Landaluz celebra la VIII Edición de sus Encuentros Empresariales Hacienda de Quinto

El papel de la comunicación siempre ha sido clave en el sector agroalimentario andaluz, para poner en valor ante la sociedad el trabajo realizado por todos los trabajadores y empresas afines. Con esta máxima se celebró el pasado 4 de febrero la octava edición de los ‘Encuentros Empresariales Hacienda de Quinto’, donde se trató sobre las estrategias de comunicación en el ámbito de la agroalimentación.

En esta ocasión se ha contado con la participación, como moderadora, de Dª Lola Rubiales, socia fundadora de Ceres Comunicación, y la inestimable intervención de periodistas de la talla de D. Tomás Monago, responsable de información agroalimentaria del Grupo Joly; D. Juan Rubio, jefe de la sección de economía de El Correo de Andalucía; y D. Simón Onrubia, delegado en Andalucía del diario Expansión.

Trazabilidad, confianza, gestión de crisis, profesionalidad, transparencia, alianzas…, han sido algunas de las máximas que han debatido los periodistas presentes, con diferentes personalidades del sector agroalimentario andaluz pertenecientes a la Asociación (Acesur, Inés Rosales, Sadrym, Herba, la Ibense Bornay, Gonzalez Byass) y con otras empresas vinculadas al sector (Mercadona, Loyola Business School, Lean Best, Carrefour, KPMG, Banco Sabadell, etc.).

Partiendo de la máxima de que lo que no se comunica no existe, Tomás Monago hizo referencia a la necesidad de no tratar los departamentos de comunicación como departamentos de ‘segunda’ categoría. Señalando incluso la importancia que tiene para los periodistas el hecho de poder disponer de un contacto directo con los directivos de las empresas, a fin de poder confirmar cualquier noticia relevante.

Por su parte, Juan Rubio ha señalado que no solo importa la magnitud de la empresa a la hora de comunicar. En este sentido felicitó a pequeñas y medianas empresas, no tan conocidas por el consumidor, que si han tenido una actitud de puertas abiertas en sus fábricas para beneficio de todos, aún en situaciones de crisis. Y es que, según aclaró, hoy es imposible parar una noticia de peso, máxime en el contexto actual donde adquieren protagonismo las redes sociales. Por tanto, es preferible liderar la comunicación de la mano de un periodista fiable, apostilló.

Simón Onrubia defendió que los periodistas deben ser absolutamente rigurosos con lo que publican, pero también es necesario que las empresas andaluzas pierdan el miedo a comunicar, si no llegarán otros antes y les sacaran ventaja. Hay que tener un equilibrio entre lo que se pide y se da al periodista, respetando las necesidades que tienen los medios de comunicar.

Sin duda una ponencia de sumo interés que afianza este formato de encuentros empresariales para 2015, que ha continuado con el ruego de preguntas de los asistentes, y concluido con la intervención del presidente de Landaluz, Alvaro Guillén, quien ha recogido el guante de los medios de comunicación para instaurar dentro de la Asociación, herramientas y comisiones de trabajo que permitan a las empresas socias, sea cual sea su tamaño, sensibilizarse en la importancia que la comunicación tiene para el sector, permitiendo un marco de transparencia y cercanía con los medios por las ventajas positivas que reporta, como reputación, credibilidad, valoración pública o llegar a los diferentes públicos objetivos.

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015