos Fitosanitarios en las Explotaciones Agrícolas, que  incorpora el vademecum de productos fitosanitarios y un visor GIS. Jesús ha definido al  ingeniero técnico agrícola “como catalizador de los procesos de innovación en el sector agrario“ cuya labor como asesor “cobra ahora una nueva dimensión ante la imparable irrupción de las nuevas tecnologías en el sector agrario”.

Para finalizar, Lars T. Berger, director de innovación de Pulverizadores Fede,  ha mostrado el resultado de la constante inversión en I+D+i de la firma valenciana,  que se traduce en las importantes innovaciones tecnológicas de los nuevos atomizadores H3O, que permiten mejorar la eficiencia en los tratamientos con importantes reducciones en el uso de productos fitosanitarios y de combustible, lo que supone ahorro de costes y beneficios directos para el medio ambiente. Además, estos equipos que incluyen un sistema inteligente que genera de forma automática el cuaderno de campo, por lo que facilitan su trabajo a los técnicos y asesores.

Enrique Molto, director del IVIA, ha clausurado la jornada poniendo de manifiesto la importancia de la I+D+i para afrontar el principal reto de producir más y de mejor calidad con menos recursos e impactos e invitando al sector a continuar innovando  para lograr una agricultura productiva, rentable para el agricultor y sostenible con el medio ambiente.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015