Las salidas de aceite de oliva al mercado superan ya hasta julio a las de la campaña anterior

Durante julio pasado las salidas de aceite de oliva fueron de 125.900 toneladas, según la estimación de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA), una cifra elevada, de las cuales 88.000 t se habrían exportado y 37.900 t se habrían quedado en el mercado interior.

La novedad es que la comercialización total, con 1.148.100 t, superó por vez primera y ya en el periodo octubre-julio a las salidas de la campaña anterior 2014/15 en ese mismo periodo (1.143.800 t, y a la inmediata anterior 2013/14 (922.600 t), auque la cifra es relativamente baja, dado que arrastra la falta de oferta de producto de los primeros meses de campaña.

De estas salidas acumuladas de aceite de oliva, la AAO estima que 712.900 t fueron a la exportación, cifra aún ligeramente inferior en 9.000 t a la de la campaña pasada, mientras que las restantes 435.200 t fueron al mercado interior, con un aumento del 3,2% respecto a la campaña pasada, atenuándose en relación a los meses precedentes.

A solo un par de meses de contabilizar, el sector prevé que en la actual  campaña 2015/16 se supere la comercialización anterior, con mejores registros tanto para la exportación, como para la demanda interna, a pesar de la firmeza de los precios de venta.

En estos 10 meses de campaña, un 54,6% de las salidas al mercado de aceite de oliva lo hicieron envasadas, con 627.350 t, mientras que el 45,4% restante y 520.750 t se comercializaron a granel. Del aceite envasado, un 53,2% del total fue virgen extra,  con 334.010 t; otro 11,9%, virgen, con 74. 820 t, y el  34,8% aceite de oliva refinado (o contiene,  con 218.520 t).

Por otra parte, las importaciones sumaron 6.200 t en julio pasado, acumulando unas  entradas de 103.000 t, un 22,3% menos que en el mismo periodo de la  campaña anterior.

En relación con las existencias de producto a 31 de julio, que se elevaron a 533.500 t, casi un 69% estaban en las almazaras, con 367.800 t;  otro 1,6% y 8.700 t en los depósitos del Patrimonio Comunal Olivarero, y el 29,4% restante y 157.000 t en manos de los envasadores, refinadores y otros operadores del mercado,  esta última una de las más bajas de las últimas campañas.

Parece, por tanto, confirmarse,  cada vez más, que las existencias en stock al final de la campaña, el próximo 30 de septiembre, podrían ser inferiores a las 300.000 t, una cantidad suficiente para atender el par de meses de la campaña que viene, donde ya preocupa, y mucho, la fuerte sequía y el excesivo calor que están sufriendo los olivares, lo que podría dar lugar a unos rendimientos medios grasos inferiores a los de la actual campaña (20,53%) y a una producción inferior a los 1.397.900 t de la actual, una cifra media alta, la tercera de las últimas cinco campañas.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015