Las mejoras del ‘paquete lácteo’ traerán estabilidad contractual y mayor certidumbre de precios

Algunas OPAs piden a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, el aplazamiento en un mes de la aplicación de las medidas del ‘paquete lácteo’ para evitar que las industrias abusen de los ganaderos y reclaman una negociación colectiva, bajo el amparo del Magrama

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, destacó que el Gobierno ha puesto en marcha desde el principio de la Legislatura una batería de medidas para preparar al sector lácteo ante el nuevo escenario sin cuotas lácteas el próximo 1 de abril, y que esta situación traiga posibilidades de crecimiento, estabilidad y desarrollo.

Isabel García Tejerina hizo estas manifestaciones tras reunirse, en la sede del Ministerio, con los representantes del sector productor de leche de las Organizaciones Profesionales Agrarias y de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

En declaraciones a los medios, García Tejerina explicó que estamos ante una situación nueva, en la que hay que seguir trabajando con el sector, ‘valorando y midiendo la efectividad de todas las herramientas de las que dispone, que no tenía hace tres años’.

HERRAMIENTAS DE LA PAC

Entre estas herramientas, García Tejerina se refirió a las medidas incluidas en la reforma de la Política Agrícola Común, en cuyo marco el Gobierno negoció 47.000 millones de euros para el conjunto de agricultores y ganaderos españoles, ‘que dará estabilidad y garantizará la rentas’.

Según la ministra, se trata de una PAC que responde a las necesidades de la ganadería, con medidas que benefician al sector lácteo, la limitación de la convergencia y las ayudas acopladas.

También en el ámbito europeo, y una vez que se supo que no se iba a adelantar el final del sistema de cuotas lácteas, ‘el Gobierno ha logrado que, si los ganaderos superaban la cuota asignada, podrán aplazar el pago en tres años’, añadió.

En este contexto, la ministra explicó que el Ministerio ha ido suministrando al sector puntual información de cuáles eran las cantidades producidas, para que pudiera comprobar si se estaba alejando de la cuota que tenía asignada. ‘Esta información ha facilitado a los ganaderos que pudieran acomodar sus producciones a las cuotas y, en estos momentos, si superan la cuota será en cantidades muy pequeñas’.

Paralelamente, la ministra indicó que en estos tres años su Departamento ha trabajado para facilitar un mejor conocimiento de la situación del sector lácteo.

Para ello, el Ministerio recopila en un informe, que se publica mensualmente, datos de los censos, y de la evolución de la producción, las entregas, los precios de la leche y los costes de producción, para hacer un seguimiento de la rentabilidad de las explotaciones.

GESTIÓN DE MERCADOS

Por otra parte, García Tejerina mencionó las herramientas de las que dispone el sector producción para la gestión del mercado, como la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, también válida para el sector lácteo, que evita que haya prácticas comerciales abusivas en las relaciones contractuales.

Pero de manera especial, el sector lácteo tiene una regulación de mercado, con la aplicación a nivel nacional de las medidas incluidas en el denominado ‘paquete lácteo’. Entre las mismas, la ministra destacó la posibilidad de que los ganaderos se constituyan en Organizaciones de Productores que pueden comercializar conjuntamente su leche, y que están autorizados a comercializar hasta el 33% de la producción nacional, ‘lo que significa que, si se llega a ese grado de concentración, la capacidad negociadora del sector puede ser muy importante’

En relación con esta cuestión, García Tejerina explicó que, tras dos años de aplicación del paquete lácteo, el Gobierno ha introducido recientemente una serie de modificaciones para mejorar su aplicación, sobre todo para dar estabilidad a la contratación y certidumbre a los precios que perciben los productores.

Con esta modificación, ‘se da más fuerza a las organizaciones de productores y se introducen exigencias añadidas a la constitución de los contratos, que tendrán que ser de una duración mínima de un año y cerrados antes de que se produzcan las entregas de leche‘. Se trata de evitar que los ganaderos cierren contratos bajo presión y que haya modificaciones unilaterales de los contratos.

Entre ellas, la ministra destacó las modificaciones introducidas en el ‘paquete lácteo’, ‘donde se incluyen más garantías para el productor a la hora de cerrar los contratos con la industria, lo que da estabilidad a la producción, a las entregas y a los precios’.

UPA pide un aplazamiento

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) solicitó a la ministra de Agricultura un aplazamiento de un mes en la aplicación del paquete lácteo para evitar que las industrias abusen de los ganaderos.

‘La precipitación puede dar lugar a que estas empresas abusen de su posición y tergiversen el decreto’, por lo que los ganaderos piden ‘una puesta en marcha ordenada’.

La organización defendió este aplazamiento de un mes en la puesta en marcha completa del llamado ‘decreto lácteo’ para evitar que las industrias lo tergiversen y fuercen que se aplique ‘a su manera’.La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, afirmó ‘estar dispuesta a estudiarlo’.

‘Abril tiene que ser el mes de la negociación’, afirmó Román Santalla, secretario de Ganadería de UPA al término de la reunión. ‘Negociación colectiva entre productores e industrias bajo el amparo del Ministerio de Agricultura, al que piden que no deje solos a los ganaderos frente a las industrias, pues su punto de partida en las negociaciones es ‘inasumible’.

UPA calificó de ‘lamentable’ la situación del mercado de la leche en España, especialmente en algunas regiones como Galicia, con precios a la baja y dificultades de recogida de la leche a los ganaderos.

Fin de las cuotas lácteas el 1 de abril

Sobre la cuenta atrás al sistema de cuotas lácteas, este 1 de abril, UPA planteó la puesta en marcha de un plan estratégico conjunto entre industrias lácteas y ganaderos. ‘Debemos reconquistar nuestro mercado interno, ya que la diferencia entre lo que producimos y lo que consumen los consumidores españoles es de un 30%’, señaló Santalla, ‘así como apostar por estar más presentes en el mercado internacional’.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015