La Xylella fastidiosa da el “salto” a la Península, en una parcela de almendros de la Marina Baixa alicantina

La conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural confirmó la primera detección de la bacteria Xylella fastidiosa en una plantación de almendros del municipio de Guadalest, en la comarca alicantina de la Marina Baixa.

Se trata de una plantación cuyos ejemplares tienen más de 30 años de edad. Ya en diciembre de 2016 se tomaron muestras asintomáticas de este bancal, ante el aviso de su propietario, que había observado una merma en la cosecha. Dieron resultado negativo. Un segundo muestreo asintomático posterior dio resultados contradictorios.

Finalmente, el Servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria realizó un muestreo el 22 de junio de 2017 con 17  muestras, 12 de las cuales, todas en almendro, han confirmado positivo tras el análisis realizado en el Laboratorio Nacional de Referencia, que es el del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA).

Así lo confirma el boletín de resultados del jueves 29 de junio y en consecuencia se comunica al Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Pesca (Mapama), a la Unión Europea, a los gobiernos de las comunidades autónomas adyacentes y al sector la aparición del primer brote de Xylella Fastidiosa en la Comunitat Valenciana.

Otras muestras de olivo recogidas en las inmediaciones de la parcela infectada han resultado negativas.

Desde este mismo jueves, la Conselleria lleva a cabo tratamientos insecticidas contra los vectores (insectos que pueden transmitir la enfermedad), tanto en la parcela infectada como en los 100 metros de alrededor, con un producto fitosanitario habitual en estos casos.

Asimismo, según informa la Consellería, han comenzado a adoptarse las medidas previstas en el Plan de Contingencia de la Comunitat Valenciana, para el arranque y destrucción de la parcela afectada y de todo el material vegetal potencialmente hospedante de la bacteria existente 100 metros a la redonda.

La Consellería también ha puesto en marcha un intensivo sistema de prospección y análisis para determinar si existe más material infectado, en las proximidades de la parcela, así como en la misma comarca y comarcas colindantes.

Por un lado, y en cumplimiento de la Decisión 789/2015,  está previsto realizar una prospección intensiva por cuadrículas de 100 m X 100 m en toda la zona tampón, y simultáneamente también está previsto realizar una prospección por cuadrículas de 1 km x 1 km para intentar detectar la presencia de la bacteria tanto en el radio de 10 km como en todas las comarcas colindantes a este radio.

En cumplimiento de la normativa europea (Decisión 2015/789 y modificaciones), se va a proceder inmediatamente a declarar una zona demarcada de 10 km. En torno a la parcela infectada, aunque alejados de ésta, existen en la demarcación siete viveros y centros de jardinería, parte de cuyo material (olivos, almendros, adelfas, aguacates, nogales, cítricos, entre otros) ha sido inmovilizado cautelarmente este jueves.

Se ha abierto una investigación de trazabilidad para identificar el origen y proceso de producción y distribución de ese material en los últimos tres años.

Antecedentes, vigilancia y control

La detección de este primer caso de Xylella Fastidiosa es la prueba de que funcionan los sistemas de control de nuestra estructura de sanidad vegetal funciona, con las prospecciones que viene realizando la Conselleria en plantaciones, parques, jardines y en el medio natural, en cumplimiento del Plan de Contingencia autonómico.

Desde 2015, todos los vectores de la bacteria capturados en los más de 1.160 puntos de seguimiento mediante trampas cromotrópicas han resultado negativos.

En 2016 se efectuaron más 21.400 revisiones y se capturaron 34 posibles vectores. A raíz de la detección de esta bacteria en Baleares en noviembre de 2016, se incrementaron las medidas de control y prospección,  así como las instalaciones vigiladas para evitar su introducción en la Comunitat Valenciana..

Hasta finales del pasado año se habían llevado a cabo prospecciones en más de 2.600 plantaciones comerciales, parques y jardines públicos y privados, así como en espacios naturales. Las 480 muestras que se tomaron dieron resultados negativos para la Xylella Fastidiosa.

Ante cualquier sospecha de tener una planta infectada, se puede contactar con el servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria (Avda de Alicante s/n de Silla -Valencia- , teléfono 96 120 76 94, sanitatvegetal@dgagric.caib.es).

La Xylella fastidiosa es una bacteria con un rango de plantas hospedantes muy amplio, y que puede producir graves daños en cultivos tales como los cítricos, la vid, el olivo y algunas especies del género Prunus, así como en numerosas especies ornamentales y forestales.

Se trata de una enfermedad que podría causar perjuicios económicos graves de expandirse por la Península, por lo que es de vital importancia la colaboración y la participación de todos los sectores implicados.

Alerta en Andalucía

Por s parte, la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía  convocará una reunión de la Mesa de Sanidad Vegetal en un breve plazo para analizar el primer caso de Xylella fastidiosa detectado en la Península. Esta Comunidad, sin embargo, continúa actualmente libre de esta bacteria pero extremará la vigilancia del material vegetal susceptible de infectarse o portarla con el fin de garantizar el buen estado de los cultivos de la región.

En cuanto a las actuaciones para luchar contra la Xylella, el Gobierno andaluz vuelve a ponerse a disposición del Ministerio de Agricultura para reforzar la coordinación de la estrategia nacional elaborada para combatirla, ya que se trata de una cuestión de gran trascendencia que debe abordarse a nivel nacional. Asimismo, ha ofrecido su colaboración a la Comunidad Valenciana para luchar contra la bacteria.

Andalucía mantiene a día de hoy su estatus sanitario tras no detectarse ningún caso de Xyella fastidiosa en la Comunidad Autónoma. El plan de acción contra esta bacteria que se desarrolla en la región contempla acciones de prevención, vigilancia y, en caso de ser necesario, erradicación para evitar su aparición y dispersión en el territorio.

En el marco de esta planificación aprobada en 2015, se han llevado a cabo entre enero y mayo de 2017 un total de 166 actuaciones que han tenido como resultado la toma de más de 1.250 muestras de material vegetal sensible. Todas ellas han dado negativo para los análisis de Xylella fastidiosa.

Estas actuaciones se reparten por todas las provincias andaluzas y suponen el análisis de material vegetal presente en viveros (128) y sus alrededores (4), explotaciones (32) y parques y jardines (2). En Málaga se han realizado 50 actuaciones, 24 en Cádiz, 22 en Jaén, 19 en Córdoba, 17 en Almería, 15 en Sevilla, 10 en Granada y 9 en Huelva.

Prevención

La Junta de Andalucía impulsa desde 2014 medidas de vigilancia y prospección para impedir la entrada de la Xylella fastidiosa en la región entre las que se encuentran diversos controles de identificación, trazabilidad y documentación de especies sensibles, entre las que se encuentran el olivo, la vid, los cítricos y los frutales de hueso.

En cuanto al trabajo de contención y erradicación, la Consejería de Agricultura cuenta ya con un protocolo de actuación en caso de detectarse la presencia o sospecha fundada de su aparición en el territorio. En concordancia con lo establecido en la normativa comunitaria, las actuaciones previstas incluyen el establecimiento de una zona tampón con una anchura mínima de 10 kilómetros alrededor de la zona infestada, medidas de erradicación a través de tratamientos fitosanitarios para controlar los insectos vectores y la eliminación de todas las plantas huéspedes en un radio de 100 metros. Asimismo, se reforzaría la vigilancia y el control, con restricciones en el movimiento de material vegetal y la prohibición de plantación de especies huéspedes.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015