La Unió denuncia que aún se vendan naranjas sudafricanas en España

La organización agraria valenciana La UNIÓ de Llauradors denuncia una nueva presencia en los lineales de naranja procedente de Sudáfrica, concretamente se trata de la cadena de supermercados Alcampo donde indica en los carteles promocionales de la empresa ese origen.

La compra fue realizada en el supermercado Alcampo de Aldaia el pasado sábado y se trata de naranjas de la variedad Navel, categoría II y calibre 87-100 mm, que se venden a 0,48 euros/kg y cuyo origen según la gran cadena de distribución es Sudáfrica. En la tienda online de Alcampo no se especifica la procedencia de sus cítricos.

La UNIÓ vuelve a resultar que resulta totalmente ilógico en las fechas en las que nos encontramos la presencia de cítricos sudafricanos en los supermercados, desmonta todos los argumentos con los que se intentó justificar la presencia de naranjas en nuestros mercados cuando aquí no había y contrasta con la desastrosa campaña que sufren los productores de cítricos de la Comunitat Valenciana, con unos precios ruinosos y tremendas dificultades para dar salida comercial a su fruta.

La ampliación del periodo de importación de cítricos procedentes de Sudáfrica hasta el 30 de noviembre, con una progresiva disminución anual de los precios de entrada hasta su total desaparición en 2025, puede ser letal para la citricultura valenciana tal y como ha venido denunciando en repetidas ocasiones La UNIÓ.

Esa prórroga del período de importación supone la posibilidad de entrada de altos volúmenes de cítricos en los últimos días de esas nuevas fechas, de forma que provoquen la presencia de naranjas sudafricanas de lamentable calidad en los mercados hasta más allá de Navidad como se puede comprobar en Alcampo, con clara afección directa sobre nuestras producciones que se encuentran en estos momentos en el mejor momento organoléptico.

La posibilidad de entrada de naranjas procedentes de Sudáfrica durante un mes y medio más era, es y será, tal y como ha criticado La UNIÓ, una herramienta evidente de presión de los precios a la baja en origen en manos de los intermediarios.

La situación de la primera parte de la campaña citrícola ha sido un absoluto desastre para los productores y se ha agravado con la política comercial de ciertas cadenas de distribución comercial y el acuerdo con Sudáfrica como ha trasladado públicamente La UNIÓ en los últimos meses.

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015