La Organización Internacional de la Viña y el Vino prevé un 5% y 14,4 Mhl menos de producción mundial en 2016/17

La producción mundial de vino (excluidos zumos y mostos) se prevé que esté en la campaña 2016/17 entre 255 y 264 Mhl, con un punto promedio en 259,5 Mhl, lo que supone un descenso del 5% y de 14,4 millones en relación con la campaña anterior, según el informe de Coyuntura Vitivinícola Mundial presentado en París este 20 de octubre por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

En la Unión Europea, la producción de vino se estima en un promedio de 158,5 Mhl, con una significativa disminución de 7,7 Mhl en relación a la cosecha del pasado año (166,2 Mhl), debido al retroceso en dos  de los tres principales países productores, como Italia, que baja un 2%, hasta 49,8 Mhl y, sobre todo, Francia, que retrocede un 12%, hasta apenas 41,9 Mhl. Únicamente España, con unos 37,8 Mhl de vino, con un alza del 1%, progresa ligeramente.

Alemania y Portugal, con 8,4 y 5,6 Mhl, descienden también un 4% y un 20%, respectivamente, mientras que Rumania (4,8 Mhl), tras dos malas cosechas anteriores, y Grecia (2,6 Mhl) registran aumentos sobre 2015 del 37% y del 2%, respectivamente. Bulgaria, con 1,3 Mhl alcanza un nivel normal de acuerdo con su potencial productivo, mientras que en otros países productores, como Austria y Hungría, las previsiones para la actual campaña son de 1,8 y 2,7 Mhl, con descensos del 21% y del 6%, respectivamente.

Fuera de la UE, los principales países productores terceros registran un año más un retroceso en relación a las elevadas elaboraciones de 2013 y 2014. No obstante, en Estados Unidos, la previsión es de 22,5 Mhl de vino, un 2% más que en 2015. En cambio, en los tres principales países de América del Sur se registran descensos por el impactos climáticos de signo adverso: Argentina baja un 35%, con 8,8 Mhl vinificados; Chile desciende un 21%, hasta los 10,1 Mhl, cerca de la de 2014 (10,5 Mhl y bastante por debajo de la del pasado año (12,9 Mhl), mientras que Brasil logra apenas 1,4 Mhl, una producción muy escasa, inferior en un 50% a la de 2015 (2,8 Mhl).

Otro de los grandes países productores, Sudáfrica, rebaja también su producción un 19% sobre el pasado año, hasta apenas 9,1 Mhl.

En Oceanía, la producción australiana se evalúa en 12,5 Mhl, según el  OIV, un 5% más que en 2015, mientras que la de Nueva Zelanda se acerca al récord de 3,2 Mhl de 2014,  creciendo un 34% más que el pasado año, hasta 3,1 millones.

Por último,  la  OIV, a pesar de no disponer a estas alturas del año de datos consolidados sobre el nivel de consumo de los diferentes mercados, se atreve a proyectar un intervalo de entre 239,7 Mhl (escenario negativo desde la crisis económica mundial de 2008) y 246,6 Mhl (escenario positivo del consumo mundial desde el año 2000), con un punto promedio de 243,2 millones de hectolitros.


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015