La regularización de la variedad de mandarina Orri en España incrementa su control

A punto de completar su primera campaña de trabajo, Orri Running Committee (ORC) advierte que no existen planes para incrementar el cupo de árboles licenciados de esta variedad de mandarina en España y Por­tu­gal, fi­ja­do para sendos países en 1,3 millones de ár­bo­les.

Tras com­pletar con éxito la re­­gu­larización de las plantaciones de esta mandarina tardía exis­­tentes antes de marzo de 2013, ORC ha co­­men­zado a tra­bajar en la defensa de los intereses de sus más de 360 productores aso­cia­dos, inspeccionando las producciones y explotaciones de Orri para detectar explotaciones no regularizadas y colaborando con The Enforcement Organization, S.L., (TEO) en el inicio de las primeras acciones legales en defensa de los intereses de la antedicha variedad vegetal.

Las primeras acciones legales contra las personas que civil o penalmente sean responsables de una explotación irregular del mandarino “Orri”, se están llevando a cabo en la Región de Murcia y Andalucía, por ser éstas donde se localizan las fincas no regularizadas de mayor superficie y producción. Igualmente, se están investigando presuntas explotaciones ilegales en el resto de zonas citrícolas españolas, a los efectos de recabar evidencias para ejercer nuevas acciones legales a corto plazo.

Tales acciones se realizan después de cerrar durante 2015, como se avanzaba, un importante pro­ce­­so de regularización que supuso la incorporación al sistema de gestión y etiquetado, de­sa­rro­­­­­llado por ORC, de la producción repartida por las principales zonas ci­trí­co­­­las del país. Dada la juventud de muchas de estas plantaciones, se estima que la co­se­­­­­cha comercializada durante la temporada que ahora está acabando se sitúe en alrededor de 26.000 to­ne­­la­das, en pocos años ésta podría triplicarse y llegar a las 80.000 toneladas.

Las excepcionales ca­rac­te­rís­­ti­cas de es­­ta mandarina tardía y la filosofía empresarial de oferta controlada han permitido situar a Orri en el seg­men­­to premium, con precios récord tanto en origen (entre 0,8 y 1,1 euros/kg) como en des­­ti­no (3,6 eu­­ros de Precio Venta Público -PVP- medio). Tales cifras la consolidan como el cítrico pro­te­gi­do ‘es­tre­lla’ del mercado europeo, con cotizaciones que confirman su rentabilidad para todos los eslabones de la ca­­dena: con la incipiente producción actual se ha generado, de hecho, un volumen de negocio cer­ca­no a los 94 mi­llo­nes de euros que, cuando los árboles licenciados entren en plena producción en unos años po­dría ele­var­se  hasta los 240 millones.

Orri es una mandarina de origen israelí doblemente protegida tanto por las autoridades españolas co­mo por las comunitarias, desarrollada por el Instituto Volcani Center (Israel). Entre las características de este híbrido tardío ca­be des­tacar su facilidad de pelado (es easypeeler), su prácticamente nulo contenido en se­millas (es lowseed) y sus excelentes cualidades organolépticas, con un alto contenido en azúcares que le confieren su magnífico sa­bor ca­rac­terístico.

Además, presenta una piel muy resistente de color naranja intenso muy atrac­tivo, que le pro­por­ciona una excelente conservación tanto en el árbol como en postcosecha y en post­venta, con un pe­rio­do de recolección muy amplio, que se prolonga en el hemisferio norte entre enero y mayo, factores todos ellos que facilitan es­ca­lonar los envíos y planificar mejor las campañas en términos productivos y comerciales.

 

 

 

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015