La propuesta escocesa de establecer un precio mínimo al alcohol viola la normativa de la UE

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Yves Bot, ha realizado unas declaraciones afirmando que el establecimiento de un precio mínimo por unidad de alcohol propuesto por el Gobierno de Escocia es una medida ‘difícil de justificar’ que podría incluso ser percibida como discriminatoria y violar la normativa europea de competencia y libre comercio.

El letrado se ha pronunciado en estos términos en relación a la ley que el Gobierno escocés aprobó en 2012 por la cual se establece un precio mínimo unitario para la venta de bebidas alcohólicas en función del contenido de alcohol, que posteriormente quedó fijado en 0.50 £ (0,63 €) por unidad de alcohol (1 unidad = 8g de alcohol puro). El objetivo de la medida, que todavía no se ha implementado, es luchar contra el consumo abusivo o indebido de bebidas alcohólicas.

La medida provocó en su momento las dudas de 10 Estados miembros, entre ellos España, que trasladaron sus comentarios en contra del precio mínimo a la Comisión Europea. Al mismo tiempo, el Comité Europeo de Empresas de Vino (CEEV), al que pertenece la FEV, desafió la medida frente a los tribunales escoceses junto con la Asociación de Whisky Escocés y spiritsEUROPE.

Por su parte, la justicia escocesa solicitó a principios de año al Tribunal de Justicia de la UE una resolución preliminar sobre determinadas cuestiones relacionadas con la legislación europea. En paralelo, la FEV se puso en contacto con las autoridades nacionales pertinentes para trasladarles las objeciones del sector a la propuesta escocesa y comentarios sobre su incompatibilidad con la normativa europea.

Las palabras del abogado general se adelantan ahora al dictamen definitivo del Tribunal, previsto para principios de 2016, y previsiblemente influirán en la decisión de la corte. Para el procurador, la normativa de precio mínimo ‘sólo podría ser legal si el Gobierno escocés demostrase que ninguna otra medida sería tan eficaz para lograr sus objetivos de salud pública’.

‘Siento que, teniendo en cuenta el principio de proporcionalidad, es difícil justificar esta controvertida normativa, que me parece ser menos consistente y eficaz que otras posibles medidas e incluso podría ser percibida como discriminatoria’, ha señalado el letrado, según recogen los principales diarios del Reino Unido.

Al respecto, el secretario general del CEEV, Ignacio Sánchez Recarte, ha señalado que las palabras de Yves Bot suponen un importante paso en la batalla contra el precio mínimo unitario y confirman la creencia de la patronal europea de que esta medida es ilegal desde el punto de vista del Derecho de la UE.

Sin embargo, ha afirmado que las conclusiones del abogado no parecen hacer justicia a uno de los argumentos presentados por el CEEV y varios Estados miembros, según el cual la norma escocesa es contraria a los principios establecidos en la Organización Común de Mercados para los productos agrícolas (Reglamento de la OCM). En cualquier caso, la resolución definitiva no se conocerá hasta principios de 2016.

Desde el CEEV y la FEV se estima que las acciones para luchar contra los perjuicios ocasionados por el abuso de alcohol deben dirigirse hacia medidas de probada eficacia. En este sentido, el sector vitivinícola tiene el firme propósito de seguir promoviendo el consumo de vino responsable y moderado como una norma social y cultural a través de su programa ‘Wine in Moderation – Art de Vivre’, coordinado en España por la Federación Española del Vino.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015