Las OPAs piden a Hogan una hoja de ruta y más flexibilidad en la aplicación de la nueva PAC

Las organizaciones agrarias solicitan al comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, que despeje las numerosas dudas e incertidumbres que existen y se ciernen sobre la aplicación de la nueva Política Agraria Común (PAC) y su desarrollo a corto y medio plazo.

 

Entre las principales demandas, se pide a Hogan una mayor flexibilidad en la aplicación de esta política común, dadas las dificultades de interpretación de la normativa comunitaria (reglamentos de base y actos delegados) y mayor claridad en la introducción de un nuevo parámetro en el llamado Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), que ha generado muchos problemas para poder optar a las ayudas a los ganaderos de cría extensiva, cuyos animales han venido tradicionalmente pastando en zonas de dehesa y de monte mediterráneo.

 

Además, las OPAs desean que el comisario irlandés les comente el diseño y alcance de ‘hoja de ruta’ que tiene previsto seguir con la simplificación de esta nueva PAC, que ya suscita el temor de los agricultores y ganaderos españoles, ante la anunciada revisión de la misma en la campaña 2016/17, cuando apenas ha entrado parcialmente en vigor y con retraso este mismo año.

 

En concreto, se pide que Bruselas sea lo más posible en un año en el que ha resultado muy complicado y complejo gestionar los expedientes de la PAC, cuyo plazo concluye el próximo de solicitud concluye el próximo lunes 15 de junio, y que, al respecto, tenga consideración hacia los posibles errores involuntarios que puedan aparecer tras su cumplimentación, evitando por ello penalizaciones, que generarían al sector agrario aún más indefensión y desconfianza.

 

También es causa de preocupación, y así se lo trasladan a Hogan, el retraso existente en la aprobación de los programas de Desarrollo Rural (PDR) del periodo 2014-2020. que, además, afectan a aspectos incluidos en las solicitudes de ayudas de la PAC, como es el caso de las medidas agroambientales y de incorporación de jóvenes al sector.

 

Las OPAs pedirán a Hogan que en España, un país con un registro pluviométrico muy irregular, es vital todo lo que tenga que ver con la política hidráulica y de regadíos, por lo que instan al comisario a posibilitar proyectos e inversiones en este ámbito como garantía de estabilidad de las producciones y de rentabilidad de las explotaciones agrarias.

 

Otro asunto que preocupa y que se aborda con el comisario de Agricultura es el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP) entre la UE y Estados Unidos. Las OPAs consideran esencial que dicho acuerdo garantice el respeto a los estándares europeos de producción y consumo, y que las producciones sensibles (especialmente las ganaderas, pero también las agrícolas) tengan un tratamiento adecuado, debido a que los costes de producción son generalmente más elevados, a causa de las mayores exigencias medioambientales y de bienestar animal que impone Bruselas al sector.

 

Asimismo, las organizaciones agrarias incitan al comisario a que impulse, como ya se está haciendo en España a través de la Ley 12/2013 de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, un funcionamiento más equilibrado de la misma en la Unión Europea, con soluciones eficaces para contrarrestar la volatilidad de los mercados y de los precios de los productos agroalimentarios y los excesivos márgenes diferenciales que se dan entre los eslabones de dicha cadena.

 

Al igual que las organizaciones sectoriales ganaderas, las OPAs piden a Hogan condiciones menos restrictivas para el desarrollo tecnológico y la innovación aplicada a una mayor competitividad del sector agrario, en referencia a la errática y renacionalizadora política comunitaria sobre organismos genéticamente modificados (OGMs).

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015