Las cooperativas de Castilla y León, preocupadas ante el nuevo escenario lácteo

Entre otras cuestiones, las cooperativas lácteas de Castilla y León, integradas en Urcacyl, han solicitado, que la modificación del paquete lácteo incida más en los
contratos en los que se acuerda el precio de la leche.

La desaparición del sistema de cuotas dentro de dos meses preocupa al sector al
tratarse de un cambio de escenario radical donde el mercado es más global.
Por un lado, existe la oportunidad de que las explotaciones españolas van a tener
libertad de producción, lo que puede permitir que nos hagamos con el tercio del
consumo que no es cubierto por nuestra cuota, pero indudablemente, existe la
amenaza de la entrada de leche y productos lácteos foráneos.

Es decir, las cuotas desaparecen para todos los países europeos, y algunos tienen una importante capacidad de producción y gran conocimiento del mercado exterior. A esto hay que sumarle que en el año 2014 en la Unión Europea se ha producido un 5 por ciento más que en el año anterior y que se han disparado los volúmenes de producción de algunas ‘commodities lácteas’, como es el caso de la leche desnatada en polvo que ha crecido más de un 25 por ciento en un año.

Preocupa también la situación de precios porque, por primera vez en el último
decenio, en otoño los precios en vez de subir han bajado, situación anómala y que
no corresponde con lo que debería ser la realidad de un país deficitario.

El presidente de las cooperativas de vacuno de Urcacyl, Juan Bravo, afirma que
‘hoy más que nunca existe una necesidad de mejorar la estructura del mercado
lácteo español en todas sus fases: producción, transformación y distribución.Solo
de esta manera convertiremos la amenaza en oportunidad. Además, los diferentes
agentes debemos intentar dejar a un lado nuestras diferencias y trabajar hacia un
objetivo común, que es la rentabilidad en cada uno de los eslabones de esta cadena láctea’.

Es por tanto necesario utilizar todas las herramientas que tenemos para mejorar,
como son la normativa del denominado ‘paquete lácteo’, el fomento del
asociacionismo y la Ley 2/2013 de mejora de funcionamiento de la cadena
alimentaria.

Dado que se va a modificar el Real Decreto que regula el paquete lácteo, Urcacyl ha propuesto tanto a la administración regional, como a la nacional, sus alegaciones relativas a las organizaciones interprofesionales, los contratos y las organizaciones de productores lácteos.

Desde las cooperativas se sigue apostando por los contratos, pero en vez de pedirun contrato absurdo a las cooperativas con sus socios, es decir, consigo mismas, laAdministración debería preocuparse más en los contratos en los que interviene laindustria transformadora, que es quien tiene mayor capacidad de establecer precios.

En cuanto a la interprofesional, que representa los intereses del conjunto
del sector, desde Urcacyl se solicita una mayor participación y comunicación de
todos los que somos miembros de la INLAC.

Una vez desaparecida la cuota de leche de vaca, no existen cantidades de
referencia; por este motivo Juan Bravo comenta “las administraciones deben velar
para que el volumen de producción no se convierta en otro elemento de presión
para los ganaderos”.

Desde Urcacyl también se solicita que se pongan en marcha los mecanismos
previstos en la Ley de la cadena alimentaria, sobre todo en este sector donde se
banaliza permanentemente el valor de los productos lácteos, principalmente leche
envasada.

Es posible actuar y ejemplos tenemos en otras Comunidades Autónomas
como Cantabria, donde su Dirección de Consumo ha multado a varias empresas de
distribución, por vender leche a pérdidas, hasta en ocho ocasiones desde 2012.

Desde Urcacyl y las cooperativas lácteas se sigue trabajando por una mayor
concentración de la oferta y avance en la cadena de valor, bien sea a través de
fusiones, colaboraciones, acuerdos cooperativos, Organizaciones de Productores,
Entidades Asociativas Prioritarias o mediante la transformación en productos lácteos como leche envasada y queso.

En el aspecto industrial hay que hacer un balance negativo de las oportunidades
perdidas en las ventas de importantes grupos lácteos, que no hemos sido capaces
de añadir a nuestra ya de por si mermada capacidad de transformación láctea.

La desaparición de cuotas coincide con el nuevo periodo de ayudas PAC de 2015 a
2020; en este asunto, las cooperativas lácteas discrepan con el tratamiento que,
las entidades asociativas de producción, tendrán en la modulación de los futuros
pagos asociados de la PAC al sector vacuno de leche.

En los borradores figuraba que se tendrían en cuenta el número de socios profesionales de las cooperativas o SAT, pero el Real Decreto de pagos directos publicado el 20 de diciembre del año pasado, discrimina a los socios y fomenta la división de explotaciones.

A una explotación asociativa de montaña de tamaño medio, la normativa publicada
le puede suponer que deje de ingresar 2.000 euros al año, en el caso de otras
zonas, el agravio supondría alrededor de los 1.300 euros.

En el corto plazo y con respecto a la presente campaña 2014 -2015, el Ministerio
prevé que, a final del periodo, la producción de leche sobrepase a la cuota entre un
0,3 y un 0,7 por ciento más, lo que supone la aplicación de la multa o tasa. No
obstante los compradores no aplicarán retenciones en las liquidaciones del primer
trimestre de este año.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015