La menor oferta de aceite de oliva enfrenta a la cadena de valor

El sector oléicola está de nuevo en la encrucijada en esta campaña, debido a que productores y envasadores consideran que la escasa oferta disponible de aceite de oliva y la consiguiente subida de precios de venta en origen deberían repercutirse en mayor o menor medida en los PVP al consumidor. La distribución sin embargo, insiste en vender este producto como ‘gancho’ o ‘reclamo’, incluso aunque le suponga perder dinero.
Alfredo López. Redacción Vida Rural.

La campaña de comercialización de aceite de oliva 2014/15 ha entrado en una fase de ebullición plena, a los cuatro meses de su inicio el pasado 1 de octubre. Esto se ha debido, principalmente, al temor de que no haya suficientemente oferta para atender la demanda del mercado y al hecho de que los precios de venta al consumidor (PVP) no reflejan, e incluso son inferiores en algunos casos, a los precios de venta desde origen salida almazara, lo que ha causado cierta tensión entre los eslabones de la cadena de valor en estos dos últimos meses.

La primera consecuencia es la que hace referencia a posibles especulaciones y sospechas sobre la verdadera calidad comercial de determinados aceites de oliva virgen y extra virgen, así como a denuncias contra algunas cadenas de distribución minorista sobre la práctica de “venta a pérdida” (venta por debajo de costes de producción) y al uso de este alimento en los lineales como producto “reclamo” y con ofertas en muchos casos inferiores al precio de venta en origen para atraer a los consumidores a otras compras.

 


Los ficheros adjuntos son visibles únicamente para usuarios registrados. Pulsa aquí para registrarte.

Noticias relacionadas

Copyright ©Eumedia,S.A. 2015